Viernes, 20 de Julio de 2018

Intérpretes | Solistas

Claudio Arrau

Claudio Arrau

El gran pianista chileno, formado junto a un discípulo de Liszt, fue uno de los más importantes intérpretes del siglo XX. A 104 años de su nacimiento, hLm!.com reproduce esta nota del crítico especializado en música, Federico Monjeau.






El nombre de Claudio Arrau, evoca una trayectoria musical casi infinita. No sólo porque el pianista siguió tocando prácticamente hasta el día de su muerte, el 9 de junio de 1991, a los 88 años, sino porque su vida artística pareciera haber arrancado en algún punto de la segunda mitad del siglo XIX, como heredero directo de la tradición lisztiana. Entre los nueve y los quince años Arrau estudió en Berlín con Martin Krause, nacido en 1853 y discípulo dilecto de Franz Liszt. Pero la extraordinaria riqueza de Arrau obedece a su doble condición de pianista romántico y moderno: Arrau también proviene de la escuela de la fidelidad y el respeto por la partitura inaugurada por Artur Schnabel en la década del '20.

Arrau nació el 6 de febrero de 1903 en Chillán, capital de la provincia chilena de Ñuble; dio su primer recital a los cinco años y a los nueve se estableció en Alemania con su madre y dos hermanos para seguir la carrera de concertista. Su maestro Krause murió en 1918. A los 15 años, Arrau da por concluida su condición de discípulo: "La muerte de Krause fue terrible para mí —cuenta en su libro de conversaciones con Joseph Horowitz—. Creí que se había acabado el mundo. Sentía que ya no podía seguir tocando. Y, por otro lado, tenía que seguir luchando contra todas esas damas que insistían en que fuera a ver a Schnabel, o no se a quién, porque me consideraban demasiado joven para quedar sin maestro".

Para entonces Arrau ya había tenido un cierto contacto con el público gracias a los conciertos que le organizaba Krause y había tocado el Concierto N° 1 de Liszt con Nikisch en Dresden a los doce o trece años. La muerte de Krause le cerró algunas puertas, pero de a poco Arrau pudo forjar un sólida reputación en Alemania. Su técnica era refinadísima y su repertorio muy extenso. En la década del '30 hizo la obra completa de Bach para clave en doce conciertos, además de ciclos de Beethoven, Schubert y Schuman. El Bach de Arrau, que ha sobrevivido en unas pocas grabaciones y no volvería a ocupar un lugar central en su repertorio, estaba estilísticamente muy alejado del Bach de Busoni. "Mi maestra de italiano —cuenta Arrau—, que era íntima de Busoni, asistió a uno de mis recitales Bach en 1935 y no le agradó en absoluto. Es muy académico, me dijo. ¿Por qué no usas tu imaginación? ¿Por qué no utilizas el pedal?".

Si Arrau no representa la totalidad de la tradición lisztiana, por lo menos representa una mitad. Piero Rattalino sostiene que Arrau representa el lado humanístico de Liszt, así como Horowitz el lado demoníaco. La comparación podría ilustrarse con ambas versiones de la Sonata en si menor de Liszt. La de Horowitz es brillante, llena de vida y llena de volutas. La de Arrau es más densa, más pausada, tal vez más noble. Lo que en Horowitz son notas de adorno, en Arrau son invariablemente notas melódicas.

Arrau nunca quiso apabullar a nadie con su técnica y con el tiempo se fue inclinando hacia los tiempos lentos, mucho antes de que la edad lo llevase a esa situación. Las ejecuciones de Arrau tienen una respiración incomparable hasta en los trinos. "La velocidad de los trinos —explica el músico— es algo que ya nadie conoce con precisión. La velocidad de un trino debe estar en relación con el Stimmung... con la atmósfera. Una vez, cuando me encontraba ejecutando los cinco conciertos para piano de Beethoven con Klemperer en Londres, llegamos a ese pequeño trino del segundo movimiento del Emperador. Klemperer me preguntó: ¿Qué estás haciendo allí? Sólo tocando un trino en la forma en que creo que debe ser, le respondí. ¡Un trino es un trino!, replicó él. El consideraba que todos los trinos debían ser rápidos, lo cual es sorprendente, ya que era un gran artista."

Daniel Barenboim, que además de admirarlo dirigió a Arrau en distintas oportunidades, observó: "No ejecuta los pasajes del piano en los conciertos como algo ajeno a la orquesta, sino como una parte de ella. Por lo tanto resulta muy fácil trabajar con él. Creo que eso se debe, en parte, a que una de sus principales fuerzas impulsoras en su ejecución es la tensión armónica. Mucho más que la belleza melódica de una frase: mucho más, incluso, que el impulso rítmico. Y precisamente la velocidad de la variación armónica y el grado de tensión armónica lo inducen a ejecutar ciertas obras con mayor lentitiud que la que estamos habituados a escuchar en otras interpretaciones. Y creo que esto es correcto, porque si alguien llegara a tocar los tiempos de Arrau sin tener esa intensidad de relaciones armónicas, su ejecución resultaría calamitosa."

La incorruptible nobleza de las ejecuciones Arrau a veces es malinterpretada como seriedad mortal o ausencia de humor. Pero seguramente el maestro tenía el humor en alta estima. "Creo que el humor no tiene nada que ver con la música —explica Arrau a Horowitz—. El humor está relacionado con los pensamientos y las palabras. Sólo en un sentido artificioso podría decirse que la música es humorítsica".

"¿Jamás encuentra divertida a la música?", insiste Horowitz.

"Nunca".

Federico Monjeau
Nota extraida de Diario Clarín

Más Notas
Gavriel Lipkind
Stephen Kovacevich
Jascha Heifetz
Wilhem Backhaus
Ferrucio Benvenuto Busoni

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Mamma quel vino e generoso

    Giuseppe Giacomini (Turiddu)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 24

  • Vals Nº 6

    Frederic Chopin

  • El holandés errante

    Richard Wagner

  • Astor Piazzolla (parte 1)

    Biografía

  • Concierto serenata

    Joaquín Rodrigo

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 17

  • Danza húngara Nº 5

    Johannes Brahm

Intérpretes

Voces

Luis Cardei

Luis Cardei

La resurrección del cuarenta, la nostalgia de una época de cantores insuperables y la alegría de recuperar el recuerdo de aquellos tiempos del tango invicto, todo eso fue Luis Cardei. Escuchar su voz, profunda y pequeña, nos transporta al Buenos Aires de los patios con glicinas, del chirrido del viejo tranvía, de la bohemia del “trocen”, de las revistas del Maipo y El Nacional, de los primeros boletos en el hipódromo y de tantas otras cosas. Un pedacito de cantor, una enormidad de ser humano. Fue un cantor intimista, de fraseo porteño y delicado que generaba un clima emotivo con su media voz que se va quebrando lentamente, como si se fuera apagando.

Voces

Oscar Ferrari

Oscar Ferrari

Su identificación con la música y la poesía de Buenos Aires es tan extensa, que resulta imposible resumirla en el espacio destinado habitualmente a estas semblanzas. Sin embargo, la claridad expresiva y la modestia de Oscar Ferrari, allanan el camino que es necesario recorrer para acercar su figura y su pensamiento al público, ávido de conocer detalles de quienes se han ganado un hondo prestigio dentro del universo del tango. Cantó en las orquestas de Juan Caló, Alfredo Gobbi, Edgardo Donato, Astor Piazzolla y José Basso.

Músicos

José Libertella

José Libertella

Los que disfrutaron de su música sobre el escenario lo recordarán, seguramente, con esa pasión que ponía cada vez que acomodaba el paño sobre sus rodillas, tomaba el instrumento y cumplía con el ritual de la función. Y quizá como ese hombre apasionado al que le saltaba la tanada ajustando cada detalle, preocupado porque el sonido o las luces no eran los óptimos. José Libertella nació en Calvera, Italia, su padre Juan construía tejas y trabajaba la tierra, fue el primero en emigrar a la Argentina. José lo siguió el 7 de junio de 1934, tenía once meses, viajó en el buque Principessa María en brazos de su madre.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis