Martes, 20 de Febrero de 2018

Clásica y Ópera | Obras Maestras

Sinfonietta de Leos Janácek

Sinfonietta de Leos Janácek

La Sinfonietta fue iniciada en 1925 y terminada el 1 de abril de 1926. Václav Talich dirigió la Orquesta Filarmónica Checa en el estreno que se realizó el 26 de junio de 1926, en Praga. La Sinfonietta de Janácek es una obra juvenil y vigorosa, rebosante de vida, optimismo y originalidad. Es sorprendente comprobar, por lo tanto, que el compositor tenía 72 años cuando la escribió. Fue concebida durante una explosión final de creatividad que produjo la mejor música de Janácek. Hubo varias razones para que se produjera este aumento de la actividad…








Primero. Su ópera Jenufa, publicada en 1917, fue interpretada con éxito en varios países. Como consecuencia, su música pronto se hizo popular más allá de las fronteras de Checoslovaquia. Ahora había intérpretes, oyentes y un editor siempre preparado aguardando ansiosamente cada nueva composición.

Segundo. Como la fama de Janácek aumentó, este tuvo más oportunidades de viajar para escuchar interpretaciones en los festivales de música nueva de varios países. Reaccionó ante la música más moderna de las diferentes culturas, más como un joven de 25 años que como un anciano de 70. Se entusiasmó con lo que había oído y regresó al hogar ansioso de probar nuevas sonoridades y técnicas en sus propias obras.

Tercero. Sentía un orgullo patriótico por la independencia reciente mente ganada de su país y, como compositor nacionalista, deseaba expresar ese orgullo en su música.
Me siento pleno del espíritu joven de nuestra república, de una música joven. No pertenezco a los que han quedado atrás, sino a los que prefieren mirar hacia adelante. Sé que hemos crecido y no considero este proceso de crecimiento en términos de dolor, en recuerdos de sometimiento y sufrimiento, i Alejemos todo eso de nosotros! Imaginemos que tenemos que mirar al futuro. Somos un pueblo que debe ocupar su lugar en el mundo. Somos el corazón de Europa. Y el latido de este corazón debe ser audible para Europa.
Janácek dijo estas palabras llenas de optimismo juvenil a la edad de 72 años, poco después de terminar la Sinfonietta. Moría dos años más tarde.

Cuarto. Se enamoró de Kamila Stösslová, esposa de un comerciante y 38 años menor que él. Desarrolló una pasión apremiante por esta mujer joven, robusta y cálida. A medida que su pasión crecía, Janácek parecía rejuvenecer. Compuso febrilmente música para esta mujer. Incluso consideró la posibilidad de dejar a su esposa por la Stösslová. Aunque jamás llevó a cabo su idea, le produjo a su esposa un dolor considerable.

Janácek conoció a la Stösslová y su marido en 1915, cuando ella tenía 23 años y el compositor 61. Se sintió inmediatamente atraído por la personalidad juvenil y despreocupada de ella, que contrastaba mucho con la de Zdenka Janácková. La esposa del compositor era seria, reprimida y sofisticada; Kamila era sensual, femenina y vital. Aunque Kamila nunca amó al compositor, el deseo de este por ella creció sostenidamente a lo largo de los 13 años en que estuvieron relacionados. Se veían con poca frecuencia pero Janácek le escribía a diario, dando salida a sus pensamientos más profundos y, en el proceso, idealizando a Kamila más allá de todo lo admisible. Ella respondió sólo en ocasiones, siempre pidiéndole a él que quemara sus cartas. El esposo de ella sabía de esta extraña relación y la aprobaba. Pero Zdenka se sentía intensa­mente celosa y sospechaba lo peor. Realmente la amistad se mantuvo siempre en términos estrictamente platónicos, pero Zdenka se negaba a creerlo.

Kamila Stösslová fue por lo menos la inspiración indirecta de la mayor parte de las últimas y magníficas obras del compositor. Un día, por ejemplo, él estaba con ella en un concierto de una banda al aire libre. Estaba encantado con la compañía de la joven y con los sonidos de la banda. Se sentía especialmente intrigado por el modo en el que los intérpretes de los bronces tocaban sus fanfarrias de pie. Como recientemente se le había pedido que proporcionara música de fanfarrias para un festival gimnástico se decidió a usar estos sonidos de exteriores para expresar su felicidad. Así comenzó la Sinfonietta.

A medida que Janácek envejecía, su pasión por Kamila se intensificaba. A principios del último año de su vida compuso para ella un cuarteto para cuerdas denominado Páginas Intimas (el título original era Cartas de Amor). Escribió a la joven: "He comenzado algo bello. Nuestra vida estará contenida en él. Lo llamaré 'Cartas de Amor'. Creo que sonará maravilloso. ¡Cuántas experiencias muy apreciadas hemos vivido juntos! Como pequeñas llamas, iluminarán mi alma y se convertirán en las más bellas de las melodías."

La Stösslová estuvo de acuerdo en pasar el verano de 1928 con el compositor en su refugio. Janácek estaba exaltado. Sin preocuparse mucho por los sentimientos de su esposa, el compositor partió el día del cumpleaños de Kamila con esta, su hijo y su esposo. Transcurridos unos pocos días, demostrando gran tacto, el marido partió y el compositor se instaló en su casa recientemente decorada, con Kamila y su hijo de 11 años. Ella y su hijo se alojaban en las nuevas habitaciones del primer piso y el compositor dormía y trabajaba en la planta baja. Apenas una semana después de que el trío se instalara en esta extraña vida doméstica, se desencadenó la tragedia. El hijo de Kamila se perdió en el bosque y Janácek caminó por todas partes buscándole. El compositor se esforzó en demasía y tuvo que acostarse para descansar. El muchacho extraviado volvió un poco más tarde, pero Janácek contrajo neumonía. Su estado empeoró y fue trasladado a un hospital, donde murió unos días más tarde. A Kamila le tocó la tarea de informar a Zdenka.

El encargo de la música de fanfarrias le dio a Janácek la oportunidad de expresar su patriotismo. La Sinfonietta, sentía, expresaba "al hombre libre contemporáneo, su belleza espiritual y su alegría, su fortaleza, coraje y determinación para luchar por la victoria". El compositor deseaba representar su orgullo por el nuevo Estado checoslovaco recientemente formado y por la lu­cha que había sido necesaria para lograr la independencia. Primero, llamando a la obra Sinfonietta Militar, la dedicó a las fuerzas armadas checoslovacas. Las fanfarrias festivas comprenden el movimiento introductorio, que es inter­pretado por una sección militar adicional de bronces, que consta de 9 trompe­tas, 2 tubas tenor, 2 trombones bajos y timbales.

Originalmente los movimientos fueron titulados "Fanfarrias", "El Castillo", "El Monasterio de la Reina", "La Calle" y "La Municipalidad"; las referencias son a la ciudad de Brno, que había estado bajo el dominio alemán, pero que recientemente había sido devuelta a los checos.

El estilo de Janácek en la Sinfonietta es completamente único, diferente del de cualquier otro compositor. El motivo de esto, en parte, es su profundo compromiso con la música folclórica eslava. Muchos de los temas suenan como melodías folclóricas y algunos pocos verdaderamente son adaptaciones hechas a partir de canciones folclóricas. Otra razón es que Janácek trató de dejar que los patrones de ritmo y diapasón del lenguaje checo influyeran sobre las curvas de sus líneas melódicas. Un tercer aspecto de la originalidad de la Sinfonietta reside en su gran cantidad de repeticiones, que es muy poco común.

Muchas frases se escuchan dos veces, y sin embarco estas repeticiones no se tornan tediosas. ¿Por qué? La principal razón de la frescura constante es la irregularidad de las longitudes de las frases. Nunca sabemos muy bien lo largo que va a ser un segmento hasta que se repite. Consideremos las fanfa­rrias de la apertura, por ejemplo. Las frases repetidas tienen, respectivamente, 7, 5, 5, 9 y 3 compases de largo una variada y extraña colección de longitudes que evita por completo las frases normales de cuatro compases.

Cada uno de los movimientos restantes es un mosaico de pasajes brillantemente orquestados de diferentes velocidades y estados de ánimo. Algunas secciones son vigorosas, otras humorísticas. El tercer movimiento, por ejemplo, comienza como si fuera el movimiento lento, con una melodía de cuerdas apasionada (y repetida). Pero el movimiento evoluciona hasta la música vocinglera de un solo de trombón y su posterior excitante desarrollo. Cuando regresa la apertura de las cuerdas en el final (haciendo espejo, de paso con la estructura de toda la Sinfonietta que cierra con una nueva exposición de las fanfarrias de la apertura), nos damos cuenta de lo lejos que ha viajado este movimiento.

El cuarto movimiento es casi un passacaglia, un solo tema presentado al comienzo por trompetas al unísono se escucha más de una docena de veces sucesivas con acompañamientos cambiantes e interludios diferentes entre las nuevas exposiciones. También en este movimiento se escucha el ingenio sutil de Janácek, cuando las trompetas y las campanas parecen iniciar el tema adelantándose un tiempo.

El final muestra vientos de madera agudos intensos. Elabora su paso hacia una recapitulación triunfante de todo el primer movimiento, anunciado por golpes de platillos y las doce trompetas (9 del grupo de bronces militar, que han estado en silencio desde el primer movimiento, y 3 de la orquesta) interpretando un motivo vigoroso al unísono. Las fanfarrias están acompañadas por trinos de viento y de cuerdas, de modo que al final ambos conjuntos por fin tocan juntos.

Más Notas
Concierto N° 3 para Piano y Orquesta de Béla Bartók
Concierto N° 3 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky
Don Juan de Richard Strauss

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Suite Gayanéh

    Gopak

  • Sinfonía Nº 1 "Clásica"

    Sergei Prokofiev

  • Concierto para violín y piano

    Félix Mendelssohn

  • Tristán e Isolda

    Richard Wagner

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 18

  • Música para los reales fuegos artificiales

    Georg F. Haendel

  • Polonesa N° 6

    Frederic Chopin

  • Sinfonía Nº 3 Op. 32

    Moderato assai

Intérpretes

Orquestas

Orquesta Color Tango

Orquesta Color Tango

En el año 1989 Roberto Álvarez (1° bandoneón de la orquesta de Osvaldo Pugliese) forma junto a otros músicos la Orquesta Color Tango. El debut de la agrupación se produce en Holanda, con una gira de 26 conciertos. Esta es la cronología de vida de una de las orquestas más importantes de la actualidad, por su calidad interpretativa y por su difusión de la música ciudadana..

Músicos

José Razzano

José Razzano

En general, los que escriben sobre el género, han sido mezquinos u omisos con la verdadera valoración de esta figura de la música popular. José Francisco Razzano nació en Montevideo (capital de la República Oriental del Uruguay), a pocos pasos de la Plaza Independencia, en una casa de la calle Policía Vieja N° 14, el 25 de febrero de 1887. Dos años apenas tenía cuando ante la desaparición de su padre, su madre se traslada a Buenos Aires, barrio de Balvanera (en aquel entonces arrabal, hoy integrado a la zona céntrica).

Músicos

Aníbal Troilo

Aníbal Troilo

En estilo diferente pero en proyección semejante a la de Carlos Gardel, ha sido la figura más representativa del tango en la integral estimación de sus valores artísticos y humanos. Su obra involucró a la vez una latitud enteramente original de arte cuyas distintas dimensiones le han distinguido en conjunto, entre los mayores talentos musicales surgidos en el río de la Plata. Se combinaron en su personalidad de director, acaso de la más armoniosa manera que conoce el tango, las dotes del caudillo, las aptitudes del concertador y la naturaleza del estilista genuino.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis