Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Mozart

El ultimo concierto para piano

El ultimo concierto para piano

Quienes escriben sobre Mozart se inclinan a caracterizar el K. 595 como un concierto de despedida. Alfred Einstein, por ejemplo, lo llama su "confesión... de que la vida había perdido atractivo para él". Einstein también menciona un "ánimo de resignación" y "las profundidades de la tristeza" y cree que la música del final de "jovialidad resignada... proviene de saber que esa es la última primavera"...







El ultimo concierto para piano de Mozart fue terminado el 5 de enero de 1791. Se estrenó el 4 de marzo del mismo año en Viena.

Aunque la historia a menudo repetida de que Mozart murió en la pobreza es una exageración, es verdad que su popularidad y por lo tanto su capacidad para ganarse la vida menguaron de modo sostenido durante sus últimos años. Si bien compuso doce conciertos para piano entre el 9 de febrero de 1784 y el 4 de diciembre de 1786, sólo escribió dos más en sus restantes cinco años de vida. Estaba perdiendo su público. La gente estaba cada vez menos dispuesta a pagar para oír a Mozart interpretar un nuevo concierto para piano. En la época de su última producción en este género, el K. 595 en Si bemol, ya no podía afrontar dar un concierto entero por su cuenta. El último concierto para piano debió ser estrenado en una "academia" dada por el clarinetista Joseph Báhr. En un anuncio del concierto, a Mozart se le da el último lugar, después de Báhr y de un cantante.

Quienes escriben sobre Mozart se inclinan a caracterizar el K. 595 como un concierto de despedida. Alfred Einstein, por ejemplo, lo llama su "confesión... de que la vida había perdido atractivo para él". Einstein también menciona un "ánimo de resignación" y "las profundidades de la tristeza" y cree que la música del final de "jovialidad resignada... proviene de saber que esa es la última primavera". El biógrafo Hugh Ottoway describe "una velada tristeza que está enmascarada como alegría". Sin negar las cualidades otoñales de esta música, uno no puede dejar de preguntarse cómo habrían interpretado los comentaristas de nuestros días el K. 595 si la salud de Mozart hubiera mejorado, si hubiera vivido otros cuarenta o cincuenta años, si hubiera compuesto otras dos docenas de conciertos para piano.

¿Qué es lo que da al concierto su aura especial? Después de todo, está en Si bemol mayor, sin siquiera un movimiento lento en modo menor. Sin embargo, la mordacidad es inconfundible. El primer movimiento fija el tono con sus ondulaciones de cuerdas en la apertura, que preceden por un compás el tema principal. Este comienzo es inhabitual en Mozart; la única otra obra en mayor suya que se inicia de tal manera es la Sinfonía en Sol menor, K. 550. Una vez que la música comienza con esta nota de inquietud, la intensidad se alterna repetidamente con la belleza. Es de observar, por ejemplo, cómo el nostálgico tema de la apertura es interrumpido dos veces por breves fanfarrias de los vientos. Los pasajes más felices son convencionales, casi impersonales: fanfarrias, arpegios y escalas rápidas por encima de las armonías simples. Esta música objetiva se ve permantentemente suplantada por una música más personal, caracterizada por las modulaciones distantes, las excursiones a menor, el cromatismo intenso y las discontinuidades.

El movimiento lento exhibe una cualidad peculiar de las últimas obras de Mozart: la simplicidad (el Concierto para Clarinete es otro ejemplo principal de esto). El de Mozart es un arte sofisticado y la aparente simplicidad está verdaderamente basada en una sutileza considerable. El compositor ya no deseaba usar su habilidad artística de modo virtuoso, tal como lo hizo en el contrapunto de cinco partes de la Sinfonía Júpiter o en muchas fugas de sus primeras obras. Aquí la superficie es de apariencia directa y sin esfuerzo, los contrastes están minimizados. Pero la música tiene profundidad interior precisamente por la capacidad artística sofisticada que siempre permanece medio oculta.
El tema del rondó le gustaba tanto a Mozart que lo usó en otra composición, la canción Sehnsucht nach dem Friihlinge ("Añorando la Primavera"), compuesta unos pocos días después del concierto. El último movimiento tiene muchas de las cualidades de los primeros dos. Incluye dos cadenzas, ambas escritas completamente por Mozart.
Más Notas
Cosi fan tutte
1788 - 1789
Don Giovanni
Triunfo en Praga y la muerte de Leopoldo
Las bodas de Fígaro

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 32

  • Concierto para piano Nº 2

    Camille Saint Saens

  • Concierto para piano Nº 3

    Allegro ma non tanto

  • Años de peregrinaje

    Franz Liszt

  • La Boheme (Acto primero)

    Giacomo Puccini

  • Último día de Mozart

    Biografía

  • Sueño de una noche de verano

    Overture

  • Las cuatro estaciones

    Antonio Vivaldi

Intérpretes

Poetas

Homero Expósito

Homero Expósito

El más original, el más importante y el más representativo de los poetas del tango, a partir de la brillante generación del cuarenta. Orientó Homero Expósito su inventiva literaria consagrada a la canción popular, en la confluencia de dos actitudes poéticas temperamentalmente opuestas, pero igualmente admirables: el romanticismo nostálgico y evocativo de Homero Manzi, y el grotesco dramatismo sarcástico de Enrique Santos Discépolo. De tan sutil combinación estilística y temática sin proponérselo, logró Expósito definir una novedosa y originalísima modalidad de interpretación para la letra del tango.

Poetas

Cátulo Castillo

Cátulo Castillo

Cátulo Castillo recorrió con sus letras los temas que siempre obsesionaron al tango: la dolorosa nostalgia por lo perdido, los sufrimientos del amor y la degradación de la vida. No tuvo en cambio espacio para el humor ni para el trazo despreocupado, y tampoco para el énfasis rítmico de la milonga. La palabra "último" figura en varios de sus títulos, como dando testimonio de ese desfile de adioses que atraviesa sus letras, donde hay siempre compasión por quienes padecen y un frecuente recurso al alcohol como fuga.

Músicos

Mariano Mores

Mariano Mores

Músico, compositor y director. Mariano Mores nació en el barrio de San Telmo el 18 de febrero de 1918. Es sin duda un artista exitoso, y esto nunca estuvo en discusión. Su arte transitó cómodamente por todos los medios de difusión existentes: discos, radio, teatro, televisión y hasta el séptimo arte, el cine. Tuvo inspiración y también inteligencia para musicalizar letras de los más grandes e indiscutibles poetas que dio el tango. Es, a nuestro entender, lo mejor de su música los tangos que compuso con Enrique Santos Discépolo: "Cafetín de Buenos Aires" y "Uno".

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis