Miércoles, 23 de Mayo de 2018

Clásica y Ópera | Obras Maestras

Sinfonía "París" de Wolfgang A. Mozart

Sinfonía "París" de Wolfgang A. Mozart

La Sinfonía Nº 31 fue compuesta y estrenada en los Concerts spirituels de París en junio de 1778. Debido a que su padre no pudo obtener permiso para ausentarse de sus deberes en Salzburgo, la madre de Mozart le acompañó en un largo viaje iniciado en marzo de 1777. Iban en busca de empleo para el joven compositor en un centro musical importante. Este toleraba cada vez menos el provincianismo de Salzburgo, donde tanto él como su padre eran empleados del arzobispo Colloredo...







Madre e hijo se dirigieron primero a Munich. En una carta a su casa el joven compositor relataba su entrevista con el elector Maximiliano José. Incluso el propio relato de Mozart demuestra su torpeza social: una "mezcla de excesiva confianza en sí mismo y de servilismo disimulado", como lo describe el biógrafo Hugh Ottaway.

Mozart escribió: "Cuando el elector se me acercó, le dije: 'Su Alteza, con toda humildad permítame ponerme a sus pies y ofrecerle mis servicios.' '¿Así que ha abandonado Salzburgo para siempre?' 'Sí, Su Alteza, para siempre.' '¿Cómo es eso? ¿Ha tenido un altercado con él?' 'En absoluto, Su Alteza. Sólo le pedí permiso para viajar, lo cual me negó. De modo que me vi obligado a dar este paso aunque, de hecho, durante largo tiempo he tenido la intención de marcharme'" ¡Es fácil imaginar que el Elector pensó que Mozart le abandonaría del mismo modo, en cuanto le negara permiso para viajar!

La carta continúa: "'Salzburgo no es lugar para mí, se lo puedo asegurar.' '¡Por todos los cielos! ¡Usted es muy joven! Pero su padre, ¿todavía está en Salzburgo? "Sí, Su Alteza. El también se pone a sus pies con la máxima humildad... mi único deseo es servir a Su Alteza, quien es tan gran...' 'Sí, mi querido muchacho, pero no tengo vacantes. Lo siento. Si tan sólo hubiera una vacante...' 'Le aseguro a Su Alteza que sin duda podré hacer mucho a favor de Munich.' 'Lo sé. Pero no hay caso, pues no hay ninguna vacante aquí.' Así decía mientras se alejaba." Escenas similares se repitieron en Augsburg, luego en Mannheim y después en París.

En Augsburg, Mozart se hizo muy amigo de una prima suya, María Ana Thekla Mozart. Desde Mannheim le escribió cartas burdas, plagadas de chistes de adolescente sobre las funciones del cuerpo. También en Mannheim se enamoró de una joven cantante, Aloysia Weber. En verdad planeó huir en una gira artística a Italia con Aloysia y la familia de ella. La madre de Mozart no tenía poder suficiente para detener este descabellado plan. Sin embargo una carta severa de su padre, Leopoldo, desde su hogar en Salzburgo, hizo que Wolfgang recuperara el buen sentido.

Aunque el plan de su madre era regresar a Salzburgo después de Mannheim, ella ya no estaba dispuesta a dejar a Wolfgang librado a sus propios medios. De modo que ambos partieron en un agotador viaje de nueve días a París. Leopoldo había escrito: "¡Lárguense a París! ¡Encuentren su lugar entre gente grande!" Pero todo lo que Wolfgang pudo encontrar en París fueron trabajos pobres enseñando a alumnos que estaban lejos de ser importantes.

Auque las oportunidades para componer eran pocas, Mozart recibió un encargo para una sinfonía. La planeó especialmente para París, para su orquesta y para su público. Tal como el compositor había esperado, la Sinfonía en Re mayor fue tremendamente popular. Pero aun así no se presentó ninguna oferta de empleo. Mozart estaba descorazonado. Luego recibió un severo golpe cuando su madre murió. No quedaba mucho que hacer excepto volver a Salzburgo, donde Leopoldo se las había arreglado para convencer al arzobispo de que empleara a Wolfgang nuevamente.

De camino a casa el compositor hizo una escala en Munich. Quería ver otra vez a Aloysia Weber. Leopoldo estaba muy preocupado, especialmente ahora que la madre de Wolfgang ya no estaba cerca para evitar que este cometiera alguna imprudencia. Leopoldo no necesitaba preocuparse. La carrera de Aloysia como cantante estaba avanzando rápidamente, y ella no tenía la menor intención de involucrarse con un compositor desempleado.

Mozart llegó a su hogar con muy poco que mostrar como producto de su viaje. Su madre había muerto y los recursos de la familia estaban agotados, y él se presentaba sin nada más que una presentación exitosa de la Sinfonía París, un flirteo insatisfecho con una cantante y un tiempo placentero pasado con una prima a la que podía escribir cartas obscenas. Leopoldo no estaba satisfecho y Wolfgang estaba deprimido ante la perspectiva de tener que quedarse en Salzburgo.

Una ventaja del viaje fue que Mozart escuchó la renombrada Orquesta de Mannheim, famosa en toda Europa por su precisión, capacidad para hacer repentinos cambios de registro o dinámica, una excelente sección de vientos y habilidad para hacer enormes crescendos. Los compositores de Mannheim -Johann Stamitz, Karl Stamitz, Franz Xaver Richter, Franz Beck, Antón Filtz, Christian Cannabich, Giuseppe Toéschi, Ignaz Holzbauer y Erast Eichner- planeaban su sinfonía para mostrar la capacidad de esta gran orquesta. Cuando Mozart escuchó algunas de sus obras, se sintió profundamente impresionado con el virtuosismo de la orquesta y también con la sabiduría de destinar una sinfonía para un conjunto en particular.

Cuando llegó a París, se encontró con otra buena orquesta y otro grupo de compositores que escribían específicamente para ella. Así que cuando recibió el encargo de Le Gros, director de los Concerts spirituels, de componer una sinfonía para la orquesta de París, la diseñó para impresionar a ese grupo. De modo que la Sinfonía en Re mayor fue su primera sinfonía que incluyó clarinetes. Como el conjunto tema excelentes cuerdas, Mozart las destacó. La sinfonía abre, por ejemplo, con un artificio que era el orgullo de la orquesta de París: un vigoroso unísono de cuerdas conocido como le premier coup d'archet. Mozart escribió a su casa: "He sido cuidadoso de no desatender le premier coup d'archet, y eso es muy adecuado, ¡Cuánta alharaca hacen aquí los bueyes con este truco! ¡El diablo me lleve si puedo distinguir alguna diferencia! Empiezan todos juntos, tal como lo hacen en otros lugares."

Otro ejemplo de énfasis de las cuerdas es la apertura del tercer movimiento, con un dúo contrapuntístico de los primeros y segundos violines solos. Ese segundo tema del movimiento se inicia de modo similar, con un pasaje imitativo para los violines. Además, Mozart escribió varios pasajes para cuerdas frente a acordes sostenidos de los vientos.

No sólo compuso específicamente para los músicos de París sino que fue lo suficientemente complaciente también como para sustituir el que tenía con un movimiento lento más corto, cuando Le Gros se quejó de las excesivas modulaciones. El movimiento original, que ha sido restaurado para las interpretaciones modernas, presenta las cuerdas en algunas figuraciones rápidas.

En un sentido, la capacidad del compositor al escribir para un conjunto particular, más su deseo de componer una sinfonía que se ajustara a los gustos del público (y de Le Gros), aseguró el éxito. Le Gros la declaró la mejor sinfonía que se hubiera escrito jamás para su serie y el público quedó encantado con ella. En otro sentido, sin embargo, la obra fue un fracaso, pues no logró el éxito en cuanto a atraer a ningún noble interesado en contratar al compositor. La pauta que acosó a Mozart a lo largo de toda su vida se repitió en este caso: la música fue un éxito, pero el compositor siguió sin empleo.
Más Notas
Concierto N° 3 para Piano y Orquesta de Béla Bartók
Concierto N° 3 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky
Don Juan de Richard Strauss

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Concierto para 2 violines, BWV 1043

    Johann S. Bach

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 18

  • Sinfonía Nº 3 Op. 32

    Moderato assai

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Programa N° 11 - 14 de noviembre de 2010

  • Sinfonía Nº 1 "Titán"

    Gustav Mahler

  • Preludio a la siesta de un fauno

    Claude Debussy

  • Una furtiva lagrima

    Roberto Alagna (Nemorino)

  • Tzigane

    Maurice Ravel

Intérpretes

Voces

Rosita Quiroga

Rosita Quiroga

En La Boca, de la mano de un maestro ejemplar, Juan de Dios Filiberto, vecino y amigo de la familia Quiroga, Rosita dio sus primeros pasos con la guitarra a la edad de siete años. El tango no era por entonces cosa de niñas. De modo que la joven Rosita se inició en el arte del canto al compás de los valsesitos, la zamba y la canción campera. Cantaba en reuniones y fiestas de familia. Eran los años de Filiberto y Quinquela Martín, La Boca festejaba ruidosos carnavales y Rosita, que vivía en una casa de chapa y madera, se mezclaba en las murgas del barrio.

Voces

Rodolfo Lesica

Rodolfo Lesica

Dueño de una voz potente, con registro de barítono, con todo el "yeite" del tango, Rodolfo Lesica no pudo sin embargo llegar a altura de su compañero de éxitos, Argentino Ledesma. Este prototipo del muchacho porteño, con mucha pinta y buena voz, no llegó al nivel que hubiera merecido por sus grandes cualidades artísticas, por causa de una vida desordenada, con todos los vicios que se adquieren en la noche y en la farra. Sus actuaciones eran presenciadas por grandes grupos de admiradoras, que además del canto eran atraídas por su pinta de varón porteño. Lesica falleció el 19 de julio de 1984 a los 55 años.

Músicos

Cacho Tirao

Cacho Tirao

Considerado el mayor embajador de la guitarra argentina en el mundo, Oscar Emilio Tirao había nacido el 5 de abril de 1941 en la localidad bonaerense de Berazategui, comenzó a tocar la guitarra a los 5 años, y a los 6 se presentó por primera vez en un programa radial. Artista reconocido a escala mundial, de una digitación asombrosa y una ductilidad sorprendente, Tirao grabó su primer disco solista en 1970 y a lo largo de su carrera dejó casi 40 registros. Falleció el 30 de mayo de 2007 victima de una enfermedad que lo mantuvo inmovilizado durante mucho tiempo.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis