Martes, 25 de Septiembre de 2018

Clásica y Ópera | Ópera

El amor de las tres naranjas

El amor de las tres naranjas

Poco después de llegar a Estados Unidos, en 1918, Sergei Prokófiev recibió de la Chicago Opera Company el encargo de componer una obra. Cumplió la misión en seis meses. Pero como el director del teatro había muerto entre tanto, no se celebró el estreno, planeado para 1919. Sólo dos años más tarde, Mary Garden, la famosa cantante y promotora de la ópera en Estados Unidos, se fijó en la partitura. El estreno de "El amor de las tres naranjas" tuvo lugar el 30 de diciembre de 1921.








Ópera en un prólogo, cuatro actos y diez cuadros.

Libreto de Sergei Prokófiev, basado en un antiguo cuento oriental adaptado por Cario Gozzi.

Título original: L'amour des trois oranges y Liubov trem apelsinam.
Idiomas originales: francés y ruso.

Personajes: El rey de un país de fantasía, en que el juego de cartas es una característica nacional (bajo); el príncipe, su hijo (tenor); la princesa Clarissa, sobrina del rey (contralto); Leander, primer ministro (barítono); Truffaldino, bufón de la corte del rey (tenor); Pantaleón, hombre de confianza del rey (barítono); el mago Chelio, protector del rey (bajo); la maga Fata Morgana, protectora del primer ministro (soprano); Linette, Nicolette, Ninette, tres princesas (contralto, mezzosoprano, soprano); Farfarello, un pequeño demonio (bajo); Esmeralda (mezzosoprano); una cocinera, un heraldo, grupos de cunantes del teatro, etc.

Lugar y época: La del cuento.

Argumento: La ópera tiene un pequeño preludio orquestal y luego una alegre escena introductoria: partidarios de la tragedia disputan con partidarios de la comedia sobre la pieza que quieren ver. También otros grupos expresan su opinión y tratan duramente a los demás. Cuando el heraldo anuncia que el rey del País del Trébol (su símbolo son los tréboles de la baraja francesa) está desesperado porque su hijo ha caído en una melancolía aparentemente incurable, todos prestan atención sorprendidos; cada uno cree que verá «su» obra de teatro.

Y así comienza el cuento. Hay que hacer reír al príncipe. Cuando el príncipe estalla en lágrimas, debe soportar las críticas de los partidarios de la comedia, que se han situado con otros grupos del preludio a ambos lados del escenario. Llaman a Truffaldino: tal vez pueda alegrar al príncipe con la fiesta que ha organizado. Pero Leander, primer ministro y enemigo secreto del rey (su símbolo son las picas de la baraja), decide sabotearlo todo.

Un interludio, por lo general interpretado ante un telón con símbolos mágicos, nos muestra las fuerzas «superiores» que dirigen los actos de los personajes que participan en la obra. Chelio y Fata Morgana juegan a las cartas; el mago pierde y su protegido el rey parece perdido, mientras que al protegido de Fata Morgana, el primer ministro, le sonríe la fortuna.

La princesa Clarissa quiere instigar a Leander a que elimine al príncipe para heredar ella el trono. El ministro planea procedimientos «crueles» para matarlo, por ejemplo hacerle leer historias «supertrágicas». Leander informa a Clarissa que Truffaldino quiere hacer reír al príncipe; la princesa desea que le den una dosis de opio para impedirlo. Sin embargo, el ministro afirma que no será necesario, pues la maga irá en persona a la fiesta para impedir que el príncipe se alegre.

En la escena siguiente aparece el príncipe enfermo. Con un camisón largo y ridículo, con miles de medicamentos ante sí, «sufre» visiblemente; Truffaldino intenta llevarlo a la fiesta, anunciada por una brillante marcha. Truffaldino anuncia los números de la fiesta. Los cortesanos aplauden a un grotesco desfile de animales, pero el príncipe sigue serio. Sigue todo tipo de números artísticos, pero el príncipe se mantiene imperturbable. Entonces Truffaldino ve entrar a Fata Morgana, y en el altercado que estalla en seguida entre ambos, la hechicera cae al suelo del modo más bufonesco. El príncipe estalla en una larga y sonora carcajada. Fata Morgana, para vengarse, lo maldice: el príncipe se enamorará de tres naranjas y las buscará desesperadamente por todas partes.

El príncipe ha emprendido un viaje, acompañado de Truffaldino, para encontrar las naranjas. Farfarello, obedeciendo las órdenes de Chelio, quisiera ayudar al príncipe, pero puesto que Fata Morgana ha vencido, sólo puede darle un consejo: cuando encuentre las naranjas, debe partirlas cerca de una fuente.

Un interludio orquestal más largo describe el peregrinaje del príncipe. Llega a un castillo donde sale victorioso de algunas aventuras, sobre todo con una cocinera cuyo aspecto salvaje subraya cómicamente una voz de bajo. Por último, el príncipe encuentra las naranjas prometidas, y haciendo un gran esfuerzo, transporta la fruta, que tiene un tamaño sobrenatural, por todo el desierto. Truffaldino no puede seguir a causa de la sed y parte dos naranjas. De las naranjas salen princesas, pero como no hay ninguna fuente en las cercanías, Linette y Nicolette mueren de sed. Truffaldino ha huido. El príncipe, que se ha quedado dormido, despierta y comienza a intuir que la tercera naranja oculta su felicidad. La abre, y de la naranja sale la princesa Ninette. Un amor a primera vista une a la pareja. Pero también Ninette morirá si no puede beber de inmediato. Por fortuna, los espectadores (partidarios de la comedia) le entregan rápidamente un vaso de agua. El príncipe quiere llevar a Ninette a su palacio; pero la joven, en un auténtico rasgo femenino, se da cuenta de que no va vestida como Dios manda. Por lo tanto, su amado parte solo para regresar pronto con ropas principescas y un cortejo.

Entre tanto aparece Fata Morgana y transforma a Ninette en una rata. Y Esmeralda, que pertenece al partido de Fata Morgana y Leander, adopta la forma de Ninette. Cuando el príncipe regresa con su padre, advierte el engaño, pero como no puede demostrar nada, su padre lo induce a que cumpla su promesa. Debe entrar en el castillo con Esmeralda.
Un nuevo interludio lleva a Fata Morgana y a Chelio al escenario: cada uno trata de vencer al otro con rayos y truenos. De nuevo parece ganar la hechicera, pero intervienen los partidarios de la comedia y la encierran en una torre (pues no pueden permitir que la pieza termine mal).

El príncipe ha de contraer matrimonio con la supuesta Ninette en la gran sala del trono. Pero sobre una de las sillas está sentada una gigantesca rata. Cunde el pánico, pero el todopoderoso mago Chelio devuelve su forma original a la auténtica princesa Ninette. Todos persiguen a Leander, a Clarissa y a Esmeralda, hasta que caen en una trampa que Fata Morgana había preparado para sus enemigos. El príncipe se casa con la verdadera princesa y el pueblo saluda jubilosamente a la joven pareja.

Fuente: Un cuento del famoso escritor veneciano Cario Gozzi (1720-1806): Fiaba dell’amore delle tre melarancie, elaborado a su vez con elementos de leyendas orientales.

Libreto: Lleno de ocurrencias y de fantasía, gracioso y entretenido. La ingeniosa intervención de «grupos de espectadores» de diferentes tendencias estéticas contribuye a aligerar el argumento y da ocasión a escenas y ocurrencias cómicas.

Música: Una magnífica partitura llena de inspiración y de aciertos. Prokófiev es un maestro del humor, un orquestador brillante y un auténtico melodista. Compuso una de las mejores óperas de nuestra época.

Historia: Poco después de llegar a Estados Unidos, en 1918, Prokófiev recibió de la Chicago Opera Company el encargo de componer una obra. Cumplió la misión en seis meses. Pero como el director del teatro había muerto entre tanto, no se celebró el estreno, planeado para 1919. Sólo dos años más tarde, Mary Garden, la famosa cantante y promotora de la ópera en Estados Unidos, se fijó en la partitura. El estreno tuvo lugar en el auditorio de Chicago el 30 de diciembre de 1921. El amor de las tres naranjas fue interpretada en la versión francesa que el compositor había elaborado junto con Vera Janacopulos. El éxito fue moderado, sólo se llegó a tres representaciones. Una suite sinfónica, que contenía algunas de las mejores piezas de la ópera, conquistó en cambio rápidamente las salas de concierto del mundo. Sólo un cuarto de siglo más tarde, y con el creciente prestigio del compositor, reconocieron los teatros de ópera el valor de esta obra extraordinaria.
Más Notas
El estreno de "Tannhauser" en el Mundo
La zorrita astuta de Leos Janácek
Cavalleria rusticana de Pietro Mascagni
Los pescadores de perlas de Georges Bizet
Katia Kabanova de Leos Janácek

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Las cuatro estaciones

    Antonio Vivaldi

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 8 - 24 de octubre de 2010

  • Antonio Vivaldi

    Biografía

  • Canon en re mayor

    Johann Christoph Pachelbel

  • Follie!... Sempre libera

    Joan Sutherland (Violetta Valéry)

  • Tristán e Isolda

    Richard Wagner

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Programa N° 11 - 14 de noviembre de 2010

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 10

Intérpretes

Voces

Reynaldo Martín

Reynaldo Martín

Los años 60, fueron muy difíciles para el tango. El rock se había impuesto en la juventud y la política cultural y los medios de comunicación apoyaban más al folklore que a la música ciudadana. El tango estaba "en baja", no se vislumbraba ninguna figura en el horizonte y los tangueros se guarecían en los pocos refugios que había en Buenos Aires. En esas apareció un muchachito rubio, con pinta de galán televisivo, simpático y muy sencillo. Reynaldo Martín fue un remanso de aire puro que enseguida atrajo al público con su voz expresiva y fresca, con una muy buena dicción y, lo que es más importante, afinado.

Voces

José Ángel Trelles

José Ángel Trelles

Su voz se identifica con la música de Ástor Piazzolla y las letras de Horacio Ferrer. Con un estilo carente de yeite, está más cerca de la balada que del tango. No obstante, su repertorio integrado con composiciones vanguardistas, es acorde a estas características y resulta atrayente. Dueño de un registro de barítono, es afinado, tiene potencia y es fiel exponente de una generación de vocalistas que interpretan por un lado y cantan por el otro. Entre sus producciones discográficas se destacan: "Balada para un loco", "Y ahora yo", "Aguante barrio", "El ángel vive", grabado junto a la Camerata Porteña y junto al pianista Juan Carlos Cirigliano: "Sólo para dos".

Poetas

Enrique Cadícamo

Enrique Cadícamo

Poeta, escritor y autor teatral. El primer tango de Cadícamo fue “Pompas de jabón”, con música de Roberto Goyheneche. Fue el primer tango que Gardel le grabó al poeta marcando el inicio de sus notables creaciones. Además le cupo a Cadícamo ser el autor del último tango que Gardel grabó en la Argentina, antes de emprender su última gira, el tango “Madame Ivonne”, grabado el 6 de noviembre de 1933. Su obra no se limitó al tango, sino que abarcó múltiples ritmos. Su creación profílica y multifacética es un aporte significativo a la cultura popular.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis