Jueves, 24 de Julio de 2014

Fichas | Períodos de la Música > Romanticismo

Primeras óperas románticas

El medio sinfónico y el piano opacaron la continuidad operística. Se dio un vacío teatral entre los últimos clásicos y los primeros románticos. Algunas excepciones fueron el Fidelio de Beethoven, y la casi total ausencia de obras de este tipo en los catálogos de Schubert, Mendelssohn y Brahms. Sin embargo, esto no significó la decadencia del género, sino que fue practicado por compositores especializados en la musicalización de dramas. Esta profesionalización se debió a la necesidad de unir el talento musical y la sensibilidad en la puesta en escena, además de contar con el aval de los empresarios de las grandes casas de ópera. Las óperas románticas fueron más elaboradas que sus antecesoras y se esperaba que permanecieran en cartel más tiempo. El romanticismo operístico comenzó con Cherubini y Spontini (discípulos de Gluck), iniciando el camino que arribó al corpus dramático wagneriano.

Romanticismo

El drama escénico en Italia

Jommelli fue uno de los protagonistas de la renovación de la ópera en Italia. Lo siguió Johann Simón Mayr. El más destacado fue Gioacchino Rossini, prolífico compositor para el medio escénico además de autor de muchas cantatas, sinfonías y otras obras instrumentales. Su estilo combinó la melodicidad con un ritmo marcado en frases nítidas, con orquestaciones en las que se pueden reconocer los instrumentos. Entre sus mejores óperas serias están Tancredo y Otello, aunque fue más conocido por sus óperas cómicas La italiana en Argel, La Cenicienta y El Barbero de Sevilla. Otros compositores de renombre fueron el discípulo de Mayr, Gaetano Donizetti (que compuso 70 óperas, 100 canciones, sinfonías, música de cámara y obras religiosas), autor de las óperas serias Lucía de Lamermoor y Linda de Chamounix, y de las cómicas La hija del regimiento, El elixir de amor y Don Pascual; y Vincenzo Bellini (que compuso 10 óperas serias, entre ellas La sonámbula y Norma).

Romanticismo

La Ópera francesa

En el siglo XIX, París se convirtió en capital de la actividad operística, con numerosos espectáculos heroicos como La Vestal de Spontini o El Aguador de Cherubini. La escueta burguesía que triunfó en la Revolución fue suplantándose por espectáculos más populares como los del libretista Scribe con música de Meyerbeer, por ejemplo, Roberto el diablo o Los hugonotes. La Gran Opera se caracterizaba por sus grandes montajes escenográficos y su profusión de ballets, coros y escenas multitudinarias. Entre los autores más famosos del género están Auber (La muda de Portici o Masaniello) y Jacques Fromental Halévy (La Judía). También perduró una tradición de óperas cómicas como La dama blanca de Boieldieu, Zampa de Hérold, que se remozó con las óperas bufas de Offenbach, como La bella Helena y Orfeo en los Infiernos.
Romanticismo

Ópera romántica alemana

La ópera se vió muy influida por los poetas y literatos en Alemania. Intensificó los rasgos nacionales distintivos del singspiel. A comienzos de siglo triunfaron las óperas Undine de E.T.A. Hoffmann y Fausto de Spohr, pero la obra característica del género por excelencia fue Der Freischütz de Weber, autor también de Euryanthe y Oberon. Schubert no logró el éxito con este género, su mejor intento fue Fierabrás. Otros autores alemanes de óperas del período fueron Marschner (Hans Heiling), Lortzing (autor de Zar y carpintero), Cornelius (El barbero de Bagdad) y Schumann (su Genoveva recibió elogios de la crítica, pero no contó con público). Hasta Wagner, la ópera nacional alemana compartió la popularidad con las óperas cómicas de estilo francés y la ópera seria de Meyerbeer.
Hagaselamusica.com



Breves

  • 31 de mayo de 1809: muere en Viena Franz Josef Haydn, compositor austríaco. Una de las figuras claves del clasicismo junto a Mozart y Beethoven. Considerado padre de la sinfonía, la sonata y el cuarteto de cuerdas aunque estas formas ya existían, pero él las desarrolló con éxito. Su estilo sirvió de transición entre el estilo sentimental del Sturtn und Drang con el recambio clasista, conociendo a las otras dos mayores figuras de este movimiento en circunstancias diferentes.

  • 27 de mayo de 1840: muere durante un viaje a Francia, Niccoló Paganini, compositor y valorado violinista de origen italiano. Sus dotes y su apariencia le dieron fama de "diabólico", pero el público y los músicos lo idolatraban. Tras un demoledor éxito interpretando obras propias y ajenas, se retiró por tres años para profundizar su habilidad en la interpretación de la guitarra. Sin embargo, reapareció en los escenarios consagrándose como el mejor violinista de la historia hasta ese momento.

  • 22 de mayo de 1813: nace en Leipzig, Richard Wagner. Compositor de origen alemán, renovador de la ópera romántica. Fue censurable en casi todos los aspectos, excepto en el arte. Al regresar a Munich se separó de su esposa y vivió una historia de amor con Cosima, la hija de Franz Liszt y esposa de Hans von Bülow. Con ella volvió a Suiza.

  • 18 de mayo de 1909: muere Isaac Albéniz, compositor español. Definió el romanticismo español en materia musical y ejerció además una considerable influencia en otros compositores nacionalistas posteriores como Turina o Falla. Su música se asocia inmediatamente a la música española, plagada de reminiscencias andaluzas, color y un tono pintoresco y descriptivo. Compuso esencialmente para piano aunque su obra siempre hace referencias a la guitarra.

  • 18 de mayo de 1911: muere en Viena, Gustav Mahler. Nacido en Bohemia. Compositor y director de orquesta que vivió en Viena la mayor parte de su vida. Fue uno de los máximos exponentes de la sinfonía posromántica y autor de ciclos de canciones de suprema calidad.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Polonesa N° 6

    Frederic Chopin

  • Música para cuerdas, perc. y celesta

    Béla Bartók

  • Manuel de Falla

    Biografía

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 8 - 24 de octubre de 2010

  • Sonata para violín fa mayor

    Félix Mendhelsson

  • La vida breve

    Manuel de Falla

  • Celeste Aida

    Luciano Pavarotti (Radamés)

  • Salomé

    Richard Strauss

Intérpretes

Músicos

Juan Carlos Cobián

Juan Carlos Cobián

Corrían los años finales de la década de 1910 y el tango luchaba por liberarse del ingenuo primitivismo musical de sus orígenes, internándose en formas orquestales más complejas. Evolucionaba también el papel del piano, hasta entonces reducido a la simple marcación del ritmo. Comenzaba a delinearse una tendencia estilísticamente depurada y novedosa, el llamado por algunos estudiosos «tango romanza», entre cuyos precursores se destaca la figura de Juan Carlos Cobián.

Músicos

Julio De Caro

Julio De Caro

Su carrera se desarrolló a través de cuatro actividades principales: fue director, compositor, arreglista y violinista. Se convirtió en uno de los grandes intérpretes de la generación de 1910, pero a partir de 1923 creó un estilo original que lo convirtió en líder de su generación y modelo de las siguientes. En 1927 grabó su primer disco. Entre sus grandes éxitos cabe mencionar: "El malevo", "Boedo", "Berretín", "Nobleza de arrabal" y "Flores negras". De Caro fue de los primeros en comprender que el destino del tango era la música y avanzó en esa dirección, hasta donde le dio el aliento.

Músicos

José Libertella

José Libertella

Los que disfrutaron de su música sobre el escenario lo recordarán, seguramente, con esa pasión que ponía cada vez que acomodaba el paño sobre sus rodillas, tomaba el instrumento y cumplía con el ritual de la función. Y quizá como ese hombre apasionado al que le saltaba la tanada ajustando cada detalle, preocupado porque el sonido o las luces no eran los óptimos. José Libertella nació en Calvera, Italia, su padre Juan construía tejas y trabajaba la tierra, fue el primero en emigrar a la Argentina. José lo siguió el 7 de junio de 1934, tenía once meses, viajó en el buque Principessa María en brazos de su madre.

Seinajoki, 20/07/14

La pasión por el tango, una forma centenaria de expresar emociones

El tango, que llegó a Finlandia hace más de cien años, anidó en el corazón de sus ciudadanos, que encuentran en este apasionado baile argentino una manera de expresar sus emociones. “Bailar el tango nos permite liberar los sentimientos que nos cuesta expresar de otra manera”, confía Uti Suoninen, con la cara brillante por el sudor tras una hora en la pista de baile de Seinajoki (oeste).

Bs. As., 13/07/14

El tango de 1920 a 1935, una imprescindible antología sonora

"Antología del tango rioplatense (1920-1935)", segundo volumen publicado por el Instituto Nacional de Musicología y Secretaría de Cultura de La Nación, es un documento invaluable que condensa en tres discos lo más representativo de la evolución del género en esa etapa fundante.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis