Domingo, 24 de Junio de 2018

Intérpretes | Solistas

Glenn Gould

Glenn Gould

Este gran músico canadiense fue un verdadero excéntrico, se presentaba a veces en los conciertos con bufanda, sobretodo (sin importar si hacía calor), cubierta sus manos con mitones (¡!), ocupando una silla vieja y desvencijada que tenía patas cortas, lo cual lo llevaba a tener su rostro casi a la altura del teclado. Pero todo esto en nada deslucía sus magníficas interpretaciones. Las grabaciones en vivo que efectuó de los Conciertos para piano y orquesta de Juan Sebastián Bach junto a Leonard Bernstein constituyen verdaderas joyas interpretativas.







Pianista nacido en Toronto, Canadá (1932). Desde muy temprana edad se manifestó con una gran inclinación hacia la música, especialmente el piano. Debido a ello, con 3 años de edad se inicia en el arte de los sonidos con su propia madre. A los 11 entra al conservatorio de Toronto, en donde permanece hasta cumplir 19. Su maestro fue Alberto Guerrero. Sin embargo también se mostró inclinado hacia el órgano. Por dicho motivo, a los 14 participa en un concurso de organistas. El mismo año, es decir, en 1946, ejecuta el Concierto Nº 4 para piano y orquesta de Beethoven con la orquesta sinfónica de Toronto. En 1955 efectúa su debut en el extranjero, específicamente en Nueva York, en donde firma un muy buen contrato con la empresa grabadora Columbia. Es llamativo el programa que desarrolló en este debut. En esa ocasión ejecutó obras de Sweelinck, Gibbons, para pasar después a Bach, Beethoven, Berg y Webern. ¡Una verdadera mezcla de músicos de vanguardia con los “clásicos”!

¿Cómo se podría describir a Glenn Gould desde el punto de vista pianístico y hasta humano? Se puede expresar que, de manera similar como lo fue en su momento Serguei Prokofiev, el canadiense también se constituyó en un verdadero “enfant terrible”. Harold Schonberg identifica muy bien a Gould cuando lo equipara al genial ajedrecista norteamericano “Bobby” Fischer (fallecido recientemente), el cual, y a modo de ejemplo, no permitía que se tomara foto alguna cuando estaba jugando una partida de ajedrez. Fischer jugó partidas magistrales en la Unión Soviética, y Guerra Fría o no, a la población rusa ello le interesó muy poco: se volvieron verdaderos fanáticos del jugador norteamericano. Pues bien, con Gould ocurrió algo bastante similar cuando el Gobierno Soviético lo invitó para que diera una serie de conciertos en Moscú y Leningrado (hoy San Petersburgo). Hubo verdaderas avalanchas para escucharlo y con un éxito extraordinario. Los jóvenes estudiantes de piano de los distintos conservatorios hicieron lo indescriptible para tener sus grabaciones: no importaba que sean originales, caseras o “piratas”. Constituía un verdadero privilegio el poseer una grabación de Glenn Gould. En algunos aspectos este pianista canadiense ha hecho grabaciones bastante controvertidas, caso de las sonatas de Mozart, en las cuales el fraseo se diluye en cierta medida debido a  la excesiva lentitud de ejecución. Incluso, a ello hay que agregarle el constante “tarareo” que trasciende en estos registros y que para algunos puede constituir hasta una molestia. Pero Glenn Gould tenía un verdadero “plato fuerte”: ello lo constituía Juan Sebastián Bach. El compositor alemán fluía de los dedos del canadiense con una musicalidad extraordinaria, constituyéndose sus grabaciones verdaderos puntos de referencia. Esto hasta se puede explicar teniendo en cuenta que Gould estuvo muy inclinado hasta los aspectos contrapuntísticos y Bach le venía perfectamente a su medida. Las grabaciones en vivo que efectuó en vivo de los Conciertos para piano y orquesta de Juan Sebastián Bach junto a Leonard Bernstein constituyen verdaderas joyas interpretativas. También hay que tener en cuenta sus tres registros de las Variaciones Goldberg (una grabada en el festival de Salzburgo, otra hecha un poco más adelante en estudio de grabación y finalmente la última en 1981, meses antes de su fallecimiento) como también el Clave bien Atemperado. Hay que aclarar que Gould nunca grababa las obras más de una vez. Las “Variaciones…” se constituyó un caso único en su carrera. Es llamativo en cómo este canadiense levantaba ciertas críticas a compositores como Chopin y Beethoven, lo que le llevó a ejecutar solamente algunas obras de estos creadores.

En 1964, cuando Glenn Gould tenía 32 años, dejó de actuar en público. Muchos de sus “fans” se preocuparon pues pensaron que se le comenzara a olvidar. Pero no fue así debido a que empezó a desarrollar una actividad intensa a través de las grabaciones. En ese sentido hizo muchas innovaciones, y fue uno de los primeros intérpretes  en experimentar con técnicas digitales en el campo de la música clásica. Además, publicó muchos escritos y daba conferencias por radio y televisión. La universidad de Toronto fue uno de los podios que utilizó para dar sus charlas sobre distintos aspectos y criterios musicales. Además, creó una asociación de música de cámara con la finalidad de dar a conocer, mediante esta metodología, a músicos de vanguardia. Por dicho motivo el repertorio de este pianista transitó desde Bach hasta Schoemberg. Este gran músico canadiense fue un verdadero excéntrico ― aunque de estilo muy diferente a Vladimir de Pachmann ―, presentándose a veces en los conciertos con bufanda, sobretodo  ― no importaba si hacía calor ―, cubierta sus manos con mitones (¡!), ocupando una silla vieja y desvencijada que tenía patas cortas, lo cual lo llevaba a tener su rostro casi a la altura del teclado. Pero todo esto en nada deslucía sus magníficas interpretaciones.   

Un infarto masivo de miocardio puso fin a la vida de este gran pianista a los 50 años de edad.

Jorge de Hegedüs

Video: Concierto en re menor - Glenn Gould

  • Glenn Gould
  • Glenn Gould
  • Glenn Gould
  • Glenn Gould
Más Notas
Gavriel Lipkind
Stephen Kovacevich
Jascha Heifetz
Wilhem Backhaus
Ferrucio Benvenuto Busoni

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Georg F. Haendel

    Biografía

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 25

  • Una furtiva lagrima

    Roberto Alagna (Nemorino)

  • Danza húngara Nº 5

    Johannes Brahm

  • Antonio Vivaldi

    Biografía

  • Si puo, si puo

    Ingvar Wixell (Tonio)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Programa N° 14 - 05 de diciembre de 2010

  • Sinfonía Nº 1

    Allegro con energia

Intérpretes

Voces

Alberto Marino

Alberto Marino

Como decía un amigo mío "Alberto Marino es un lujo para el tango". Esta exageración obedecía, seguramente, a su registro de tenor y a la influencia de la escuela italiana de canto que si bien la tuvieron varios vocalistas del tango, en el caso del Tano Marino generaba la sensación que le sobraba voz para el desafío que le presentaban las letras. Pasaba de un potente agudo a un profundo bajo con la facilidad de los elegidos, poseía un vibrato inconfundible pero del cual no abusaba. Sus detractores, no obstante reconocer su capacidad, le enrostran que era frío y carente de media voz.

Músicos

Agustín Bardi

Agustín Bardi

Hacia 1908 y en algunos cafetines de camareras de La Boca emplazados frente al Riachuelo, "El bar de la taquera" y el "Café del Griego", debutaba Agustín Bardi integrando, como violinista, un trío con Ravina y Benigno, y más tarde un cuarteto con el Tano Genaro Espósito. Al poco tiempo pasó al café "La Marina" donde interpretó públicamente el piano por primera vez. En 1911 actuó en "El Estribo" y ese mismo año compuso su primer tango: Vicentito, dedicado al bandoneonista Vicente Greco.

Voces

Amelita Baltar

Amelita Baltar

No es fácil introducirse en el mundo artístico de Amelita Baltar, una figura del canto que se entronca en el tango por caminos no tradicionales. Ella no es la "piba de barrio" que alcanza notoriedad, después de haber pasado el examen de cantar ante familiares y amigos, de haber actuado en concursos que buscan "la nueva voz" o transitado boliches tangueros. Muchos la consideran un "invento" de Piazzolla, otros dicen apreciar en ella una nueva voz alucinada y sensual, enraizada en la canción rioplatense.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis