Jueves, 13 de Diciembre de 2018

Clásica y Ópera | Ópera

Jenufa de Leos Janácek

Jenufa de Leos Janácek

Janácek trabajó durante diez años en esta ópera, en una época triste, en la que murió su hija; después sufrió un rechazo de Praga. En Brno se llegó al estreno y a unas pocas repeticiones: el mundo de la música no se dio por enterado. Sólo el 26 de mayo de 1916 llegó esta misma ópera con otro título al Teatro Nacional de Praga, pero la guerra impidió su difusión. El escritor Max Brod la tradujo al alemán. Con su versión, la ópera llegó a la Opera de Viena en 1918, desde donde se difundió rápidamente el prestigio del compositor de 64 años.








Drama musical moravo en tres actos.
Libreto: Gabriella Preissová.
Título original: Jeji Pastorkyna.
Idioma original: checo.

Personajes: La anciana Buryja (contralto); Laca Klemen, su nietastro (tenor); Stewa, su nieto (tenor), la sacristana Buryja, viuda, nuera de la anciana Buryja (soprano o mezzosoprano); Jenufa, su hija adoptiva (soprano); el capataz (barítono); el juez (bajo); su esposa (mezzosoprano); Karolka, hija de ambos (mezzosoprano); una criada (mezzosoprano); Barena, moza del molino (soprano); Jano, joven pastor (soprano); la tía (contralto); músicos, campesinos.

Lugar y época: Una aldea de Moravia, a fines del siglo XIX.

Argumento: El primer acto se desarrolla frente al molino de la anciana Buryja. Jenufa espera a que Stewa vuelva de la ciudad, a la que ha ido para someterse al examen médico previo al reclutamiento. Si tiene que alistarse, la joven se expondrá, junto con el niño que lleva en el vientre, al escarnio. Laca, hermanastro de Stewa, acusa a éste con resentimiento: primero le quitó el afecto de la anciana Buryja y luego el de Jenufa, de la que esta fielmente enamorado desde la adolescencia. Stewa regresa eufórico por haberse librado del servicio militar; el presumido joven arroja monedas a la multitud.

Entre tanto, aparece la sacristana y no quiere saber absolutamente nada del matrimonio de su hijastra con aquel borrachín licencioso. Primero debe demostrar, durante un año, que también puede comportarse seriamente. Jenufa, sin embargo, suplica a Stewa que se case con ella cuanto antes, pero el joven tiene mucha menos prisa que ella. A decir verdad, jura por sus hermosas y suaves mejillas que nunca la abandonará, pero sus palabras no parecen sinceras.

Cuando Stewa se ha ido, sale Laca de su escondite. Lo ha oído todo, quiere advertir a Jenufa, quiere prometerle su amor auténtico y profundo, pero ella lo rechaza con dureza. Enloquecido por los celos, Laca le corta la cara con un cuchillo, pero en seguida siente un profundo arrepentimiento.

El acto segundo se desarrolla en la casa de la sacristana. Todo el mundo cree que Jenufa se ha ido de viaje, pero la joven está escondida en una habitación donde ha vivido horas amargas y felices. Es madre del hijo de Stewa, pero el padre no ha querido verlo todavía. Ha pedido la mano de la hija del juez. Atormentada por la preocupación, la sacristana piensa en el modo de dominar la situación desesperante. Como única solución se le ocurre eliminar al niño, matarlo.

Ha hecho llamar a Stewa por última vez. Éste llega malhumorado, culpa a la sacristana de haber retrasado su boda y habla despectivamente de Jenufa, que ha quedado desfigurada. Luego se va. La desesperación de la sacristana crece. Cuando la visita Laca, cosa que hace a menudo después del incidente con Jenufa, la sacristana le confiesa la verdad: que Jenufa no ha salido de viaje. Ha tenido un hijo, pero el niño ha muerto, añade la sacristana, expresando su deseo más secreto.

Cuando Laca se va, la sacristana toma una decisión desesperada. Aprovecha el sueño febril de Jenufa para sacar al niño de la casa y arrojarlo al caz del molino. Jenufa lo busca después de despertar y no puede comprender las palabras de su madrastra, que le dice que el niño había muerto dos días antes, mientras ella yacía con fiebre. Abstraída, oye que Laca le pide que lo perdone; una y otra vez cree oír el llanto del niño en el caz del molino.

El matrimonio de Laca con Jenufa es el centro del acto tercero, el más dramático. Ha llegado el juez con su familia; su hija Karolka aparece del brazo de Stewa, con el que se casará al cabo de unos días. Un grupo de niñas canta para Jenufa una alegre e inocente canción de boda. De repente, la sacristana empieza a desvariar. En el momento en que debe bendecir a la pareja, llegan de fuera unos gritos penetrantes. En el caz del molino han encontrado el cadáver de un niño. Jenufa, horrorizada, reconoce la ropa. Los campesinos la amenazan, pero entonces la sacristana confiesa, en una escena grandiosa, su horrible crimen. Ella sola cometió el asesinato. Se descubre la bajeza de Stewa y Karolka se aleja de él; llevan a la sacristana a prisión. Laca y Jenufa se quedan en la casa, profundamente impresionados, pero unidos por un profundo amor surgido del sufrimiento.

Libreto: Un intenso drama campesino, bien concebido y llevado de una manera eficaz al escenario. Para la versión musical fue necesario abreviar un poco la pieza teatral, lo que se hizo de manera coherente.

Música: El estilo de Janácek es demasiado personal para que se pueda encuadrar en una tendencia. Se podría llamar «naturalista» en el sentido de Mussorgski, pues comprende elementos del verismo, pero también del romanticismo tardío. Su armonía es «moderna» y sin duda en esa época tuvo un efecto novedoso, vanguardista. Está al servicio de la «expresión», de la descripción anímica, muchas veces también de la recreación del ambiente, sobre todo en las partes en que se lleva al escenario la vida campesina y se describen los tipos de la aldea tal como los conoció y estudió el compositor durante toda su vida. En las danzas del primer acto es donde Janácek se acerca más al folclore. Estas danzas respiran vida, en ellas vibra algo más que el placer descriptivo. Los diálogos siguen con sorprendente exactitud la melodía del habla: para reconocerla y valorarla por completo habría que oír la obra en idioma original; toda imitación en un idioma extraño debilita el efecto de manera insalvable. A pesar de esta imitación de la vida, la línea melódica se eleva en los puntos culminantes hasta llegar a una cantilena casi «italiana», a una melodía de amplio vuelo y sensibilidad.

Historia: La tragedia de su creador está en la cantidad de representaciones de Jenufa: Janácek trabajó durante diez años en esta ópera, en una época triste, en la que murió su hija; después sufrió un rechazo de Praga que lo afligió profundamente. En Brno se llegó al estreno (el 21 de enero de 1904) y a unas pocas repeticiones: el mundo de la música no se dio por enterado. Sólo el 26 de mayo de 1916 llegó esta misma ópera, con el título de Jeji Pastorkyna («La hija adoptiva»), al Teatro Nacional de Praga, pero la guerra impidió su difusión. El escritor Max Brod, entusiasmado por la obra, la tradujo al alemán (pertenecía a una burguesía alemana de Praga muy independiente y muy mezclada con elementos judíos, en la que hay que incluir, además de muchos otros nombres de importancia, a Rilke y a Kafka), y fue luego uno de los más decididos defensores de Janácek. Con su versión, la ópera (con el título de Jenufa, con el que se conoce en las regiones de habla alemana) llegó a la Opera de Viena (1918), desde donde se difundió rápidamente el prestigio del compositor de 64 años.

Fuente: "Diccionario de la öpera" de Kurt Pahlen


  • Jenufa de Leos Janácek
  • Jenufa de Leos Janácek
  • Jenufa de Leos Janácek
  • Jenufa de Leos Janácek
Más Notas
El estreno de "Tannhauser" en el Mundo
La zorrita astuta de Leos Janácek
Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni
Los pescadores de perlas de Georges Bizet
Katia Kabanova de Leos Janácek

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 19

  • Noche en el Monte Calvo

    Modest Mussorgsky

  • La consagración de la primavera

    Igor Stravinsky

  • Fantasía para un gentilhombre

    Joaquín Rodrigo

  • Tristán e Isolda

    Richard Wagner

  • Mamma quel vino e generoso

    Giuseppe Giacomini (Turiddu)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 9

  • Sinfonía Nº 3 Op. 32

    Moderato assai

Intérpretes

Voces

Aldo Campoamor

Aldo Campoamor

Aldo Campoamor cantó en las orquestas de Horacio Pettorossi, en Radio Prieto, junto a la cancionista Susana Ortiz, la de Ricardo Malerba y con Federico Scorticati, con quien realizó una gira por Brasil. En 1938 viajó a Francia con Rafael Canaro. En 1939 se incorporó a Radio El Mundo donde actuó por varios años acompañado por guitarras, habitualmente por las de Edmundo Zaldívar y también, por la orquesta de la emisora. Allí permaneció hasta ser requerido por Astor Piazzolla junto al cantor Héctor Insúa.

Poetas

Horacio Ferrer

Horacio Ferrer

Llegó al tango con sus letras locas cuando éste ya no podía darle la fama y la devoción popular que había derramado sobre otros creadores, que para entonces estaban muertos o se resignaban al ocaso. Pero se abrió paso de todas formas, y hasta logró ser el letrista adoptado por Astor Piazzolla, único vanguardista que no desdeñó el tango canción. Por momentos consiguió conectar con esas grandes masas ya alejadas del género, y le regaló a Piazzolla la multitudinaria repercusión popular que le había faltado. De todas formas, nunca incurrió en una lírica directa y plana, empecinamiento por el que todo artista paga un precio.

Músicos

Pedro Maffia

Pedro Maffia

Inauguró una modalidad completamente nueva de ejecutar el bandoneón. Dejaba el fuelle cerrado, sin alargar ni contraer sus pliegues. Gracias a este método, el imperioso instrumento del tango alcanzó con Maffia una mayor precisión y pureza de sonido. "El pibe de Flores", como se lo conocía por entonces, llevó el fueye a uno de sus puntos de mayor altura interpretativa. Anibal Troilo, que percibió en él al maestro, le dedicó el tango A Pedro Maffia, y Astor Piazzola compuso Pedro y Pedro, en homenaje a él y a Pedro Laurenz

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis