Viernes, 12 de Febrero de 2016

Clásica y Ópera | Ópera

La zorrita astuta de Leos Janácek

La zorrita astuta de Leos Janácek

El compositor manifestó muchas veces que ésta era su mejor obra. En ella dio rienda suelta a su inmenso amor por la naturaleza, pero también erigió un nuevo monumento a su nunca silenciado anhelo de libertad. Pudo poner música a las emociones profundas y a una sutil sabiduría de la vejez. El estreno tuvo lugar en Brno el 6 de noviembre de 1924. Pronto se representó la ópera en los teatros alemanes, que siguieron la traducción de Max Brod, poco fiel al original y que no tenía en cuenta muchas de sus sutilezas. En 1961 Walter Felsenstein terminó una nueva adaptación, y más tarde el doctor Peter Brenner realizó una versión que puede considerarse definitiva, muy satisfactoria desde el punto de vista poético y lingüístico.








Ópera en tres actos (nueve cuadros). Libreto de Leos Janácek, basado en Rudolf Tesnohlídek.

Título original: Prihody Lisky Bystrousky.
Idioma original: Checo.

Personajes. Humanos: El guardabosque (barítono); su mujer (contralto); el maestro de escuela (tenor); el párroco (bajo); Háraschta, un vagabundo (bajo); el posadero Pasek (tenor); la posadera (soprano); los hijos del guardabosque.
Animales: la zorrita astuta (soprano); el zorro (mezzosoprano); el perro pachón, el gallo, la gallina, el tejón, el pájaro carpintero, el mosquito, la rana, el grillo, la langosta, la lechuza, la libélula, las crías de la zorra y muchos otros animales del bosque.

Lugar y época: En una aldea y en el bosque aledaño, en una época cualquiera.

Argumento: El mundo de los animales y el de los humanos coinciden, hay paralelismos en su conducta y su destino. El calor del verano se abate sobre los árboles y el guardabosque recuerda con nostalgia a la salvaje y bella Terynka, que entró tan fugazmente en su monótona vida. El guardabosque se duerme. Un mosquito vuela a su alrededor, esquiva el salto de la rana, que, asustada por la aparición de la zorrita astuta, se posa sobre la nariz del hombre dormido. Quien lo paga es la zorrita pues el guarda-bosque la atrapa y se la lleva.
La zorrita vive en casa del guardabosque, los niños se burlan de ella y la mujer la odia. En cierto momento, por querer defenderse de las burlas, rompe un pantalón y la encadenan. Es una triste condición que no mejora con los amistosos acercamientos del perro pachón ni con la absurda compañía de las gallinas. Inútilmente intenta la zorrita predicarles la dignidad y la libertad. Por último, estrangula con rabia al gallo presumido y necio. La mujer del guardabosque quiere matarla, pero él se contenta con una paliza. Pero una zorra no se deja pegar: rompe las cadenas y huye. Busca en el bosque una guarida. La madriguera del tejón le parece ideal, pero su ocupante, siempre de mal humor, no quiere dejarle su vivienda. Se produce una animada lucha que todo el bosque contempla con entusiasmo. La zorrita vence.
En ese momento están sentados en la fonda del pueblo los mismos hombres de siempre. La conversación gira en torno de la joven gitana Terynka, que produce mucho desconcierto en el lugar. En primer lugar intentó educarla el maestro de la escuela; el párroco, en cuya casa vive, planea reformarla moralmente. Pero es demasiado tarde. Terynka espera un hijo y la furia de la aldea contra la «descarriada» se dirige también contra los hombres que parecen estar bajo su influencia: el maestro, el guardabosque y el párroco.
Al volver de la fonda, los tres piensan en esa extraña criatura, que tanta intranquilidad ha llevado al pueblo y a sus vidas. El guardabosque descubre a la zorrita cerca de allí y la espanta de un tiro. No quiere hacerle daño, pues extrañamente le recuerda a Terynka. La zorrita ha regresado al bosque. Es una maravillosa noche de primavera. Encuentra al apuesto zorro y acepta de buen grado su cortejo. La envidiosa lechuza pone el grito en el cielo a causa de la «falta de moral»; y el zorro y la zorrita tienen que presentarse en el Registro Civil, dignamente administrado por el pájaro carpintero. Hay una boda solemne a la luz de la luna. Fiesta para todos los animales del bosque.
Ha transcurrido cierto tiempo. El vagabundo Háraschta atraviesa el bosque; ha hecho compras para su boda con Terynka. Los zorros lo rodean y le hacen una jugada con la cual se apropian de los manjares que hay en la cesta de Háraschta. Con furia, el vagabundo dispara contra los animales: la zorrita astuta cae muerta. La fonda está casi vacía; sólo están el maestro y el guardabosque. Todos los demás han ido a la boda de Terynka y Háraschta. La posadera habla maravillada de la hermosa piel de zorro que el vagabundo ha regalado a su joven esposa. El guardabosque comprende entonces que la zorrita está muerta. Entra en el bosque y se acuesta para descansar. Una zorrita pasa por el camino. No es la zorrita astuta, sino una de sus crías. Y una ranita que atrapa es la nieta de la vieja rana que saltó antaño sobre su nariz. La vida en el bosque sigue, se renueva cada primavera, y asimismo continúa la vida humana, sin preocuparse de los individuos...

Libreto:
Rudolf Tesnohlídek (1882-1928) fue un narrador checo que logró con este texto algo así como una versión eslava de El sueño de una noche de verano. El libreto lo redactó el mismo Janácek basándose en el cuento de Tesnohlídek. El tono es ingenuo, los animales no se comportan «humanamente» como en el cuento, sino siempre de forma animal, es decir, de forma sencilla, astuta, racional, sin segundas intenciones. Y los hombres no siempre obran como seres humanos en sentido positivo, lo que a menudo produce graciosos contrastes, y en el espectador a menudo una sonrisa melancólica.

Música:
El compositor manifestó muchas veces que ésta era su mejor obra. En ella dio rienda suelta a su inmenso amor por la naturaleza, pero también erigió un nuevo monumento a su nunca silenciado anhelo de libertad. Pudo poner música a las emociones profundas y a una sutil sabiduría de la vejez. Las figuras están caracterizadas brillantemente, la música no «rebaja» nada, sólo describe, subraya, narra una maravillosa historia con bosques y amor, y une dos figuras que para el espectador superficial no tienen nada en común: la encantadora zorrita astuta y la seguramente no menos encantadora Terynka, que por prudencia no aparece.

Historia: La historia de esta ópera comienza en realidad en febrero de 1920, cuando un dibujante llamado Stanislav Lolek se presentó en la redacción del periódico Lidové Noviny, de Brno, y sacó de la carpeta una serie de dibujos sobre la vida de una zorra. Durante mucho tiempo nadie supo qué hacer con el material, hasta que encargaron al redactor Rudolf Tesnohlídek que escribiera unos breves textos que relacionaran los dibujos entre sí. Apretando los dientes, como contó él mismo, comenzó aquel trabajo «sin sentido»; pero cuando fue a pasear por el bosque y se sintió atrapado por su atmósfera, comenzó a crecer su entusiasmo. Escribió un relato que causó sensación cuando apareció en el periódico. Por casualidad llegó a manos de Janácek, que no descansó hasta que lo transformó en libreto de ópera y le puso música. El estreno tuvo lugar en Brno el 6 de noviembre de 1924. Pronto se representó la ópera en los teatros alemanes, que siguieron la traducción de Max Brod, poco fiel al original y que no tenía en cuenta muchas de sus sutilezas. En 1961 Walter Felsenstein terminó una nueva adaptación, y más tarde el doctor Peter Brenner realizó una versión que puede considerarse definitiva, muy satisfactoria desde el punto de vista poético y lingüístico.

Más Notas
El estreno de "Tannhauser" en el Mundo
Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni
Los pescadores de perlas de Georges Bizet
Katia Kabanova de Leos Janácek
Manon de Jules Massenet

Ver Historial




Breves

  • En el siglo XVIII, los compositores italianos desarrollaron tanto la ópera como la música sacra. Así como la cantata italiana se parecía a una ópera de concierto, la ópera se convirtió en una especie de cantata escenificada. La producción creció sin límites y con cada representación se renovó el interés por un género del que no existía un repertorio a repetir en varias ciudades, porque los teatros insistían con montar novedades. Por eso se valoraba mucho a los compositores prolíficos, capaces de crear tres o cuatro óperas por año.

  • Johann S. Bach compuso numerosas cantatas sagradas, en total ocho ciclos completos de 58 composiciones. De ellas se conservan 200. También compuso varias cantatas con textos profanos, que llamaba dramas musicales, para las cuales en ocasiones usaba otras obras propias.

  • Arthur Rubinstein fue un verdadero prodigio, debutó en público a los siete y cuatro años después fue presentado a Joseph Joachim, el gran violinista y amigo de Johannes Brahms. Joachim quedó tan impresionado con el niño que decidió asumir la responsabilidad de su formación musical. A los 13 años Rubinstein debutaría formalmente en Berlín, en enero de 1908 lo haría en el Carnegie Hall y luego comenzaría una gira por los Estados Unidos.

  • El compositor de origen ruso Nikolái Rimski-Korsakov y tendencia nacionalista, formó parte de los llamados Cinco Rusos junto a Mussorgski, Cui, Balakirev y Borodin. Fue un deslumbrante orquestador y pedagogo. Se destacó como autor de óperas de gran colorido armónico y tímbrico.

  • El compositor alemán Félix Mendelssohn fue considerado uno de los precursores del romanticismo musical. Adquirió una formación clásica inspirada en Palestrina, Haendel y especialmente en J. S. Bach, cuya figura redescubrió con La Pasión según San Mateo.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Scheherezade

    Nicolai Rimsky Korsakov

  • Falstaff

    Giuseppe Verdi

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 13

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2012 - Programa N° 27

  • Concierto para violín y piano

    Félix Mendelssohn

  • La Boheme (Acto primero)

    Giacomo Puccini

  • Sonata para violín fa mayor

    Félix Mendhelsson

  • Años de peregrinaje

    Franz Liszt

Intérpretes

Músicos

Pedro Maffia

Pedro Maffia

Inauguró una modalidad completamente nueva de ejecutar el bandoneón. Dejaba el fuelle cerrado, sin alargar ni contraer sus pliegues. Gracias a este método, el imperioso instrumento del tango alcanzó con Maffia una mayor precisión y pureza de sonido. "El pibe de Flores", como se lo conocía por entonces, llevó el fueye a uno de sus puntos de mayor altura interpretativa. Anibal Troilo, que percibió en él al maestro, le dedicó el tango A Pedro Maffia, y Astor Piazzola compuso Pedro y Pedro, en homenaje a él y a Pedro Laurenz

Músicos

José Bragato

José Bragato

Violoncellista, pianista, arreglador y compositor. Formó parte de las orquestas de tango más relevantes de la época. Fue estable en la de Francini-Pontier pero el elegido de todos los maestros para las grabaciones como Aníbal Troilo, Atilio Stampone, Osvaldo Fresedo. En 1954 se sumó a la “patriada” de Astor Piazzolla: armar el Octeto Buenos Aires, que revolucionó al tango. El sonido especial de su violoncello, unido a su virtuosismo, le permitió jerarquizar el instrumento por lo que las orquestas típicas de entonces dieron entidad a este instrumento como solista a la par del violín, a partir del surgimiento de José Bragato como notable violoncellista.

Músicos

Enrique Francini

Enrique Francini

Su primer labor fue con la formación del maestro Juan Ehlert. Después de la experiencia en la orquesta de Miguel Caló y su consagración definitiva en su sociedad con Armando Pontier, en 1955 inicia un nuevo camino formando su propia orquesta. Fue primer violín del Teatro Colón y colaboró durante años en muchas orquestas del 60. En 1970 forma un sexteto con Néstor Marconi debutando en el "Caño 14" con gran éxito. Muere en su ley el 27 de agosto de 1978 en ese mismo escenario mientras ejecutaba "Nostalgias" en su querido violín.

Buenos Aires, 04/03/2016

Tristeza en el tango y la milonga: murió la cantante Alba Solís

El miércoles 3 de febrero la cantante de tango Alba Solís dejó este mundo, tras 88 años de una vida llena de éxitos. Alba fue una referente del tango de nuestro país, y aunque dedicó gran parte de su carrera a la música, también tuvo importantes participaciones en radio, teatro, cine y televisión.

Trelew, 31/01/2016

Realizarán en Trelew un megaevento de tango

Con cuatro días a pura música ciudadana, la segunda edición de este evento tendrá entre otros, seminarios y exhibiciones de los grandes bailarines Virginia Gómez y Christian Márquez: "Los Totis", milongas en salones y otra popular en La Glorieta de Plaza Independencia, y tocando en vivo el Cuarteto Mulenga, de reconocimiento nacional e internacional.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis