Domingo, 24 de Junio de 2018

Intérpretes | Solistas

Ignacy Jan Paderewski

Ignacy Jan Paderewski

Si hubo un pianista que hiciera un verdadero impacto en el mundo artístico a fines del siglo XIX y primeras décadas del XX, ese fue Ignacy Jan Paderewski. Sus conciertos constituyeron verdaderos espectáculos en donde no había espectadores, sino los que en la actualidad llamaríamos como “fans” a la manera de los conciertos de los “Beatles” o los “Rolling Stones”. Los mismos hasta podrían ser comparados con los partidarios de algún equipo popular de fútbol.







Paderewski fue un pianista de un enorme carisma, muy buen mozo, el cual, entre otras cosas, hacía suspirar al sexo femenino por su soberbia apariencia, con su abundante e impactante cabellera pelirroja. El asunto llegaba a tal punto, que en determinados conciertos la presencia del sexo femenino constituía prácticamente el 90% del público presente. Sus presentaciones llegaban al nivel de tener que ser protegido por guardaespaldas, especialmente por el asedio y atropello de las jóvenes.

Paderewski  inició sus estudios pianísticos en el ambiente hogareño, y su gran talento lo llevó a ingresar en el conservatorio de Varsovia a los 13 años de edad. Luego de diplomarse en dicho centro de estudios musicales en 1878, continuó en el mismo como docente. Sin embargo en 1881 se traslada a Berlín en donde profundiza sus estudios en la composición. Moszkowski es uno de los que más lo estimula en este campo. Paderewski tuvo además el privilegio de conocer en Berlín a Richard Strauss, Pablo de Sarasate y Anton Rubinstein. Luego empieza a estudiar con Lestchetitzky, aunque en una primera instancia fue rechazado por este. De todas maneras, luego es aceptado por el gran docente austro - polaco. En el año 1883 comienza una gran carrera internacional como concertista, iniciándose en París, luego Alemania, Polonia e Inglaterra. Es precisamente en las Islas Británicas en donde conquistó la admiración de Bernard Shaw.

Sus extensas giras lo llevaron en 1890 nada menos que al Carnegie Hall de Nueva York. En distintos estados norteamericanos da 117 conciertos en el lapso de cuatro meses.
Hay que destacar los elevados honorarios  de sus presentaciones. En la primera gira que hizo por los Estados Unidos recibió casi 100 mil dólares, en la segunda se reembolsó nada menos que 160 mil, mientras que en la tercera 240 mil, cifras colosales para esa época. Se calcula que sus ingresos debidos a los conciertos, ascendieron al finalizar la Ira. Guerra Mundial a 1.500.000 dólares.

El gran prestigio y sentido nacionalista de Paderewski lo llevaron a ser también estadista, dado que fue primer ministro de Polonia para esa época y uno de los que más luchó por la independencia de su nación. Este aspecto lo heredó probablemente de su padre, el cual fue también un verdadero revolucionario.

¿Qué clase de pianista era este polaco famoso? En sus primeros años fue un buen intérprete, respetado, admirado, con excelentes críticas por lo que hacía  frente al teclado. Poseyó buena técnica, aunque ésta era el producto de muchas horas de trabajo. Esto es cierto dado que Paderewski llegaba a practicar más de 10 horas diarias, en contraposición a su colega de ese entonces, Josef Hofmann, el cual apenas si se sentaba al piano. Esto le permitía ejecutar en buena forma las obras más trascendentales del momento, como ser, entre otros, los conciertos para piano y orquesta de Liszt, Chopin, Saint- Saëns y el suyo propio. Pasada la primera década del siglo XX la eficiencia de los conciertos de Paderewski decayeron bastante. Ello tuvo su causa en una seria lesión en la mano derecha: desgarro y esguince. Esto le trajo  contratiempos para su futuro como pianista, dado que estas anomalías en cierta forma influyeron en que tuviera algunas dificultades en su ejecución. Recordemos que en ese entonces la fisioterapia era bastante rudimentaria con relación a las épocas actuales.

Comenzó a grabar aproximadamente a los 50 años de edad y lo hizo hasta prácticamente cerca de su muerte. En estos registros se pueden apreciar algunos de estos problemas anteriormente señalados, aunque los sonidos son excelentes y un estilo pianístico único.
Además de ejecutante, Ignacy Jan Paderewski fue un compositor bastante prolífico hasta el año 1917. Compuso una sinfonía (si menor), una sonata para piano, un Concierto para Piano y Orquesta (la menor), una ópera llamada “Manru”, una “Fantasía Polaca” para piano y orquesta, etc. Todas estas obras son de muy escasa ejecución en la actualidad. Lo que sí se siguió ejecutando ha sido su  archí - conocido “Minué”. Dicha obra se ejecutaba por todo el mundo hasta la exasperación, hecho que le trajo hasta disgustos como la “Pompa y Circunstancia” a Elgar o el “Preludio”  en do sostenido menor a Rachmaninov. En 1936 actúa en una película inglesa titulada “Sonata Claro de Luna”.

Las universidades de Lemberg, Oxford, Yale y Cracovia le concedieron todas ellas los títulos de “Doctor Honoris Causa”. Paderewski fue orientador como docente del pianista Harold Bauer y Witold Malcuzýnski.

En los días actuales este artista  queda sólo en la memoria de todos aquellos que hace años lo hemos escuchado por radio, adquirido algunas de sus grabaciones en discos de pasta, o conocido algunas anécdotas interesantes de su vida. Falleció en los Estados Unidos en 1941 a los ochenta años de edad.

Pero no debemos olvidar un hecho relevante: a mediados del siglo XIX Franz Liszt fue sinónimo de “piano”, en las décadas siguientes lo fue el gigante ruso Anton Rubinstein, mientras que al finalizar el siglo y a principios  del XX lo fue Ignacy Jan Paderewski.  
   
Jorge de Hegedüs
 
Más Notas
Gavriel Lipkind
Stephen Kovacevich
Jascha Heifetz
Wilhem Backhaus
Ferrucio Benvenuto Busoni

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Danza húngara Nº 5

    Johannes Brahm

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 7 - 17 de octubre de 2010

  • Danzas polovtsianas

    Alexander Borodin

  • Sinfonía Nº 1 "Clásica"

    Sergei Prokofiev

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 17

  • Si. Mi chiamamo Mimí

    Mirella Freni (Mimí)

  • Voces de primavera

    Johann Strauss

  • Sinfonía Nº 9

    Anton Bruckner

Intérpretes

Voces

Roberto Rufino

Roberto Rufino

Escuchar a Roberto Rufino entonar "María" o "La novia ausente" o "Malena" o cualquiera de los tangos que había elegido para su repertorio, era advertir que ese tango iba desgranándose de a poco y que las palabras surgían por separado, sin dejar de integrar el todo que las reunía, con la fuerza propia que debían tener en su contexto. Rufino fue eso; un decidor, un fraseador, un intérprete que sabía perfectamente cual era el mensaje de lo que estaba cantando. En 1997 fue declarado "ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires", y en 1998, "ciudadano ilustre de la cultura nacional".

Poetas

Horacio Ferrer

Horacio Ferrer

Llegó al tango con sus letras locas cuando éste ya no podía darle la fama y la devoción popular que había derramado sobre otros creadores, que para entonces estaban muertos o se resignaban al ocaso. Pero se abrió paso de todas formas, y hasta logró ser el letrista adoptado por Astor Piazzolla, único vanguardista que no desdeñó el tango canción. Por momentos consiguió conectar con esas grandes masas ya alejadas del género, y le regaló a Piazzolla la multitudinaria repercusión popular que le había faltado. De todas formas, nunca incurrió en una lírica directa y plana, empecinamiento por el que todo artista paga un precio.

Poetas

Pascual Contursi

Pascual Contursi

La letra tanguera había tenido carácter procaz en sus orígenes, para luego hacerse tributaria del género chico español, o insistir hasta el hartazgo en ingenuas loas a las virtudes varoniles del belicoso malevo porteño. La conciencia desgarrada, la angustia, el fondo de dolor que parece anidar en el hombre de Buenos Aires, sólo habían aparecido muy esporádicamente hasta entonces e hicieron explosión en Mi noche triste. Contursi dio con ello una jerarquía distinta a la letra del tango.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis