Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Criticas

"La forza del destino" en el Teatro Colón

"La forza del destino" en el Teatro Colón

En el correlato de la actual temporada lírica del Teatro Colón de Buenos Aires se presentó "La forza del destino" de Giuseppe Verdi. Con una muy buena presencia de voces, gran delineamiento de las formas desde lo orquestal y una puesta en escena brillante y ambiciosa, se llevó adelante el regreso de esta obra después de 27 años de ausencia en el coliseo argentino.








Una vez terminada la función de "La forza del destino" no pude dejar de cotejar la puesta con "La Bohéme" de mayo de 2010, obra que engalanó la reapertura del teatro después del cierre que todos conocemos. La comparación entre dos óperas tan disímiles encuentra una razón en la puesta en escena, aun así son tan distantes los escenarios y temáticas entre ambas que cualquiera podría aseverar que no hay paralelismos posibles, pues bien la respuesta tiene como resultado un nombre: Hugo de Ana. Un artista que crea estela, un director atento a los mínimos detalles y con un estilo que puede percibirse en cada una de sus obras. Hugo de Ana es hoy uno de los realizadores argentinos más reconocidos de la actual escena lírica europea. Nacido en Buenos Aires, se graduó en la Escuela de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova como Profesor en Artes Visuales y Diseño de Indumentaria para Cine y TV. Hay que decir que esto último es una marca registrada en Hugo de Ana, el vestuario de sus obras es de un lineamiento claro y directo, ampuloso y real que se suma principalmente a su visión de crear una puesta cinematográfica en vivo, con verdaderas fotografías que toman vida hasta que vuelven a su estado rígido. Entre esos efectos transcurre la ópera. Verdaderas creaciones de gran sutileza y excelente uso de la iluminación. De Ana trabaja mucho y de manera muy efectiva con el segundo plano, esto genera una división de fondos, cercanías y lejanías entre los protagonistas y las masas. La disposición de cierta inclinación en el suelo del escenario también es de gran efectividad porque brinda un panorama completo de lo que allí ocurre, en un viaje desde la butaca al escenario nuestra visión es mas amplia y diversa. Con solo levantarse el telón recordé a aquella "Bohéme" de 2010 y esto no es casual: vestimenta, iluminación, disposición del escenario, distinción de los detalles y el uso del primer plano cinematográfico fueron los causales de mi reminiscencia. Estábamos frente a una nueva puesta de un artista que genera escuela: Hugo de Ana.

La obertura de "La forza del destino" es una extensa y dramática introducción a la ópera, en este caso la misma fue utilizada como una especie de "intermezzo" entre el acto I y el acto II. En una clara decisión por dar agilidad al transcurso de la representación, los teatros líricos toman en la actualidad decisiones de este tipo para dar dinamismo y acortar los tiempos. El director musical italiano Renato Palumbo tuvo a cargo la dirección de la Orquesta Estable del Teatro Colón. Palumbo, quien debutó como director a los diecinueve años con "Il trovatore", es un especialista verdiano que guarda un respeto absoluto por la partitura. Su desarrollo de "La forza del destino" fue de gran rigor sin dejar de mostrar sentimiento cuando el drama lo exigía. En sus manos la orquesta sonó correcta, dinámica y más allá de algún destiempo con los cantantes, la música ofrecida fue de gran dimensión.

"La forza del destino" se encuentra en el camino entre el Verdi de la belleza vocal y el del dramatismo y la veracidad de la expresión. En esta obra Verdi continua seducido por el principio de la belleza vocal sin restar vena dramática a "La forza...", todo lo contrario. El contraste entre Carlos y Álvaro sumado al odio entre ambos tiene un poderoso efecto, al igual que las escenas de masas. Aparecen algunas construcciones con forma de Leitmotiv, una especie de "motivo fatal" recorre toda la obra desde la obertura; la música posee un gran aliento y llega cada vez a nuevas culminaciones. "La forza del destino" es una gran ópera desde el punto de vista del canto, que es digno del esfuerzo de los buenos cantantes: del tenor lírico Álvaro interpretado en esta puesta del Teatro Colón por el ruso Mikhail Agafonov, del barítono heroico Carlos en la voz de Luca Salsi y de la soprano Leonora en la voz de Dimitra Theodossiou. La soprano griega llevó adelante una gran actuación que fue creciendo hasta llegar a un punto de sublime desarrollo en el acto final, su interpretación de "Pace, pace mio dio" cosechó la mayor ovación de la noche. Theodossiou, de excelente dicción, nos dejo una gran impresión con su voz bien proyectada y un bonito timbre. Por su parte el tenor Mikhail Agafonov creó un muy convincente Don Álvaro, admirable actuación y un desarrollo no constante en la voz pero con excelentes agudos. Agafonov, de muy buen timbre, cumplió satisfactoriamente con una de las partituras más complejas para tenor de Verdi. Enfrente de Don Álvaro encontramos a Don Carlos, el hermano de Leonora, que busca venganza por la muerte de su padre representado por el barítono italiano Luca Salsi, un registro de tipo heroico que encontró en Salsi "con grata sorpresa" una brillante actuación, gran potencia y estabilidad de la voz. Fue notable el dúo de Salsi con Agafonov del tercer acto, una combinación poco común de tenor-barítono, donde Don Álvaro y Don Carlos se juran fidelidad hasta la muerte.

Verdi encuentra sonidos particularmente conmovedores para la paz de los monjes y la vida en el convento; en contraste, crea también una escena de gran comicidad con el personaje del fray Melitone interpretado con mucha gracia pero con inestabilidad en las notas bajas por el barítono argentino Luís Gaeta. No se deben subestimar de ningún modo las voces de segunda fila, con las que los cantantes profesionales pueden lograr grandes cosas: el bajo del padre guardián en la voz de Roberto Scandiuzzi de bella sonoridad que irradia tranquilidad y seguridad; la parte de Preziosilla, efectiva en la voz de la mezzo Agnes Zwierko con gran presencia escénica pero su histriónica emisión tuvo altibajos llegando con esfuerzo a las notas altas. Un espléndido trabajo aguarda a los coros en esta obra, orgullo de nuestro teatro es el Coro Estable siempre dirigido y delineado con gran maestría por Peter Burian.

"La forza del destino" de Giuseppe Verdi se presentó después de 27 años en el Teatro Colón. Allá por el año 1985 el elenco reunía a Giuseppe Giacomini, Martha Colalillo y Garbis Boyagian; hoy podemos celebrar el regreso de una de las piezas fundamentales del repertorio operístico de todo el mundo a nuestro teatro, un reencuentro con una puesta de gran factura en las manos de Hugo de Ana, con una dirección musical de efectiva solvencia en la batuta del maestro Renato Palumbo y un elenco selecto que recordaremos seguramente en unos años cuando hablemos de una nueva representación de la ópera en el Teatro Colón. Esta presentación de "La forza del destino" de Giuseppe Verdi será sin dudas un punto de referencia al que aludir en el futuro.

Alejandro César Villarreal
Director de hagaselamusica.com


  • "La forza del destino" en el Teatro Colón
  • "La forza del destino" en el Teatro Colón
  • "La forza del destino" en el Teatro Colón
  • "La forza del destino" en el Teatro Colón
Más Notas
Una italiana en Argel
"La Cenerentola" en el Teatro Colón
Un rescate de gran factura
"Cavalleria Rusticana" en Mar del Plata, solo buenas intenciones
"El rapto en el serrallo" en el Teatro Avenida, una selección de grandes voces

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Der Vogelfaenger Bin Ich Ja

    Bryn Terfel (Papageno)

  • Mamma quel vino e generoso

    Giuseppe Giacomini (Turiddu)

  • Romeo y Julieta

    Piotr Illich Chaikovski

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 32

  • Sinfonía Nº 3 "Órgano"

    Camille Saint Saens

  • El holandés errante

    Richard Wagner

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 4 - 26 de septiembre de 2010

  • Mario! Mario! Mario!

    Renata Tebaldi (Floria Tosca) - Mario del Monaco (Mario Cavaradossi)

Intérpretes

Poetas

Homero Expósito

Homero Expósito

El más original, el más importante y el más representativo de los poetas del tango, a partir de la brillante generación del cuarenta. Orientó Homero Expósito su inventiva literaria consagrada a la canción popular, en la confluencia de dos actitudes poéticas temperamentalmente opuestas, pero igualmente admirables: el romanticismo nostálgico y evocativo de Homero Manzi, y el grotesco dramatismo sarcástico de Enrique Santos Discépolo. De tan sutil combinación estilística y temática sin proponérselo, logró Expósito definir una novedosa y originalísima modalidad de interpretación para la letra del tango.

Poetas

Eladia Blázquez

Eladia Blázquez

Nadie logró, como Eladia Blázquez, crear tangos con letra de tanto éxito -y en algunos casos aislados de tanta calidad- desde fines de la década del 1960, cuando la popularidad del género había caído en la Argentina a sus mínimos históricos. Sólo pueden comparársele algunos títulos del binomio Astor Piazzolla-Horacio Ferrer. Ella creó un tango canción verdaderamente nuevo, aunque sobre moldes no vanguardistas, con su rara habilidad para combinar notas y palabras.

Poetas

E. S. Discépolo

E. S. Discépolo

La gente se te arrima con su montón de penas, y tú las acaricias casi con un temblor. Te duele como propia la cicatriz ajena, aquél no tuvo suerte y ésta no tuvo amor... La pista se ha poblado al ruido de la orquesta, se abrazan bajo el foco muñecos de aserrín ¿No ves que están bailando... No ves que están de fiesta? Vamos, que todo duele, ¡viejo Discepolín!. Fragmento del tango "Discepolín" de Homero Manzi

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis