Jueves, 21 de Agosto de 2014

Críticas

Un rescate de gran factura

Un rescate de gran factura

Por Alejandro Villarreal - En la historia de la música se ha asistido en incontables oportunidades al olvido de los creadores y sus obras, solo mencionar el que sufrió Johann Sebastian Bach a partir de su muerte y que varios años después rescatara el genial músico alemán Félix Mendelssohn, quien desempolvó del olvido la "Pasión según San Mateo" y la interpretó, iniciando una senda que acabaría con el reconocimiento, redescubrimiento y acercamiento de la música del genio al resto del mundo. Si Bach fue olvidado porque otros no, sobre todo si fueron contemporáneos de grandes maestros y crecieron a la sombra de éstos. Es el caso de Saverio Mercadante, nacido en el año 1795 en Altamura y considerado uno de los principales exponentes de la escuela napolitana del siglo XIX.







En la Italia decimónica todo compositor debía crear óperas para poder aspirar a tener fama y riquezas, todos los alumnos que egresaban del conservatorio tenían como principal propósito triunfar en la ópera como Rossini. Aquí nos encontramos con uno de los principales compositores del siglo XIX y el gran responsable de que muchos contemporáneos no hayan asomado a la superficie de la fama, que se entienda que en esa época muchos compositores lograban vivir de sus óperas pero Rossini eclipsaba cualquier atisbo de proyección temporal. Gioacchino Rossini marcaba el paso a seguir, su éxito fue de tal magnitud que los compositores de su época debían trabajar según los designios de la música rossiniana. Giovani Pacini, contemporáneo de Mercadante y asistente de Rossini, recuerda en su autobiografía: …"Séame permitido observar que cuantos eran entonces mis coetáneos, todos seguían la misma escuela, las mismas maneras y en consecuencia eran imitadores, a la par de mí, del Astro Rey (Rossini). Pero ¡Dios mío! ¿Cómo hacer algo distinto si no había otra manera de sobrevivir"… Rotunda declaración de Pacini que no deja lugar a dudas sobre lo que sucedía en la primera mitad del siglo XIX en la Italia de Rossini. Luego vendría el reinado de Verdi, pero esa es otra historia. Además no podemos dejar de lado, para desgracia de Mercadante, a dos compositores que sí crecieron y triunfaron a la par de Rossini, como si con éste no fuese poco también estaban activos y triunfantes en la escena operística dos amigos de Mercadante: Vincenzo Bellini y Gaetano Donizetti. Una trilogía que echaba por tierra toda aspiración creativa y exitosa, más allá del virtuosismo de cualquier compositor. Rossini, Bellini y Donizetti: un Triunvirato que gobernó indiscutible pero a la vez tiránicamente la composición musical de la primera mitad del siglo XIX en Italia, con todo lo que eso significaba.

Saverio Mercadante, fue un gran compositor con mucha facilidad para el melodismo y de refinado cuidado estético. Su obra debe dividirse en dos partes bien marcadas,  la primera se extiende entre los años 1819 y 1830: sus composiciones nacen como una interesante variante de la música de Rossini, recibiéndose de reconocido compositor con el estreno de "Elisa e Claudio" en la Scala de Milán en el año 1821. Toda esta etapa de su carrera profesional seguía los designios rossinianos: cavaletas por doquier, crescendos interminables, repeticiones melódicas, poco dramatismo y mucha riqueza orquestal. En este período Mercadante compone en 1826 “I due Figaro” por encargo del Teatro Príncipe de Madrid, una ópera buffa que presentó en el andar de la presente temporada lírica, generando varios hechos a destacar, el Teatro Colón de Buenos Aires y que hoy nos sirve de haz de luz para recordar y por sobretodo rescatar a un compositor de grandes y refinados dotes melódicos que fundamentó especialmente en su segundo período creativo. En 1830 Mercadante comienza una revolución en su música: abandona las cavaletas, retira los crescendos y centra su música en el dramatismo y en una orquestación rica eliminando las largas cadenzas. Mercadante ya no busca el impacto inmediato de Rossini, finalmente encuentra su lugar más allá de las modas en la serenidad del melodrama romántico. Hizo grandes aportes desde esta nueva visión musical, obras maestras como “Il Bravo” e “Il giuramento” así lo testimonian. Su estructura operística, los estilos melódicos y orquestación contribuyeron en gran forma a los fundamentos sobre los que Giuseppe Verdi construyó su técnica dramática. Es por todo esto que es de gran importancia asistir a un rescate de Saverio Mercadante, su obra merece ser llevada de manera constante a los distintos escenarios líricos y que el gran público de este tiempo pueda conocer a un músico esencial en la historia de este arte y sacar así sus propias conclusiones.

La actualidad nos encuentra en un proceso de rescate de la obra de Mercadante a partir de la partitura de "I due Figaro", desempolvada recientemente en la Biblioteca Histórica Municipal de Madrid por los musicólogos Víctor Sánchez y Paolo Cascio. A ellos se sumo el maestro Riccardo Muti quien llevaba cinco años recuperando obras de autores napolitanos, cuando Muti reviso la partitura se dio cuenta del valor de la misma. El rescate encuentra en Muti la llave que abre las puertas de los teatros del mundo y así comienza el raid que lleva a "I due Figaro" a Salzburgo, Madrid y Buenos Aires. Como una compañía típica de ópera, Riccardo Muti viaja con un aceitado y uniforme equipo que no posee fisuras. Sin dejar detalle librado al azar "I due Figaro" es una joya en pleno vuelo creativo. Mercadante nunca hubiese imaginado para esta obra a semejante elenco de voces, plena riqueza musical desde la orquesta, una puesta en manos del reconocido Emilo Sagi que resulta brillante y todo dirigido por uno de los grandes maestros de nuestro tiempo, Riccardo Muti.

Comentaba que esta puesta en el Teatro Colón dejaba tras de sí muchos hechos por destacar y quizá el principal sea la presencia de Riccardo Muti dirigiendo ópera por primera vez en Argentina. El segundo hecho pero no por eso menor es el estreno nacional de "I due Figaro"; y el tercer hecho, consecuencia del primero es el elenco de voces. La joven soprano italiana Eleonora Buratto fue quien, sin contar al maestro Muti, se llevó la mayor ovación de Buenos Aires. Buratto compuso una Susana de gran color vocal, su timbre seguro y sus grandes dotes de coloratura la llevaron por caminos impecables, nadie puede poner en tela de juicio lo logrado por Buratto en el ámbito vocal, a esto debemos sumarle su frescura y ductilidad en la actuación. Brillante Buratto como también lo fue el tenor Saimir Pirgu, su rol como Almaviva no tuvo grises. Un gran entretejido vocal en su vena completando con magistrales fraseos y gran tesitura. Un verdadero tenor ligero debe tener elasticidad y fineza en la voz y Pirgu supera con creces todo posible obstáculo. Un equipo joven, muy seguro y completamente entregado al espectáculo recorre el mundo con este "I due Figaro", la obra que Mercadante compuso en España y que significa una continuidad de "El Barbero de Sevilla" de Rossini y "Las Bodas de Fígaro" de Mozart, claro está que esta continuidad es en la trama. Los personajes se repiten y la acción transcurre 15 años después de la boda de Fígaro pero en lo musical nos encontramos muy apegados a Rossini y a distancia de Mozart. Mercadante es un músico completo, su obra operística reúne 59 títulos que van desde Rossini a Verdi, con un estilo que lo encuentra en su etapa madura cercano a Bellini y Donizetti y alcanzando en su final a Verdi.

Acertadísima decisión del Teatro Colón de Buenos Aires de incluir en la presente temporada "I due Figaro" de Saverio Mercadante. Estreno nacional, primera vez de Riccardo Muti dirigiendo ópera en nuestro país y un espectáculo sin grietas. Voces de gran factura en lo individual, magníficas escenas corales, excelente puesta en escena, iluminación, vestimenta y un maestro como Muti que dirige exaltando las formas musicales, con el nadie puede permanecer pasivo ante lo que se escucha. Es un orgullo ser parte del revaloramiento de un compositor perdido, solo un grupo de profesionales como estos puede llevar adelante semejante epopeya... sacar del olvido de casi 200 años una ópera de un compositor casi desconocido en nuestro tiempo. Hoy podemos afirmar que Mercadante podría ser Rossini o Bellini y quizá hablaríamos del rescate de una ópera llamada "El Barbero de Sevilla" de un tal Rossini, el tiempo con su cruel andar siempre hace justicia. Mercadante nació en un tiempo difícil para ser lo que fue, de hechos así vive el mundo del arte: grandes genios que opacan a otros tantos. Hoy podemos revalorizar a Saverio Mercadante en su justa medida. "I due Figaro" debe ser la piedra de toque que lleve a los teatros del mundo a presentar y rescatar del olvido su gran catálogo de composiciones líricas.

Alejandro Cesar Villarreal
Director de hagaselamusica.com

 
  • Un rescate de gran factura
  • Un rescate de gran factura
  • Un rescate de gran factura
  • Un rescate de gran factura
Más Notas
"La Cenerentola" en el Teatro Colón
"Cavalleria Rusticana" en Mar del Plata, solo buenas intenciones
"El rapto en el serrallo" en el Teatro Avenida, una selección de grandes voces
"Erwartung" y "Hagith" en el Teatro Colón
"Edipo" en el Teatro Colón, una gran interpretación de Andrew Schroeder

Ver Historial




Breves

  • 22 de agosto de 1862: nace el compositor francés Calude Debussy. Puso en marcha un nuevo concepto de la música, liberada de las ataduras relacionadas con la tonalidad. Su obra devela tintes modernistas, simbolistas y de otras influencias como las étnicas, que encontraban su auge a finales del siglo 19, aunque su obra suele vincularse al impresionismo.

  • 18 de agosto de 1750: nace Antonio Salieri, compositor italiano. Pasó la mayor parte de su vida en la Corte Imperial de Viena. Su filosofía artística se resume en el título de una de sus óperas célebres: Primero la música y luego las palabras.

  • 10 de agosto de 1865: nace Alexander Glazunov. De origen ruso, fue compositor, director de orquesta y pedagogo. Su estilo representó el nacionalismo ruso de la escuela de Rimski-Korsakov. Sus dotes musicales surgieron en la adolescencia, consiguiendo que el propio Liszt estrenara una sinfonía suya en Weimar.

  • 09 de agosto de 1919: fallece Ruggero Leoncavallo, compositor italiano. Su ópera "Pagliacci" de 1892 le aseguró un lugar en el mundo de la música. Por desgracia, al igual que Pietro Mascagni con su "Cavalleria Rusticana", nunca logró otro éxito igual.

  • 02 de agosto de 1945: muere Pietro Mascagni. Compositor de origen italiano reconocido por sus óperas pero caído en desgracia en sus últimos días por su apoyo al fascismo. Se lo consideró iniciador del verismo, una tendencia a reflejar temas naturalistas y abandonar los dramas históricos que encontraría otras plumas notables como Leoncavallo y Puccini en la ópera italiana. Con ellos mantuvo una fuerte disputa. Creador de 14 óperas y otras composiciones, se lo conoció casi exclusivamente por Cavalleria Rusticana, la ópera fue tan exitosa que la ciudad donde residía realizó desfiles en su honor.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 19

  • Fini... me lassa!... Vieni fra queste braccia

    Juan Diego Flórez (Arturo)

  • Así hablaba Zarathustra

    Richard Strauss

  • Cuadros de una exposición

    Modest Mussorgsky

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 5 - 03 de octubre de 2010

  • Sinfonía Nº 9

    Anton Bruckner

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 7

  • Sinfonía Nº 1 "Clásica"

    Sergei Prokofiev

Intérpretes

Músicos

Eduardo Arólas

Eduardo Arólas

Nació el 25 de febrero de 1892 en el barrio porteño de Barracas, hijo de un matrimonio de inmigrantes franceses analfabetos, y su verdadero nombre era Lorenzo Aróla, pero los muchos admiradores de su virtuosismo prefirieron siempre llamarlo El Rey o el Tigre del bandoneón. A su inventiva de ejecutante se le atribuye una multitud de novedades: el rezongo, el fraseo, los ligados.

Músicos

José Libertella

José Libertella

Los que disfrutaron de su música sobre el escenario lo recordarán, seguramente, con esa pasión que ponía cada vez que acomodaba el paño sobre sus rodillas, tomaba el instrumento y cumplía con el ritual de la función. Y quizá como ese hombre apasionado al que le saltaba la tanada ajustando cada detalle, preocupado porque el sonido o las luces no eran los óptimos. José Libertella nació en Calvera, Italia, su padre Juan construía tejas y trabajaba la tierra, fue el primero en emigrar a la Argentina. José lo siguió el 7 de junio de 1934, tenía once meses, viajó en el buque Principessa María en brazos de su madre.

Voces

Aldo Campoamor

Aldo Campoamor

Aldo Campoamor cantó en las orquestas de Horacio Pettorossi, en Radio Prieto, junto a la cancionista Susana Ortiz, la de Ricardo Malerba y con Federico Scorticati, con quien realizó una gira por Brasil. En 1938 viajó a Francia con Rafael Canaro. En 1939 se incorporó a Radio El Mundo donde actuó por varios años acompañado por guitarras, habitualmente por las de Edmundo Zaldívar y también, por la orquesta de la emisora. Allí permaneció hasta ser requerido por Astor Piazzolla junto al cantor Héctor Insúa.

Bs. As., 17/08/14

El fueye de Walter Ríos rindió su homenaje a Aníbal Troilo

La figura de Aníbal Troilo -en el año de su centenario- tuvo su homenaje en el Festival y Mundial de Tango de Buenos Aires y, con el fueye de Walter Ríos como bastonero, consiguió trascender la obviedad de un encuentro marcado por una obligación del calendario.

Barcelona, 10/08/14

Barcelona margina el monumento a Carlos Gardel

Barcelona, la ciudad en la que debutó Carlos Gardel y a la que inoculó una fiebre del tango insólita y aún vigente, le rinde actualmente un lastimoso homenaje. El rey del tango tiene un único monumento en la vía pública barcelonesa: un austero monolito de piedra en un extremo de los pequeños jardines Marcos Redondo, en el Eixample.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis