Jueves, 20 de Julio de 2017

Mozart

Cosi fan tutte

Cosi fan tutte

En Cosí fan tutte, Lorenzo Da Ponte, de nuevo colaborador de Mozart, fue mucho más libre, porque no partió de una obra teatral, sino de algo que, al parecer, había ocurrido en la esfera de la alta sociedad vienesa. Instigados por un solterón, dos jóvenes deciden probar la fidelidad de sus prometidas, disfrazándose y cambiando de pareja. En el espacio de un día y al precio de una apuesta se prueba la inconstancia de las jóvenes.








Si se trataba de entretener al emperador, enfermo ya, con una ópera bufa, aquí hay, desde luego, algunas apariencias del teatro a la moda; los dos jóvenes se presentan disfrazados con exóticos trajes orientales, la criada de las novias se viste de médico y de notario, es decir, encarna los dos viejos de la comedia del arte que aparecen en todas las óperas bufas, además de hacer su propio oficio de soubrette avispada, y por fin hay una boda interrumpida y recompuesta para que todo acabe como es debido.

Ahí terminan las coincidencias con el teatro al uso. La trama es de una simplicidad manifiesta, frente a la abundancia de peripecias del teatro bufo, y es además de una simetría calculada. Las seis figuras que aparecen en escena como en el copete de un reloj de consola, se entrelazan en un juego continuo de combinaciones que debió divertir a Mozart, tan aficionado a los juegos matemáticos. Para empezar, las jóvenes son hermanas, ellas con la criada Despina y los galanes con su amigo Don Alfonso representan las posiciones iniciales, y Don Alfonso y Despina los pares «nones»: «A una chiquilla, un viejo como vos no le sirve para nada».

El Cosí es una ópera de conjuntos, y eso hace que formalmente se distancie aún más que Las bodas de la ópera bufa. Pero no es eso sólo, todo el ir y venir del teatro cómico italiano, el «imbroglio», parodia de los afanes humanos, y todas sus figuras haciendo aspavientos y sintiendo muy poco de esos afanes, se transforman en el Cosí en todo lo contrario: sobre una trama tan escueta y artificial, tan teatral, que no nos permite reconocer en ella acciones auténticamente humanas, escuchamos con sorpresa los latidos que la música pone en el interior de aquellas figuras, sinceras incluso cuando, como en el quinteto de la despedida, se mezclan las auténticas lágrimas de Dorabella y Fiordiligi, el cinismo de Don Alfonso y los adioses de los galanes, falsos sólo en parte, porque no es la guerra ni la ausencia lo que los separa, sino algo aún más peligroso. Aunque no quisiéramos dejarnos convencer por una historia que parece hecha para acompañarnos tan sólo el tiempo que dura la representación, nada menos que probar la lealtad o la fragilidad de las mujeres en el tiempo que marca apenas el vuelco de un reloj de arena, debemos contar con que Mozart solía proponerse tareas aún más difíciles, como dibujar el retrato de una joven en un movimiento de sonata, y no iba a dejar pasar la ocasión, en un escenario, de crear figuras vivas.

El siglo pasado no supo comprender esta obra, los que no ríen nunca esgrimían argumentos éticos, en el colmo de lo absurdo se intentó «dignificar» la música de Mozart trasvasándola a la acción de La dama duende de Calderón. Los juicios de Beethoven y de Wagner nos hacen sonreír, ahora sabemos que el mal genio no es el genio, cierto que influyeron en que Cosi fan tutte fuera comprendida mucho más tarde que las otras óperas mozartianas, pero de eso sólo queda ya el recuerdo.

El 26 de enero de 1790 se produjo su estreno en el teatro de la corte con un éxito moderado; no hubiese sido posible en ningún caso mejor suerte para la ópera, porque el 20 de febrero murió el emperador José II y se cerraron todos los teatros de Viena.
Al llegar al trono Leopoldo II se mueven algunas cosas en el ámbito musical de la corte: Da Ponte es despedido y Salieri se retira de su cargo de director de la ópera. El puesto que ocupa Mozart no peligra, precisamente por su insignificancia, pero sus pretensiones de ascender al de segundo director de orquesta, ni siquiera merecen una respuesta del emperador.

Mozart sólo conserva dos discípulos, y ante las reiteradas peticiones de préstamo, su amigo Puchberg le recomienda hacer todo lo posible por conseguir más lecciones. El 16 de noviembre del año anterior, antes de empezar a componer Cosí, había muerto, una hora después de nacer, Ana María, su sexto hijo, y los quebrantos de salud de Constanza acaban tarde o temprano en Badén con el consiguiente gasto.

Utilice esta guía para recorrer la vida de Mozart de manera cronológica.
Entrega siguiente: 1790.
Entrega anterior: 1788 - 1789.
Bibliografía: Mozart de Rafael Pérez Sierra

Más Notas
1788 - 1789
Don Giovanni
Triunfo en Praga y la muerte de Leopoldo
Las bodas de Fígaro
Conciertos para piano

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Dammi i colori... Recondita armonia

    Mario del Monaco (Mario Cavaradossi)

  • Che gelida manina

    Luciano Pavarotti (Rodolfo)

  • Otello

    Giuseppe Verdi

  • Fini... me lassa!... Vieni fra queste braccia

    Juan Diego Flórez (Arturo)

  • Danza macabra

    Camille Saint Saens

  • Concierto para piano Nº 3

    Allegro ma non tanto

  • Preludio a la siesta de un fauno

    Claude Debussy

  • El caballero de la rosa

    Richard Strauss

Intérpretes

Músicos

Atilio Stampone

Atilio Stampone

Gran pianista, arreglador, director y compositor, que une a su técnica interpretativa la sensibilidad de aquellos elegidos para elaborar una música superior. Con él es posible rememorar climas propuestos por los más grandes creadores del tango que lo antecedieron. A veces es Di Sarli, otras veces De Caro y Fresedo. Como pianista y arreglador, tuvo la influencia de sus contemporáneos Horacio Salgán y, fundamentalmente, de Astor Piazzolla, con quien actuó como pianista en la orquesta de 1946. En su obra de compositor se destacan: "Afiches", "Con pan y cebolla", "De Homero a Homero" y "Desencanto", entre otros.

Músicos

Aníbal Troilo

Aníbal Troilo

En estilo diferente pero en proyección semejante a la de Carlos Gardel, ha sido la figura más representativa del tango en la integral estimación de sus valores artísticos y humanos. Su obra involucró a la vez una latitud enteramente original de arte cuyas distintas dimensiones le han distinguido en conjunto, entre los mayores talentos musicales surgidos en el río de la Plata. Se combinaron en su personalidad de director, acaso de la más armoniosa manera que conoce el tango, las dotes del caudillo, las aptitudes del concertador y la naturaleza del estilista genuino.

Voces

Alfredo Belusi

Alfredo Belusi

Tenía la pinta de un malevo imaginado por Jorge L. Borges. La de un compadre de los viejos tiempos, de aquellos que solían transitar entre el campo y los arrabales de la ciudad, silenciosos y distantes, que solamente respondían ante una provocación. Aunque el suyo fue un caso particular, sólo el tango lo llevaba a la acción. Y fue el más violento de todos, porque los títulos que engrosaron su repertorio fueron desafíos que confrontó hasta sangrar, todos elegidos para tal efecto, salvo algunas licencias como para aliviar tensiones.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis