Sábado, 06 de Febrero de 2016

Fichas | Períodos de la Música > Romanticismo

Primeras óperas románticas

El medio sinfónico y el piano opacaron la continuidad operística. Se dio un vacío teatral entre los últimos clásicos y los primeros románticos. Algunas excepciones fueron el Fidelio de Beethoven, y la casi total ausencia de obras de este tipo en los catálogos de Schubert, Mendelssohn y Brahms. Sin embargo, esto no significó la decadencia del género, sino que fue practicado por compositores especializados en la musicalización de dramas. Esta profesionalización se debió a la necesidad de unir el talento musical y la sensibilidad en la puesta en escena, además de contar con el aval de los empresarios de las grandes casas de ópera. Las óperas románticas fueron más elaboradas que sus antecesoras y se esperaba que permanecieran en cartel más tiempo. El romanticismo operístico comenzó con Cherubini y Spontini (discípulos de Gluck), iniciando el camino que arribó al corpus dramático wagneriano.

Romanticismo

El drama escénico en Italia

Jommelli fue uno de los protagonistas de la renovación de la ópera en Italia. Lo siguió Johann Simón Mayr. El más destacado fue Gioacchino Rossini, prolífico compositor para el medio escénico además de autor de muchas cantatas, sinfonías y otras obras instrumentales. Su estilo combinó la melodicidad con un ritmo marcado en frases nítidas, con orquestaciones en las que se pueden reconocer los instrumentos. Entre sus mejores óperas serias están Tancredo y Otello, aunque fue más conocido por sus óperas cómicas La italiana en Argel, La Cenicienta y El Barbero de Sevilla. Otros compositores de renombre fueron el discípulo de Mayr, Gaetano Donizetti (que compuso 70 óperas, 100 canciones, sinfonías, música de cámara y obras religiosas), autor de las óperas serias Lucía de Lamermoor y Linda de Chamounix, y de las cómicas La hija del regimiento, El elixir de amor y Don Pascual; y Vincenzo Bellini (que compuso 10 óperas serias, entre ellas La sonámbula y Norma).

Romanticismo

La Ópera francesa

En el siglo XIX, París se convirtió en capital de la actividad operística, con numerosos espectáculos heroicos como La Vestal de Spontini o El Aguador de Cherubini. La escueta burguesía que triunfó en la Revolución fue suplantándose por espectáculos más populares como los del libretista Scribe con música de Meyerbeer, por ejemplo, Roberto el diablo o Los hugonotes. La Gran Opera se caracterizaba por sus grandes montajes escenográficos y su profusión de ballets, coros y escenas multitudinarias. Entre los autores más famosos del género están Auber (La muda de Portici o Masaniello) y Jacques Fromental Halévy (La Judía). También perduró una tradición de óperas cómicas como La dama blanca de Boieldieu, Zampa de Hérold, que se remozó con las óperas bufas de Offenbach, como La bella Helena y Orfeo en los Infiernos.
Romanticismo

Ópera romántica alemana

La ópera se vió muy influida por los poetas y literatos en Alemania. Intensificó los rasgos nacionales distintivos del singspiel. A comienzos de siglo triunfaron las óperas Undine de E.T.A. Hoffmann y Fausto de Spohr, pero la obra característica del género por excelencia fue Der Freischütz de Weber, autor también de Euryanthe y Oberon. Schubert no logró el éxito con este género, su mejor intento fue Fierabrás. Otros autores alemanes de óperas del período fueron Marschner (Hans Heiling), Lortzing (autor de Zar y carpintero), Cornelius (El barbero de Bagdad) y Schumann (su Genoveva recibió elogios de la crítica, pero no contó con público). Hasta Wagner, la ópera nacional alemana compartió la popularidad con las óperas cómicas de estilo francés y la ópera seria de Meyerbeer.
Hagaselamusica.com




Breves

  • En el siglo XVIII, los compositores italianos desarrollaron tanto la ópera como la música sacra. Así como la cantata italiana se parecía a una ópera de concierto, la ópera se convirtió en una especie de cantata escenificada. La producción creció sin límites y con cada representación se renovó el interés por un género del que no existía un repertorio a repetir en varias ciudades, porque los teatros insistían con montar novedades. Por eso se valoraba mucho a los compositores prolíficos, capaces de crear tres o cuatro óperas por año.

  • Johann S. Bach compuso numerosas cantatas sagradas, en total ocho ciclos completos de 58 composiciones. De ellas se conservan 200. También compuso varias cantatas con textos profanos, que llamaba dramas musicales, para las cuales en ocasiones usaba otras obras propias.

  • Arthur Rubinstein fue un verdadero prodigio, debutó en público a los siete y cuatro años después fue presentado a Joseph Joachim, el gran violinista y amigo de Johannes Brahms. Joachim quedó tan impresionado con el niño que decidió asumir la responsabilidad de su formación musical. A los 13 años Rubinstein debutaría formalmente en Berlín, en enero de 1908 lo haría en el Carnegie Hall y luego comenzaría una gira por los Estados Unidos.

  • El compositor de origen ruso Nikolái Rimski-Korsakov y tendencia nacionalista, formó parte de los llamados Cinco Rusos junto a Mussorgski, Cui, Balakirev y Borodin. Fue un deslumbrante orquestador y pedagogo. Se destacó como autor de óperas de gran colorido armónico y tímbrico.

  • El compositor alemán Félix Mendelssohn fue considerado uno de los precursores del romanticismo musical. Adquirió una formación clásica inspirada en Palestrina, Haendel y especialmente en J. S. Bach, cuya figura redescubrió con La Pasión según San Mateo.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Suite Gayanéh

    Gopak

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 24

  • Sinfonía Nº 1 "Primavera"

    Robert Schumann

  • Muerte del ángel

    Astor Piazzolla

  • Danza macabra

    Camille Saint Saens

  • Che gelida manina

    Rolando Villazón (Rodolfo)

  • Largo al factotum

    Gioacchino Rossini

  • Cuarteto para cuerdas en re menor

    Franz Schubert

Intérpretes

Voces

Alberto Marino

Alberto Marino

Como decía un amigo mío "Alberto Marino es un lujo para el tango". Esta exageración obedecía, seguramente, a su registro de tenor y a la influencia de la escuela italiana de canto que si bien la tuvieron varios vocalistas del tango, en el caso del Tano Marino generaba la sensación que le sobraba voz para el desafío que le presentaban las letras. Pasaba de un potente agudo a un profundo bajo con la facilidad de los elegidos, poseía un vibrato inconfundible pero del cual no abusaba. Sus detractores, no obstante reconocer su capacidad, le enrostran que era frío y carente de media voz.

Voces

Rosita Quiroga

Rosita Quiroga

En La Boca, de la mano de un maestro ejemplar, Juan de Dios Filiberto, vecino y amigo de la familia Quiroga, Rosita dio sus primeros pasos con la guitarra a la edad de siete años. El tango no era por entonces cosa de niñas. De modo que la joven Rosita se inició en el arte del canto al compás de los valsesitos, la zamba y la canción campera. Cantaba en reuniones y fiestas de familia. Eran los años de Filiberto y Quinquela Martín, La Boca festejaba ruidosos carnavales y Rosita, que vivía en una casa de chapa y madera, se mezclaba en las murgas del barrio.

Voces

Argentino Ledesma

Argentino Ledesma

Nació en Santiago del Estero y llegó a ser una de las voces más populares de los años 50. Se lució con la orquesta de Héctor Varela. Cultor de un repertorio de tangos melódicos, que cantaba con voz afinada y gran carisma, Argentino Ledesma grabó alrededor de 500 temas. Algunos de los más perdurables son: "Cuartito azul", "Fueron tres años" y "Fumando espero". Tangos que serían escuchados no sólo en la Argentina sino en toda Latinoamérica, los Estados Unidos, Europa, Australia o Egipto, durante sus giras.

Buenos Aires, 04/03/2016

Tristeza en el tango y la milonga: murió la cantante Alba Solís

El miércoles 3 de febrero la cantante de tango Alba Solís dejó este mundo, tras 88 años de una vida llena de éxitos. Alba fue una referente del tango de nuestro país, y aunque dedicó gran parte de su carrera a la música, también tuvo importantes participaciones en radio, teatro, cine y televisión.

Trelew, 31/01/2016

Realizarán en Trelew un megaevento de tango

Con cuatro días a pura música ciudadana, la segunda edición de este evento tendrá entre otros, seminarios y exhibiciones de los grandes bailarines Virginia Gómez y Christian Márquez: "Los Totis", milongas en salones y otra popular en La Glorieta de Plaza Independencia, y tocando en vivo el Cuarteto Mulenga, de reconocimiento nacional e internacional.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis