Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Clásica y Ópera | Ópera

Katia y el diablo de Antonin Dvorák

Katia y el diablo de Antonin Dvorák

Antonin Dvorák trabajó en Katia y el diablo durante el año 1898. El estreno, celebrado en Praga el 23 de noviembre de 1899, fue un éxito rotundo y la ópera se impuso rápidamente en su país, mientras que en el extranjero se representó (como en el caso de todas las óperas de Dvorák) con vacilaciones y muy tarde. Dvorák es en esta obra por entero un compositor popular, puede dar rienda suelta por completo a su temperamento indomable de hombre de Bohemia, sus ritmos de danza son interminables.








Ópera en tres actos. Libreto de Adolf Wenig.

Título original: Cert a Káca.
Idioma original: Checo.

Personajes: Katia (soprano); su madre (mezzosoprano); Jirka, un pastor (tenor); el diablo Marbuel (bajo); Lucifer, Príncipe de las Tinieblas (bajo); la princesa (mezzosoprano); el portero del Infierno, el administrador, el tesorero, campesinos y campesinas, demonios, cortesanos.

Lugar y época: Bohemia; el acto segundo en el Infierno, en una época de cuentos de hadas.

Argumento: En una aldea vive Katia, encantadora de aspecto, pero temible por su lengua. Por eso nadie quiere bailar con ella, ni siquiera el pobre Jirka, a quien le gusta mucho, pero que teme no encontrar la felicidad a su lado. Al mismo tiempo se celebran en el castillo cercano brillantes fiestas, en las que han de colaborar los campesinos con su trabajo, dada su condición de siervos. El administrador es cruel e inflexible, hasta el punto de que, junto con la dilapidadora princesa, llama la atención en el Infierno, que envía a Marbuel como espía de Lucifer. Marbuel comete el error de invitar a bailar a Katia en la fiesta del pueblo, incluso la convence de que lo acompañe a su castillo. Katia accede, pues ningún joven de la ciudad quiere saber nada de ella. Y el pobre Jirka, cuando regresa después de haber abandonado temprano el baile, ve al extraño cazador alejarse con Katia; el administrador lo ha despedido y Jirka ha roto el bastón con que quería pegarle; Katia comprende de inmediato quién se oculta detrás del cazador. Pero no tiene miedo; por el contrario, es Marbuel quien tiene miedo de Katia, que pone el grito en el cielo. Los demonios se sienten horrorizados ante la extraña. Si pudo domar por completo a Marbuel, sobre cuyas espaldas ha entrado en el Infierno, entonces tampoco se compadecerá de Lucifer. Jirka aparece de la manera más oportuna: será el encargado de devolver a la superficie a la indeseable visitante. Lucifer ha dictado sentencia contra los opresores, pero Jirka sabe que la princesa no es mala y que está cansada de su vida ligera. Así pues, consigue echar con una dura reprimenda al administrador y salvar a la princesa, que en adelante promete un régimen justo y la abolición de la servidumbre. Jirka no tiene miedo al diablo porque sabe que con ayuda de Katia lo puede tener a raya en cualquier momento. La ópera cómica termina con alegres danzas, tal como comenzó.

Libreto: El profesor Adolf Wenig redactó en Praga un libreto cuyas ideas fundamentales sacó del Bóhmischen Marchenbuch (1860) y que sabe poner de manera encantadora en escena la figura del diablo. Es el mismo diablo al que treinta años más tarde evocará con polcas y furiantas (ciertas danzas checas) otro compositor checo, Jaromir Weinberger; en cierto sentido, es un diablo popular, con características totalmente humanas y muy alejado de la espiritualidad de Mefistófeles. Los checos lo llaman Cert, pero para el verdadero personificador del mal tienen otro término, Dábel; con Cert se puede proceder de manera amable y divertida, lo que el libretista logró elegantemente; además, la figura de Katia está bien concebida, es el polo opuesto de muchas mujeres demoníacas que cometen en los escenarios operísticos sus entretenidas barrabasadas, como en Don Pasquale de Donizetti, en La mujer silenciosa de Richard Strauss o en Angélique de Ibert.

Música: Ningún otro libreto podía convenir tanto a Dvorák como éste; Dvorák es aquí por entero un compositor popular, puede dar rienda suelta por completo a su temperamento indomable de hombre de Bohemia, sus ritmos de danza son interminables. De todos modos, apenas si hay lugar para un desarrollo lírico en esta pieza turbulenta, y es una pena, pues Dvorák nunca es tan conmovedor como cuando escribe melodías íntimas.

Historia: Dvorák trabajó en Katia y el diablo durante el año 1898. El estreno, celebrado en Praga el 23 de noviembre de 1899, fue un éxito rotundo y la ópera se impuso rápidamente en su país, mientras que en el extranjero se representó (como en el caso de todas las óperas de Dvorák) con vacilaciones y muy tarde.

Más Notas
El estreno de "Tannhauser" en el Mundo
La zorrita astuta de Leos Janácek
Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni
Los pescadores de perlas de Georges Bizet
Katia Kabanova de Leos Janácek

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • E lucevan le stelle

    Mario del Monaco (Mario Cavaradossi)

  • Orfeo

    Claudio Monteverdi

  • Manuel de Falla (primeras obras)

    Biografía

  • Sonata para violín y piano

    Allegretto ben moderato

  • Preludio a la siesta de un fauno

    Claude Debussy

  • La Boheme (Acto primero)

    Giacomo Puccini

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 20

  • Falstaff

    Giuseppe Verdi

Intérpretes

Músicos

Héctor Stamponi

Héctor Stamponi

Héctor “Chupita” Stamponi fue pianista, director, compositor y arreglador. Juntamente con Eduardo Pereyra, Osvaldo Pugliese, Horacio Salgan, Lucio Demare, ha sido uno de los mayores solistas de piano, individualizado por su peculiar fraseo, su inconfundible manera de "decir" en el plano y de armonizar los temas.

Voces

Oscar Ferrari

Oscar Ferrari

Su identificación con la música y la poesía de Buenos Aires es tan extensa, que resulta imposible resumirla en el espacio destinado habitualmente a estas semblanzas. Sin embargo, la claridad expresiva y la modestia de Oscar Ferrari, allanan el camino que es necesario recorrer para acercar su figura y su pensamiento al público, ávido de conocer detalles de quienes se han ganado un hondo prestigio dentro del universo del tango. Cantó en las orquestas de Juan Caló, Alfredo Gobbi, Edgardo Donato, Astor Piazzolla y José Basso.

Músicos

Julio De Caro

Julio De Caro

Su carrera se desarrolló a través de cuatro actividades principales: fue director, compositor, arreglista y violinista. Se convirtió en uno de los grandes intérpretes de la generación de 1910, pero a partir de 1923 creó un estilo original que lo convirtió en líder de su generación y modelo de las siguientes. En 1927 grabó su primer disco. Entre sus grandes éxitos cabe mencionar: "El malevo", "Boedo", "Berretín", "Nobleza de arrabal" y "Flores negras". De Caro fue de los primeros en comprender que el destino del tango era la música y avanzó en esa dirección, hasta donde le dio el aliento.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis