Lunes, 10 de Diciembre de 2018

Clásica y Ópera | Ópera

Mignon de Ambroise Thomas

Mignon de Ambroise Thomas

Ninguna de las óperas anteriores de Ambroise Thomas, por lo general estrenadas en la Opera Comique de París, pudo mantenerse en el repertorio. Después de "Le román d'Elvire", de 1860, el compositor hizo una larga pausa para trabajar con tranquilidad en Mignon. Su estreno, celebrado en el mismo teatro, el 17 de noviembre de 1866, se convirtió en un gran triunfo. Mignon pasó a ser pronto una ópera de repertorio en todo el mundo. Pero su éxito más grande, tal vez por las mismas razones que el Fausto de Gounod, lo cosechó siempre en el ámbito de habla alemana, a pesar de que el texto en alemán no coincide con las palabras y versos clásicos de Goethe.








Ópera en tres actos. Libreto de Michel Carré y Jules Barbier, basado en la novela de Goethe, Wilhelm Meister.

Personajes: Mignon (mezzosoprano, ocasionalmente soprano); Philine (soprano); Wilhelm Meister (tenor); Lothario (bajo); Laertes (tenor); Jarno (bajo); Friedrich (tenor); el príncipe, el barón, Antonio, un apuntador, gitanos, actores, etc.

Lugar y época: Los dos primeros actos en Alemania, el tercero en Italia, aproximadamente en 1790.

Argumento: Ante una posada alemana hay una abigarrada multitud. Lothario, un viejo arpista, se acerca por el camino; su mente a menudo confundida reflexiona sobre una hija a la que secuestraron hace años. Un grupo de gitanos ejecuta una danza. Jarno, su jefe, quiere obligar a una muchacha a que baile, pero un joven viajero lo impide interponiéndose valientemente.

Un grupo de actores que acaba de llegar observa la escena, y Philine, la joven prima donna, coqueta y de una belleza seductora, decide hacer caer en sus redes al joven, indudablemente rico y además muy simpático. La presentación se hace en seguida: se trata del señor Wilhelm Meister de Viena, de buena familia, que viaja por el mundo. Mignon (así se llama la joven gitana que ha salvado) le ha regalado tímidamente, pero con agradecimiento, un ramo de flores, y ve con tristeza que Wilhelm se lo entrega a Philine.

Meister decide, después de una conversación con Mignon, liberar a la joven de su amargo destino y rescatarla, pagando una cantidad, del brutal Jarno. Mignon no sabe nada de sí misma, no sabe de dónde procede e ignora su edad. Sólo un país lejano vive de manera confusa en su recuerdo, el país de sus anhelos, tal vez su país de origen. Mignon canta a Wilhelm Meister una canción sobre este tema, que se ha hecho famosa. La frivolidad de Philine destruye una y otra vez la atmósfera romántica que rodea a Mignon. El grupo de actores ha sido contratado en un castillo cercano y Wilhelm Meister decide seguirlos. Mignon, que debería irse con el viejo Lothario, no quiere separarse de su salvador.

De modo que éste decide llevar consigo a la joven, disfrazada de paje. En un dúo melodioso («Légeres hirondelles»), Mignon se despide de Lothario.

El primer cuadro del acto segundo se desarrolla en el camerino que Philine tiene en el castillo. Llega Wilhelm. Se siente atraído cada vez con mayor fuerza por la vital, provocativa y coqueta Philine. Mignon observa con tristeza el juego de ambos. Cuando se queda sola en el camerino, comienza a maquillarse y se pone un vestido de Philine. Friedrich, un admirador de Philine, entra por la ventana en el instante en que Wilhelm vuelve al camerino. Ambos se declaran a Philine: el duelo parece inevitable. La preocupada Mignon se da a conocer. Friedrich se parte de risa, Meister está avergonzado y dice a la joven que no siga con él. Llega Philine y se burla de Mignon, que vuelve a ponerse rápidamente la ropa de gitana. Con aflicción observa a Wilhelm mientras éste ofrece el brazo a Philine para acompañarla a la representación.

Mignon ha corrido al parque y piensa quitarse la vida. Los sonidos del arpa del viejo Lothario la hacen volver en sí. En sus brazos llora su destino. Se oye un lejano aplauso; vitorean a Philine. En una extraña alucinación, Mignon ve el castillo ardiendo por los cuatro costados.

La representación ha llegado a su fin (según el libreto se ha interpretado el shakespeariano Sueño de una noche de verano, donde Philine tiene el papel de Titania, personaje al que se refiere su siguiente aria), y los espectadores, entusiasmados, acompañan a los actores principales al parque, donde piden un bis a Philine. Thomas compuso para esta ocasión la brillante polonesa «Je suis Titania», que se ha convertido en una de las piezas maestras para soprano de coloratura. Lothario confiesa susurrando a Mignon que ha prendido fuego al castillo para cambiar el destino de ella. En el mismo instante, Philine ordena a la joven que vaya a buscarle un ramo de flores que ha olvidado en el teatro. Se acerca Laertes, muy alterado, y dice que el castillo está ardiendo. Wilhelm Meister corre en pos de Mignon y logra salvarla de una muerte segura.

El acto tercero se desarrolla en Italia, en las amplias habitaciones de un viejo palacio. Wilhelm y Lothario han llevado allí a Mignon. Tanto en la joven como en el viejo arpista se producen extraños cambios. Lothario parece haber llegado a la claridad espiritual, es como si volviera a recordar hechos largamente olvidados y enterrados. Wilhelm Meister se siente cada vez más atraído por la enigmática Mignon; el recuerdo de Philine, cuya canción aparece a manera de Leitmotiv, ya no le conmueve. El viejo Lothario recorre como un sonámbulo el palacio, que a cada paso le resulta más familiar. En una cámara, cuya entrada encuentra como en un sueño, se pone la ropa del duque Cipriani y sabe de repente que él es este duque, que partió hace muchos años para buscar a su hija, raptada por unos gitanos. También Mignon descubre el enigma que la rodea: el palacio era su casa. Ha regresado al país de su infancia, al país donde florecen las naranjas de oro. Y tal como deseaba, con su amado.

Libreto: Los escritores franceses Michel Carré y Mes Barbier elaboraron el libreto a partir de una «novela de formación», rica en palabras e imágenes: una empresa nada fácil en la que mucha psicología y más de un detalle importante tuvieron que quedarse en el tintero para conservar el objetivo principal: la creación de un libreto diáfano, teatralmente efectivo y que se pudiera cantar. Tomaron del argumento todo lo que pudieron: una joven secuestrada por gitanos que resulta ser heredera de un viejo castillo y de un apellido noble; una seductora frívola con artes de coloratura; un aventurero elegante en medio de ambas mujeres; un arpista romántico, mentalmente trastornado, que gracias a unos acontecimientos maravillosos recupera la lucidez; el incendio de un castillo, un paisaje de ensueño del sur de Europa. Los puristas literarios encontrarán ocasión para poner objeciones a todas las adaptaciones operísticas de los textos clásicos. Seguramente no sin razón, pues las creaciones de los maestros son más ricas de contenido que los compendios de las versiones musicales. A pesar de todo, hay que decir que tanto Barbier como Carré, que también refundieron el Fausto de Goethe para Gounod, procedieron de una manera comprensiva y respetuosa. Mignon se convirtió en una ópera romántica que conmovió al público de la época.

Música: Thomas fue sin duda un gran compositor, y también un melodista inspirado. Muchas cosas que hoy nos parecen empalagosas, responden al espíritu de la época. Las partes de canto, tanto en los solos como en las numerosas escenas de conjunto, tienen un desarrollo sobresaliente; el sonido de la orquesta es muy variado y a menudo brillante. Mignon es una de las pocas óperas románticas cuyo papel principal ha sido confiado a una mezzosoprano.

Historia: Ninguna de las óperas anteriores de Ambroise Thomas, por lo general estrenadas en la Opera Comique de París, pudo mantenerse en el repertorio. Después de Le román d'Elvire, de 1860, el compositor hizo una larga pausa para trabajar con tranquilidad en Mignon. Su estreno, celebrado en el mismo teatro, el 17 de noviembre de 1866, se convirtió en un gran triunfo. Mignon pasó a ser pronto una ópera de repertorio en todo el mundo. Pero su éxito más grande, tal vez por las mismas razones que el Fausto de Gounod, lo cosechó siempre en el ámbito de habla alemana, a pesar de que el texto en alemán no coincide con las palabras y versos clásicos de Goethe.

Ambroise Thomas (1811-1896)

Este compositor francés, nacido en Metz el 5 de agosto de 1811, que en 1832 había ganado el Premio de Roma del Conservatorio de París, tenía en su haber 16 estrenos de ópera con escaso o ningún éxito cuando, en 1866, es decir a los 56 años, obtuvo un gran triunfo: Mignon. Y en su obra siguiente, Hamlet, el éxito se repitió; pero disminuyó en su última ópera. No obstante, las dos obras mencionadas se mantuvieron durante décadas en el repertorio de los teatros. Contienen varios fragmentos musicales que los grandes cantantes siguen interpretando. Una y otra vez hay reposiciones de esas obras, lo que es una prueba de que, en especial Mignon, no podían gustar sólo en la época romántica. Thomas, muy admirado y mundialmente célebre, murió en París el 12 de febrero de 1896.

Fuente: “Diccionario de la Ópera” de Kart Pahlen
 
Más Notas
El estreno de "Tannhauser" en el Mundo
La zorrita astuta de Leos Janácek
Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni
Los pescadores de perlas de Georges Bizet
Katia Kabanova de Leos Janácek

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Antonio Vivaldi

    Biografía

  • Ballets

    Piotr Illych Chaikovski

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 26

  • Otello

    Giuseppe Verdi

  • El holandés errante

    Richard Wagner

  • Humoresque

    Antonín Dvorak

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Nº 2 - 12 de septiembre de 2010

  • Años de peregrinaje

    Franz Liszt

Intérpretes

Poetas

Eladia Blázquez

Eladia Blázquez

Nadie logró, como Eladia Blázquez, crear tangos con letra de tanto éxito -y en algunos casos aislados de tanta calidad- desde fines de la década del 1960, cuando la popularidad del género había caído en la Argentina a sus mínimos históricos. Sólo pueden comparársele algunos títulos del binomio Astor Piazzolla-Horacio Ferrer. Ella creó un tango canción verdaderamente nuevo, aunque sobre moldes no vanguardistas, con su rara habilidad para combinar notas y palabras.

Músicos

Julián Plaza

Julián Plaza

Una conjunción de variadas y positivas cualidades han concurrido armoniosamente para que Julián Plaza redondeara una de las personalidades artísticas más sobresalientes dentro de la historia del tango. Bandoneonista, pianista, compositor y, sobre todo, arreglador, fueron los elementos a través de los cuales se proyectó su nombre, no sólo a la consideración pública, sino especialmente al círculo de los profesionales de la música, dentro de los cuales goza de un bien ganado prestigio. Una autoridad que ha sabido ganarse a fuerza de estudio, trabajo y talento.

Voces

Julio Sosa

Julio Sosa

Sin lugar a dudas, Julio Sosa fue el último cantor de tango que convocó multitudes. Y en ello, poco importó que casi la mitad de su repertorio fuera idéntico al de Carlos Gardel, aunque también es cierto que interpretó algunos títulos contemporáneos. Como dice el investigador Maximiliano Palombo, fue una de las voces más importantes que tuvo el tango en la segunda mitad de los años cincuenta y principios de los sesenta, época en que la música porteña pasaba por un momento no demasiado feliz".

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis