Sábado, 13 de Febrero de 2016

Criticas

"Cavalleria Rusticana" en Mar del Plata, solo buenas intenciones

Por Alejandro Villarreal - La Ópera de Mar del Plata presentó el viernes 17 y el domingo 19 de agosto en el Teatro Municipal Colón la obra "Cavalleria Rusticana" de Pietro Mascagni. Una puesta que lamentablemente desde lo positivo fue un cúmulo de buenas intenciones y desde lo negativo todo lo demás.







Si bien "Cavalleria Rusticana" de Pietro Mascagni es considerada una pequeña obra maestra, debemos decir que la obra de Mascagni carece de un factor fundamental en toda ópera: continuidad musical. A causa de esto no genera la acción necesaria para desarrollar la historia y resulta una obra con gran aliento dramático, una combinación de profundos momentos emocionales en la que es muy sencillo conmoverse por las melodías que se reiteran a lo largo de toda la obra pero que nunca encuentran conexión entre sí. Sin acción desde la partitura, no queda opción que depositarla en manos del director de escena (recuerdo una excelente puesta del año 2008 del Teatro Argentino, de gran delineamiento artístico y ampuloso movimiento escénico en manos de Willy Landín). Lo visto este domingo en el Teatro Colón de Mar del Plata fue como ver una obra en cámara lenta, incomprensible desde lo artístico y muy pobre desde lo musical.

Todo lo visto sería irrelevante si desde lo audible nos encontraramos con la gran afinación de la orquesta, voces cuidadas técnicamente desde lo individual y grupal y buena mano en la dirección musical. Considero que, si bien la ópera es la unión de todas las artes, lo musical supera a tal punto al resto que podría dejar inmediatamente en el olvido cualquier mala actuación, desperfecto técnico y/o humano y despropósitos escénicos originados por caprichos creativos de algún que otro régie. La música en la ópera es casi todo. Para esta nueva puesta de  "Cavalleria Rusticana" la Ópera de Mar del Plata presentó a la soprano Cintia Velázquez como Santuza, el tenor Antonio Grieco fue Turiddu, el barítono Alejandro Meerapfel interpretó a Alfio, la mezzosoprano María Guerra a Lucía y la soprano Belén Baldino a Lola. Velázquez de gran timbre pero descuidado y poca expresividad compuso una Santuza "desantuzada", si se me permite el término. Su andar en cámara lenta y su exacerbado histrionismo no eran necesarios, por momentos parecía una diva recorriendo el escenario y alejándose notablemente de Santuza. Técnicamente Velázquez debe trabajar la emisión de su voz que ocasionalmente suena estridente. Por su parte Antonio Grieco llevó adelante un Turiddu inestable desde lo vocal y actoral, su inseguridad en lo musical no es un dato menor ya que resulta desesperante para el público que debe apartarse de sus flaquezas para creerse el personaje. Grieco necesita todo el tiempo de las órdenes del director para comenzar a cantar y sensiblemente su actuación pierde esencia, es imposible para el público entrar en clima cuando Turiddu le canta a su madre "Mamma quel vino e generoso" mirando al director. Grieco es un tenor del tipo lírico spinto pero de desmedida potencia, la emisión de su voz se ve seriamente afectada por una técnica pobre, especialmente en el recorrido hacia las notas altas. El barítono Alejandro Meerapfel con una voz muy educada y de cuidada emisión compuso un Alfio poco creíble desde lo actoral.

Grandes falencias en la dirección escénica de Jorge Ponzone. Por momentos asistimos a una ópera en concierto con los principales actores y el coro cantando de cara al público. No creo que tanta interacción sea dirigida, los cantante principales deambulaban por el escenario como verdaderas sombras de lo que deberían ser. Santuza con su andar pausado, estructurado y altanero causaba por momentos gracia, Turiddu encuentra en su obsesiva búsqueda del director un paredón con el que chocan sus aspiraciones actorales. El coro de gran participación en la obra no es más que un mero observador en esta puesta. "Acción" no significa sumar gente en escena sino generar interacción entre ellos. Cada detalle suma a la hora de querer generar acción bien entendida. Como describí al principio de esta nota: "Cavalleria Rusticana" sufre de continuidad en la acción de su historia, es por esto que la mano del director es fundamental para superar espacios de inacción y no creo que la solución sea tan simple como hacer que los actores recorran el escenario en cámara lenta, esperando, para llegar a tiempo. Una puesta ilógica desde lo escénico. Más allá de los problemas de espacio del Teatro Colón de Mar del Plata, lo expuesto por Jorge Ponzone no encuentra sentido desde ningún punto de vista.

La Orquesta de la Ópera de Mar del Plata fue dirigida por Susana Frangi, nunca la música encontró continuidad y hubo problemas de afinación en la línea de violines durante el intermezzo. El Coro dirigido por Soledad Gonzalía cumplió un rol aceptable excepto en distintos pasajes donde la emisión en conjunto no fue pareja.

La ópera es la expresión máxima del arte, no un cúmulo de buenas intenciones. La Ópera de Mar del Plata presentó en el Teatro Municipal Colón la obra "Cavalleria Rusticana" de Pietro Mascagni, nada más que decir.

Alejandro César Villarreal
Director de hagaselamusica.com


Más Notas
"La Cenerentola" en el Teatro Colón
Un rescate de gran factura
"El rapto en el serrallo" en el Teatro Avenida, una selección de grandes voces
"Erwartung" y "Hagith" en el Teatro Colón
"Edipo" en el Teatro Colón, una gran interpretación de Andrew Schroeder

Ver Historial




Breves

  • En el siglo XVIII, los compositores italianos desarrollaron tanto la ópera como la música sacra. Así como la cantata italiana se parecía a una ópera de concierto, la ópera se convirtió en una especie de cantata escenificada. La producción creció sin límites y con cada representación se renovó el interés por un género del que no existía un repertorio a repetir en varias ciudades, porque los teatros insistían con montar novedades. Por eso se valoraba mucho a los compositores prolíficos, capaces de crear tres o cuatro óperas por año.

  • Johann S. Bach compuso numerosas cantatas sagradas, en total ocho ciclos completos de 58 composiciones. De ellas se conservan 200. También compuso varias cantatas con textos profanos, que llamaba dramas musicales, para las cuales en ocasiones usaba otras obras propias.

  • Arthur Rubinstein fue un verdadero prodigio, debutó en público a los siete y cuatro años después fue presentado a Joseph Joachim, el gran violinista y amigo de Johannes Brahms. Joachim quedó tan impresionado con el niño que decidió asumir la responsabilidad de su formación musical. A los 13 años Rubinstein debutaría formalmente en Berlín, en enero de 1908 lo haría en el Carnegie Hall y luego comenzaría una gira por los Estados Unidos.

  • El compositor de origen ruso Nikolái Rimski-Korsakov y tendencia nacionalista, formó parte de los llamados Cinco Rusos junto a Mussorgski, Cui, Balakirev y Borodin. Fue un deslumbrante orquestador y pedagogo. Se destacó como autor de óperas de gran colorido armónico y tímbrico.

  • El compositor alemán Félix Mendelssohn fue considerado uno de los precursores del romanticismo musical. Adquirió una formación clásica inspirada en Palestrina, Haendel y especialmente en J. S. Bach, cuya figura redescubrió con La Pasión según San Mateo.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Quando Men Vo

    Anna Netrebko (Musetta)

  • Noche en el Monte Calvo

    Modest Mussorgsky

  • Sonata violín y piano N° 1

    Johannes Brahms

  • Mamma quel vino e generoso

    Giuseppe Giacomini (Turiddu)

  • Así hablaba Zarathustra

    Richard Strauss

  • Sinfonía Nº 5

    Allegro ma non troppo

  • Preludio a la siesta de un fauno

    Claude Debussy

  • Antonio Vivaldi

    Biografía

Intérpretes

Voces

Rodolfo Lesica

Rodolfo Lesica

Dueño de una voz potente, con registro de barítono, con todo el "yeite" del tango, Rodolfo Lesica no pudo sin embargo llegar a altura de su compañero de éxitos, Argentino Ledesma. Este prototipo del muchacho porteño, con mucha pinta y buena voz, no llegó al nivel que hubiera merecido por sus grandes cualidades artísticas, por causa de una vida desordenada, con todos los vicios que se adquieren en la noche y en la farra. Sus actuaciones eran presenciadas por grandes grupos de admiradoras, que además del canto eran atraídas por su pinta de varón porteño. Lesica falleció el 19 de julio de 1984 a los 55 años.

Músicos

José Dames

José Dames

Pureza y riqueza melódica, frases de personalísima inventiva y perfecto desarrollo, clara inspiración e inalterable e inconfundible jerarquía musical respira toda la frondosa obra de composición de José Dames. Desde que comenzó su labor en nuestra música popular, como bandoneonista y compositor, a mediados de la década del '30 del siglo pasado y hasta el presente, su imaginación ha producido más de 350 piezas. Pero si hubiera escrito únicamente estas tres, "Fuimos", "Nada" y "Tú", toda la adjetivación prodigada en este párrafo quedaría ampliamente justificada.

Voces

Nelly Omar

Nelly Omar

Su dicción, su fraseo, su perfección técnica, su buen gusto, en resumen, su calidad interpretativa hacen de Nelly Omar una cantante ejemplar y paradigmática, que hoy con sus noventa y seis años, nos sigue deleitando con su voz aún fresca. Nació el 10 de septiembre de 1911 en la ciudad de Guaminí, al oeste de la provincia de Buenos Aires, zona agrícola y ganadera de grandes estancias. Justamente, en una de ellas "La atrevida", trabajaba su padre como capataz, Don Marcos Vattuone.

Buenos Aires, 12/02/2016

A los 93 años murió Juan Carlos Godoy

Juan Carlos Godoy, (su verdadero nombre es Aníbal Llanos) nació en Campana, provincia de Buenos Aires el 21 de Agosto de 1922. Por el año 1933, Magaldi y Gardel se presentaron en la Sociedad Italiana de Campana, y éste resultó el puntapié inicial para que Godoy desarrolle su interés por el tango. Llegó a Buenos Aires con 15 años de edad y se instaló con su familia en el barrio de La Boca y comenzó a trabajar en el Ministerio de Obras Públicas.

Buenos Aires, 04/03/2016

Tristeza en el tango y la milonga: murió la cantante Alba Solís

El miércoles 3 de febrero la cantante de tango Alba Solís dejó este mundo, tras 88 años de una vida llena de éxitos. Alba fue una referente del tango de nuestro país, y aunque dedicó gran parte de su carrera a la música, también tuvo importantes participaciones en radio, teatro, cine y televisión.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis