Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Intérpretes | Solistas

Walter Gieseking

Walter Gieseking

Pianista alemán, aunque nacido en Lyón, Francia (1895). Desde el punto de vista técnico ha llamado la atención los efectos que lograba con el pedal, sus notables dobles y triples “pianísimos”. Su repertorio era por lo tanto extenso y versátil. Gieseking se manifestó con mucho peso en otro campo, el cual llega a sorprender en un alemán: era un ejecutante excepcional de Ravel y Debussy, de los cuales realizó sus respectivas obras integrales.







Su padre tuvo una mezcla de ciencia y arte puesto que era entomólogo, pianista y flautista. El pequeño Walter comenzó sus estudios musicales con estos mismos instrumentos a los 4 años de edad. De entrada se pudo apreciar que tenía una mente prodigiosa, a tal punto, que no necesitó ir a la escuela primaria. Al respecto, mucho más adelante manifestó que “a los cinco años me di cuenta que ya sabía leer y escribir sin necesidad de ir a la escuela…”. A los 15 entra como alumno en el conservatorio de Hannover, en donde tiene como maestro a Karl Leimer. Está bajo sus manos durante 5 años. En 1921 se presenta ante el público tocando la versión integral de las 32 sonatas de Beethoven en una serie de seis conciertos. En una pequeña biografía expresa que ya a los 16 era capaz de ejecutar casi todo Bach, Mozart, Beethoven, Schubert, Chopin, Schumann y Mendelshon. Además, su memoria también era excepcional, y un lector a primera vista de un nivel fuera de serie. Él mismo era un gran trabajador en cuanto a ejercicios de concentración, lo que lo llevó a memorizar una obra de un día para otro, hasta con la capacidad de presentarla de inmediato en un concierto.  Otra de las llamativas características de Gieseking era con relación al estudio. Todos los jóvenes pianistas pasaban indefectiblemente por Czerny, Cramer e inclusive hasta por los estudios de Chopin a manera de ejercitación. Al respecto este pianista germano expresó que los ejercicios técnicos no le han aportado gran cosa y que consideraba que enfrascarse en estudios de ese tipo era  ― al menos para él  ― “pérdida de tiempo” (¡!). Obviamente esta opinión hay que tomarla en cierta forma “con pinzas” puesto que la expresaba una persona que también desde el punto de vista neuromuscular era un superdotado, y debido a ello, lo que a otros significaba muchas horas de trabajo en el teclado, él, al igual que Joseph Hofmann y Leopoldo Godowski, ya lo tenía incorporado genéticamente.

En 1926 comienza hacer giras por toda Europa y luego se embarca para los Estados Unidos en donde tiene un gran triunfo, especialmente con el Concierto Nº 2 de Rachmaninov. Esta misma obra la fue ejecutando con gran éxito  en la misma época y a través del mundo entero. Durante la II Guerra Mundial actuó bajo la batuta de maestros tales como Willem Mengelberg y Wilhem Furtwängler. Después de terminada la conflagración tuvo que afrontar algunos problemas políticos dado que, en cierta forma, estuvo comprometido con el régimen nacionalsocialista. Debido a ello, cuando se presentó nuevamente en los Estados Unidos se le tomó en cuenta con bastantes reservas, pero con el tiempo todo se dejó de lado y Gieseking fue nuevamente aceptado y aclamado.

Este gran pianista también se manifestó con mucho peso en otro campo, el cual llega a sorprender en un alemán: era un ejecutante excepcional de Ravel y Debussy, de los cuales realizó sus respectivas obras integrales. Del nivel de ejecución de estos franceses hemos sido testigos cuando hizo su visita al Río de la Plata pocos años antes de su fallecimiento. En ese sentido estaba a nivel de sus mejores colegas galos. Su Gaspard de la Nuit de Ravel llegó a ser famoso, y en los 24 preludios de Debussy demuestra un hermoso colorido, que transporta nuestras mentes a las obras pictóricas de Claude Monet, con una llamativa mezcla de sonidos claros, limpios, pero a la vez también difusos, aunque nunca “sucios”. El reconocido musicólogo austriaco Kurt Blaukopf manifiesta con relación a la capacidad interpretativa de Gieseking y teniendo en cuenta a los compositores franceses: “ su ejecución tiene riqueza en todos los matices dentro de la visión de los impresionistas (…) él interpreta a Rameau y Couperin en un estilo retrospectivo, con los más finos matices de la paleta de los impresionistas franceses de los años 1900 (…) exige de sí mismo restituir el colorido universal de Debussy y Ravel con una autenticidad que sobrepasa en gran medida la simplicidad de la simple fidelidad”.  

Desde el punto de vista técnico ha llamado la atención los efectos que lograba con el pedal, sus notables dobles y triples “pianísimos”. Su repertorio era por lo tanto extenso, versátil, pues no solamente tenía en sus dedos a los compositores más conocidos, sino también a Erich Wolfgang Korngold, Castelnuovo Tedesco, Cyril Scout, Arnold Schoemberg, Karol Szymanowsky, Alexander Scriabin, Ferrucio Busoni, Paul Hindemith, Alfredo Casella, Ernst Toch, Hermann Reutter y varios más. A partir de 1946 hizo música de cámara junto al violonchelista Wolfgang Hölscher y el violinista Gerhard Taschner.

Sin embargo no debemos pensar que Gieseking era una máquina de estudiar, que estaba sentado frente al piano todo el día y teniendo en cuenta el inmenso repertorio que tenía en sus manos. En ese sentido era bastante equilibrado puesto que en su vida también cabía darse tiempo para su gran hobby, el cual y seguramente heredó de su padre, el estudio de los insectos: la entomología.

Walter Gieseking falleció en Londres en 1956 a los 61 años de edad.

Jorge de Hegedüs

Más Notas
Gavriel Lipkind
Stephen Kovacevich
Jascha Heifetz
Wilhem Backhaus
Ferrucio Benvenuto Busoni

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Rapsodia española

    Maurice Ravel

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Nº 1 - 05 de septiembre de 2010

  • Último día de Mozart

    Biografía

  • Rapsodia Sinfónica

    Joaquín Turina

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 8

  • La vida breve

    Manuel de Falla

  • Suite Iberia

    El Albaicin

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 10

Intérpretes

Músicos

Juan Carlos Cobián

Juan Carlos Cobián

Corrían los años finales de la década de 1910 y el tango luchaba por liberarse del ingenuo primitivismo musical de sus orígenes, internándose en formas orquestales más complejas. Evolucionaba también el papel del piano, hasta entonces reducido a la simple marcación del ritmo. Comenzaba a delinearse una tendencia estilísticamente depurada y novedosa, el llamado por algunos estudiosos «tango romanza», entre cuyos precursores se destaca la figura de Juan Carlos Cobián.

Músicos

Hugo Baralis

Hugo Baralis

Precoz, como muchos músicos de su generación, Hugo Baralis debutó, a los 18 años, como violinista en la reconocida orquesta de Minotto-Di Cicco. Cultor de un estilo elegante y decidor, comenzó a llamar la atención del mundo tanguero por su estilización del tango en el violín. Heredero de la escuela de Elvino Vardaro, pero con un personal sonido, logró imponer su refinamiento en grabaciones que lo sobreviven para el Octeto Buenos Aires de Astor Piazzolla.

Poetas

Enrique Cadícamo

Enrique Cadícamo

Poeta, escritor y autor teatral. El primer tango de Cadícamo fue “Pompas de jabón”, con música de Roberto Goyheneche. Fue el primer tango que Gardel le grabó al poeta marcando el inicio de sus notables creaciones. Además le cupo a Cadícamo ser el autor del último tango que Gardel grabó en la Argentina, antes de emprender su última gira, el tango “Madame Ivonne”, grabado el 6 de noviembre de 1933. Su obra no se limitó al tango, sino que abarcó múltiples ritmos. Su creación profílica y multifacética es un aporte significativo a la cultura popular.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis