Jueves, 24 de Julio de 2014

Intérpretes | Solistas

Theodore Lestchetitzky

Theodore Lestchetitzky

Por Jorge de Hegedüs - Lestchetitzky determinaba de manera individual, personal, cuáles eran las características de cada uno de sus alumnos, sus puntos fuertes como también sus carencias y, de acuerdo a ello aplicaba su método. En realidad se puede decir que su método consistía en “no tener un método único”. Es obvio que para conocer bien a sus alumnos, Lestchetitzky se metía en profundidad en la vida privada de estos, más aún, en el círculo familiar. Quería conocer absolutamente todo.







La idea central que se tiene de Beethoven, es el reconocimiento de que este ha sido un gran compositor, un verdadero genio y también, en su momento, la de un muy buen ejecutante del piano, un virtuoso. Estos aspectos de su personalidad artística son innegables. Pero una faceta de su aporte al campo de la música también fue la docencia. Entre sus alumnos más renombrados se puede citar al austriaco Carl Czerny (1791 – 1857). Este último, si bien llegó a ser un excelente ejecutante, también se orientó finalmente a la enseñanza, y tuvo como alumnos privilegiados nada menos que a Franz Liszt y a Theodore Lestchetitzky. Nos ocuparemos de este último.

¿Quién fue Theodore Lestchetitzky? Fue un pianista y docente que vino al mundo en Polonia el 22 junio de 1830. En un principio desplegó una labor muy fecunda como ejecutante, director de orquesta, y más adelante por un gran desempeño como docente. Siendo pequeño emigró a Viena con sus padres y se puso a las órdenes de Carl Czerny, quien, y como ya se destacó, tuvo nada menos que a Ludwig van Beethoven como maestro.

Luego hizo estudios de filosofía en la Universidad de Viena, enriqueciendo de esta manera su acervo cultural. En 1852 se trasladó a San Petersburgo para una gira de conciertos, en donde conoció y se hizo amigo de Anton Rubinstein (1829 – 1894). El impacto de Lestchetitzky en Rusia fue de tal magnitud, que es nombrado director de los estudios pianísticos de la Corte Imperial (1862). Permaneció en dicha nación hasta el año 1878, luego de lo cual retornó a Viena para continuar su exitosa carrera como docente, aunque esta vez de manera privada. Su conservatorio estuvo en la ciudad de Viena, en la calle que se llama actualmente como “Weimar”, pero que en ese entonces se la conocía como “Carl Ludwig”.

La tarea de Lestchetitzky como docente llegó a ser de tal nivel, que no tuvo más remedio que cesar de actuar como director de orquesta y pianista. Quizás su carrera en este campo haya sido la más exitosa de todos los tiempos y en comparación a otros.

Este austro - polaco se manejó a través de la misma orientación que le dejó su maestro Czerny, es decir, haciendo a un lado la rigidez para el logro unificado de objetivos similares en todos los que estudiaban con él. De esta manera, Lestchetitzky determinaba de manera individual, personal, cuáles eran las características de cada uno de sus alumnos, sus puntos fuertes como también sus carencias y, de acuerdo a ello aplicaba su método. En realidad se puede decir que su método consistía en “no tener un método único”. Es obvio que para conocer bien a sus alumnos, Lestchetitzky se metía en profundidad en la vida privada de estos, más aún, en el círculo familiar. Quería conocer absolutamente todo. Este aspecto de su docencia originó muchos comentarios tanto de los críticos contemporáneos como también de sus alumnos. Por ejemplo, la célebre pianista austro – norteamericana Fanny Bloomfield Zeisler (1863 – 1927) destacó en sus escritos con relación a la metodología de su maestro: “en los cinco años que estuve con Lestchetitzky se hizo evidente que no tenía un método fijo en el sentido natural de la palabra. Como todo buen maestro, estudiaba la individualidad de cada alumno y le enseñaba conforme a ella. Podría decirse que tenía un método diferente para cada uno de ellos, y a menudo he dicho que el método de Lestchetitzky es no tener uno fijo”.

Además, este maestro daba mucha importancia al sonido que el alumno debía extraer del instrumento. El célebre Ignacy Jan Paderewski (1860 – 1941), quien había estudiado con él destacó lo siguiente: “El método de Lestchetitzky es muy sencillo. Sus alumnos aprenden a sacar un sonido excelente del instrumento y a hacer música y no ruido. Todos estaremos de acuerdo en que hay principios que deben ser inculcados igualmente a todos los alumnos, es decir, amplitud, suavidad de toque y precisión en el ritmo. Por lo demás, se trata a cada individuo según la naturaleza de su talento. En una palabra, es el método de los métodos”.

Ossip Gabrilowitsch (1878-1936) hizo el siguiente comentario, “el método Lestchetitzky se debiera describir como la ´actitud Lestchetitzky´ hacia la música y,  en realidad, hacia la vida misma”.

Lestchetitzky era estrictamente un romántico. Cuando fue pianista, nunca se le escuchó tocar a Scarlatti, Bach o Haydn. Para él la música partía desde Beethoven. Esta misma orientación se la dio a sus alumnos. Harold Schomberg (1913 – 2003) reproduce un comentario que hizo Lestchetitzky con relación al “Clave bien Atemperado” de Juan S. Bach: “tóquelo si le interesa, pero ¿por qué perder el tiempo cuando se tiene tanto para aprender de Beethoven, Schumann, Chopin, Liszt y Brahms?”

Este docente tuvo también otra pasión: los casamientos. Por dicha causa contrajo matrimonio nada menos que cuatro veces, habiendo sido todas sus esposas alumnas suyas.

Con el paso del tiempo, cada una de ellas −especialmente las últimas− eran las que iniciaban el estudio con los distintos alumnos, para que luego “el maestro” diera el toque final. De la mano de Lestchetitzky salieron grandes pianistas, quienes han llegado a dar un verdadero impacto en el mundo musical del teclado, con gran fama internacional. Entre los más destacados se pueden citar a los siguientes: Vassili Safonov, Anna Essipova, Ignacy Jan Paderewski, Mark Hambourg, Fanny Bloomfield Zeisler, Franz Schmidt, Katherine Goodson, Ossip Gabrilowitch, Arthur Schnabel, Ignaz Friedman, Paul Wittgenstein, Benno Moiseiwitsch, Mitislaw Horszowski y Alexander Brailowsky. Algunos de estos intérpretes han podido ser escuchados por nosotros varias décadas atrás, o al menos tener sus grabaciones en nuestras discotecas personales.

Theodore Lestchetitzky ejerció la docencia hasta prácticamente los últimos momentos de su vida. Falleció la ciudad de Dresden el 14 noviembre 1915. En ese momento contaba 85 años de edad.

Por Jorge de Hegedüs


Más Notas
Stephen Kovacevich
Jascha Heifetz
Wilhem Backhaus
Ferrucio Benvenuto Busoni
Ossip Gabrilowitsch

Ver Historial




Breves

  • 31 de mayo de 1809: muere en Viena Franz Josef Haydn, compositor austríaco. Una de las figuras claves del clasicismo junto a Mozart y Beethoven. Considerado padre de la sinfonía, la sonata y el cuarteto de cuerdas aunque estas formas ya existían, pero él las desarrolló con éxito. Su estilo sirvió de transición entre el estilo sentimental del Sturtn und Drang con el recambio clasista, conociendo a las otras dos mayores figuras de este movimiento en circunstancias diferentes.

  • 27 de mayo de 1840: muere durante un viaje a Francia, Niccoló Paganini, compositor y valorado violinista de origen italiano. Sus dotes y su apariencia le dieron fama de "diabólico", pero el público y los músicos lo idolatraban. Tras un demoledor éxito interpretando obras propias y ajenas, se retiró por tres años para profundizar su habilidad en la interpretación de la guitarra. Sin embargo, reapareció en los escenarios consagrándose como el mejor violinista de la historia hasta ese momento.

  • 22 de mayo de 1813: nace en Leipzig, Richard Wagner. Compositor de origen alemán, renovador de la ópera romántica. Fue censurable en casi todos los aspectos, excepto en el arte. Al regresar a Munich se separó de su esposa y vivió una historia de amor con Cosima, la hija de Franz Liszt y esposa de Hans von Bülow. Con ella volvió a Suiza.

  • 18 de mayo de 1909: muere Isaac Albéniz, compositor español. Definió el romanticismo español en materia musical y ejerció además una considerable influencia en otros compositores nacionalistas posteriores como Turina o Falla. Su música se asocia inmediatamente a la música española, plagada de reminiscencias andaluzas, color y un tono pintoresco y descriptivo. Compuso esencialmente para piano aunque su obra siempre hace referencias a la guitarra.

  • 18 de mayo de 1911: muere en Viena, Gustav Mahler. Nacido en Bohemia. Compositor y director de orquesta que vivió en Viena la mayor parte de su vida. Fue uno de los máximos exponentes de la sinfonía posromántica y autor de ciclos de canciones de suprema calidad.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • El cazador furtivo

    Carl Maria von Weber

  • Aida

    Giuseppe Verdi

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 8 - 24 de octubre de 2010

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 27

  • Largo al factotum

    Gioacchino Rossini

  • Claude Debussy

    Biografía

  • Der Vogelfaenger Bin Ich Ja

    Bryn Terfel (Papageno)

  • Cielo e mar!

    Giuseppe Di Stefano (Enzo Grimaldo)

Intérpretes

Voces

Alberto Marino

Alberto Marino

Como decía un amigo mío "Alberto Marino es un lujo para el tango". Esta exageración obedecía, seguramente, a su registro de tenor y a la influencia de la escuela italiana de canto que si bien la tuvieron varios vocalistas del tango, en el caso del Tano Marino generaba la sensación que le sobraba voz para el desafío que le presentaban las letras. Pasaba de un potente agudo a un profundo bajo con la facilidad de los elegidos, poseía un vibrato inconfundible pero del cual no abusaba. Sus detractores, no obstante reconocer su capacidad, le enrostran que era frío y carente de media voz.

Voces

Héctor Mauré

Héctor Mauré

Su más importante investigador, Eduardo Visconti, define así su estilo y su voz: "Su línea interpretativa era dramática y al mismo tiempo melódica. Una voz particular, de registro barítono atenorado, agradable timbre y clara dicción, voz potente, melodiosa y afinada, de corte gardeliano". Héctor Mauré dejó 293 grabaciones para los sellos Víctor, Orfeo, Columbia y Music Hall. Como autor y compositor registró en SADAIC 26 temas, uno de ellos, el tango "Oro y diamantes", fue grabado por Juan D'Arienzo.

Músicos

Orlando Goñi

Orlando Goñi

Pianista y director. Apenas compuso un tema (la milonga "Mi Regalo"), tuvo orquesta propia al final de su vida y no llegó a la grabación comercial ni a destacarse mayormente en sus actuaciones en público. ¿Qué fue lo que despertó tal devoción artística entre la gente de tango? ¿Qué lo hace estar entre los preferidos junto a Francisco De Caro, Carlos Di Sarli u Horacio Salgán?. De sonido suave, fraseo limpio y pausado, inagotable imaginación creadora, tenía una forma inimitable de "llevar" a la orquesta. Adoptaba una extraña posición frente al piano, sin posturas académicas, con las piernas abiertas y extendidas, sin utilizar por lo general los pedales...

Seinajoki, 20/07/14

La pasión por el tango, una forma centenaria de expresar emociones

El tango, que llegó a Finlandia hace más de cien años, anidó en el corazón de sus ciudadanos, que encuentran en este apasionado baile argentino una manera de expresar sus emociones. “Bailar el tango nos permite liberar los sentimientos que nos cuesta expresar de otra manera”, confía Uti Suoninen, con la cara brillante por el sudor tras una hora en la pista de baile de Seinajoki (oeste).

Bs. As., 13/07/14

El tango de 1920 a 1935, una imprescindible antología sonora

"Antología del tango rioplatense (1920-1935)", segundo volumen publicado por el Instituto Nacional de Musicología y Secretaría de Cultura de La Nación, es un documento invaluable que condensa en tres discos lo más representativo de la evolución del género en esa etapa fundante.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis