Sábado, 13 de Febrero de 2016

Clásica y Ópera | Obras Maestras

Imágenes de Claude Debussy

Imágenes de Claude Debussy

Las imágenes fueron concebidas por Claude Debussy como piezas para piano a cuatro manos o para dos pianos. Originariamente el compositor las consideró piezas separadas. Hay escasa interrelación literal entre ellas y, de hecho, a menudo se las interpreta por separado. Iberia -en sí misma una composición de tres movimientos- frecuentemente se escucha sola, en tanto que Gigas y Rondas de Primavera se ejecutan con menor frecuencia. El orden que Debussy estableció para su ejecución no es el orden de la composición.








La composición de la pieza orquestal Imágenes ocupó a Claude Debussy desde 1906 hasta 1912. Iberia quedó concluida el 25 de diciembre de 1908 y se estrenó el 20 de febrero de 1910 en los Concerts Colonne, en París, bajo la batuta de Gabriel Piemé. Rondas de Primavera quedó concluida el 10 de mayo de 1909 y se estrenó el 2 de marzo de 1910 en los Concerts Durand, en París, bajo la dirección del compositor. Gigas fue terminada, en una versión para dos pianos, el 4 de enero de 1909, pero la versión orquestal estuvo terminada en 1912, con la ayuda de André Caplet, que realizó gran parte de la orquestación debido a la mala salud del compositor. Caplet dirigió el estreno en los Concerts Colonne, en París, el 26 de enero de 1913.

"Cada vez más creo que la música no es, en su esencia, una cosa que pueda fluir dentro de una forma rigurosa y tradicional. Está compuesta de colores y de momentos de tiempo rítmicos. Todo el resto es un fraude, inventado por imbéciles desalmados que se montan en las espaldas de los maestros." Así escribió Debussy a su editor con respecto a Rondas de Primavera. Estas palabras muy bien pueden tomarse como la clave de todas las obras posteriores del compositor. Con toda seguridad se aplica a la pieza orquestal Imágenes. Estas piezas no se ajustan a los moldes formales clásicos, sino que más bien generan sus estructuras de un modo aparentemente espontáneo.

Las imágenes fueron concebidas como piezas para piano a cuatro manos o para dos pianos. Originariamente Debussy las consideró piezas separadas. Hay escasa interrelación literal entre ellas y, de hecho, a menudo se las interpreta por separado. Iberia -en sí misma una composición de tres movimientos- frecuentemente se escucha sola, en tanto que Gigas y Rondas de Primavera se ejecutan con menor frecuencia. El orden que Debussy estableció para su ejecución no es el orden de la composición.

Con frecuencia, el compositor es designado como músico impresionista. El deploraba el término. En Imágenes, escribió, estaba "tratando de lograr algo diferente, un efecto de realidad". Este efecto era, explicó, "lo que algunos imbéciles llaman 'impresionismo', un término que está completamente mal aplicado, especialmente por los críticos". No obstante, el término ha seguido siendo una etiqueta conveniente para gran parte de la música de Debussy, en la que este no intenta crear equivalentes musicales de escenas o de relatos, como en la música de programa del siglo XIX, sino más bien poner en música sus impresiones de estímulos visuales. A este fin, en Imágenes incorporó canciones folclóricas, a veces literalmente y otras sólo en espíritu. Gigas, por ejemplo, emplea una verdadera canción folklórica, La Hilera de Navios. Esta tonada, muy conocida en el norte de Inglaterra y Escocia, llegó a Debussy a través del poeta francés Verlaine, bajo el título Dansons la gigue ("Bailemos la giga").

Así como Gigas es inglesa, Rondas de Primavera es francesa. Utiliza dos canciones folclóricas francesas. Debussy hizo el prólogo de la partitura con una cita de un libro por entonces reciente de Pierre Gauthier: "Bienvenidos mayo y el estandarte del bosque". Gauthier describía una escena medieval del festival de la primavera en Toscana, cuyas impresiones Debussy aparentemente deseaba retratar en Rondas. Gauthier escribe: "El primer día de mayo, toda la escena campestre despierta y se regocija. Mujeres y muchachas forman procesiones y forman pareja con alegres danzarines o músicos, llevan las cabezas coronadas con guirnaldas de flores. Se realizan juegos y torneos y los amantes portan los estandartes de mayo -ramas traídas de los bosques- y las dejan ante las puertas de sus amadas y proceden a cantar la canción de mayo."

La tercera Imagen, Iberia, tiene un decidido sabor español. En 1920 el compositor español Manuel de Falla escribió una explicación sobre la apreciación de esta influencia española:
Claude Debussy escribió música española sin conocer España, es decir sin conocer la tierra de España, lo que es algo diferente. Debussy conocía España por sus lecturas, por sus pinturas, por sus canciones y por canciones danzadas por verdaderos bailarines españoles.
En la Exposición Mundial que se llevó a cabo en los Campos de Marte, se vio deambular juntos a dos músicos franceses escuchando la música exótica de muchos países. Mezclados con la muchedumbre, estos dos músicos se abandonaban a la magia de esta extraña música y más tarde pudieron descubrir nuevos campos de expresión. Estos dos músicos eran Paul Dukas y Claude Debussy.
El hecho de conocer este simple detalle nos ayudará a comprender muchos aspectos de la obra de Debussy. Su conocimiento de primera mano de nuevos tipos de música, incluso la china y la española, estimulaba su imaginación. "Siempre he sido un observador", declaró, "y he tratado en mí obra de hacer buen uso de mis observaciones". La manera de Debussy de transmitir el espíritu esencial de la música española demuestra en qué medida lo logró...
Sólo una vez cruzó la frontera franco-española, para pasar unas pocas horas en San Sebastián, donde vio una corrida de toros. ¡Esto es casi no conocer España! Sin embargo, él recordaba la luz en la arena, particularmente el violento contraste entre la mitad del ruedo inundada por la luz del sol y la otra mitad sumida en la oscuridad. La Matin d'un jour de fête de Iberia es quizás una evocación de esa tarde pasada un poco más allá de la frontera francesa. Pero esa no era la España que verdaderamente le pertenecía. Sus sueños lo llevaban mucho más allá y estaba hechizado por una Andalucía imaginaria. Hay evidencia de esto en Par les rues et par les chemins y Parfums de la nuit de Iberia...
En lo que a Iberia respecta, dejó en claro que no pretendía escribir música española sino más bien trasladar a la música las asociaciones que España había despertado en él. Lo logró triunfalmente. Una especie de Sevillana, el tema generador de la obra, sugiere canciones de los pueblos oídas bajo la luz brillante y centelleante; la magia envenenadora de las noches andaluzas, las multitudes despreocupadas en vacaciones que danzan a los acordes de las guitarras y las bandurrias -todos estos efectos musicales giran en el aire mientras las multitudes, como las imaginamos, avanzan o retroceden-. Todo está constantemente vivo y es extremadamente expresivo.
Gigas es un ensayo de discontinuidad. Raras veces la pieza avanza algo más de unos pocos compases sin producir un contraste importante. Sin embargo, se mantiene unida por la consistencia de los materiales del motivo y por una forma general que avanza hasta un gran climax y luego muere poco a poco hasta un tranquilo final. Le da un papel preponderante al oboe d'amore, un instrumento barroco que es una versión de afinación más baja y más melodioso que el oboe moderno. Se lo oye primero tocando la tonada folclórica inglesa, después de la apertura atmosférica, y vuelve frecuentemente a lo largo de toda la Gigas.

Rondas de Primavera combina el mundo temporal fragmentado de Gigas con las texturas sonoras de Les Parfums de la nuit. Las sonoridades orquestales que inventó Debussy son extraordinariamente bellas. Evita casi por completo las melodías en la mayor parte de la pieza, como si sintiera que una tonada amplia restara atención a estas sonoridades. Finalmente, una melodía maravillosa llega en las cuerdas -en el compás desusado de 15/8- pero dura sólo durante dos compases. Otras melodías, que son tonadas folclóricas francesas, están disfrazadas o cubiertas por las grandes texturas. Son frecuentes los contrastes y sin embargo la música avanza, inexorable aunque sinuosamente, hacia su dramático cierre.

Iberia es más continua, tiene más desarrollo, es menos un mosaico que lo que lo son Gigas o Rondas. El primer movimiento está impregnado por los ritmos de danzas españolas. El uso frecuente de castañuelas y panderetas redondea el efecto. El movimiento es melódico. La segunda sección, por otro lado, es más textual que melodiosa. Es nostálgica y como ensoñadora. Debussy crea aquí algunas exquisitas sonoridades etéreas, que a menudo involucran cuerdas altas, celestes y arpas. La tercera sección es nuevamente de tipo danza. Lo que parece ser una figura de acompañamiento sigue creciendo en complejidad y volumen de sonido. Cuando por último llegan las verdaderas melodías -primero con toda la sección de cuerdas ejecutando en pizzicato y después en los clarinetes altos- el sabor español es inequívoco. En el cierre la música se torna brillantemente animada.

Más Notas
Concierto N° 3 para Piano y Orquesta de Béla Bartók
Concierto N° 3 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky
Don Juan de Richard Strauss

Ver Historial




Breves

  • En el siglo XVIII, los compositores italianos desarrollaron tanto la ópera como la música sacra. Así como la cantata italiana se parecía a una ópera de concierto, la ópera se convirtió en una especie de cantata escenificada. La producción creció sin límites y con cada representación se renovó el interés por un género del que no existía un repertorio a repetir en varias ciudades, porque los teatros insistían con montar novedades. Por eso se valoraba mucho a los compositores prolíficos, capaces de crear tres o cuatro óperas por año.

  • Johann S. Bach compuso numerosas cantatas sagradas, en total ocho ciclos completos de 58 composiciones. De ellas se conservan 200. También compuso varias cantatas con textos profanos, que llamaba dramas musicales, para las cuales en ocasiones usaba otras obras propias.

  • Arthur Rubinstein fue un verdadero prodigio, debutó en público a los siete y cuatro años después fue presentado a Joseph Joachim, el gran violinista y amigo de Johannes Brahms. Joachim quedó tan impresionado con el niño que decidió asumir la responsabilidad de su formación musical. A los 13 años Rubinstein debutaría formalmente en Berlín, en enero de 1908 lo haría en el Carnegie Hall y luego comenzaría una gira por los Estados Unidos.

  • El compositor de origen ruso Nikolái Rimski-Korsakov y tendencia nacionalista, formó parte de los llamados Cinco Rusos junto a Mussorgski, Cui, Balakirev y Borodin. Fue un deslumbrante orquestador y pedagogo. Se destacó como autor de óperas de gran colorido armónico y tímbrico.

  • El compositor alemán Félix Mendelssohn fue considerado uno de los precursores del romanticismo musical. Adquirió una formación clásica inspirada en Palestrina, Haendel y especialmente en J. S. Bach, cuya figura redescubrió con La Pasión según San Mateo.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Celeste Aida

    Luciano Pavarotti (Radamés)

  • Manuel de Falla

    Biografía

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 5

  • Una furtiva lagrima

    Roberto Alagna (Nemorino)

  • Sinfonía Nº 5

    Allegro ma non troppo

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 21

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Programa N° 14 - 05 de diciembre de 2010

  • Así hablaba Zarathustra

    Richard Strauss

Intérpretes

Orquestas

Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires

Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires

La Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires es un organismo estable de la Secretaría de Cultura porteña creado en 1980, año en que debutó, el 2 de febrero, en la sala Juan Casacuberta del Teatro Municipal General San Martín. Las presentaciones de la Orquesta se han realizado en la Argentina (Buenos Aires e Interior del país) y varios países de América (Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, Costa Rica, Panamá y México). Esta constituída por más de treinta músicos de primera línea.

Voces

Roberto Rufino

Roberto Rufino

Escuchar a Roberto Rufino entonar "María" o "La novia ausente" o "Malena" o cualquiera de los tangos que había elegido para su repertorio, era advertir que ese tango iba desgranándose de a poco y que las palabras surgían por separado, sin dejar de integrar el todo que las reunía, con la fuerza propia que debían tener en su contexto. Rufino fue eso; un decidor, un fraseador, un intérprete que sabía perfectamente cual era el mensaje de lo que estaba cantando. En 1997 fue declarado "ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires", y en 1998, "ciudadano ilustre de la cultura nacional".

Orquestas

Orquesta El Arranque

Orquesta El Arranque

Nació como quinteto en 1996 interpretando un repertorio tradicional y de corte bailable. En 1997 se suman un bandoneón y un violín componiendo la formación definitiva de dos bandoneones, dos violines, piano, contrabajo, guitarra y cantor. Hoy por hoy es definitivamente un referente dentro de las orquestas de tango.

Buenos Aires, 12/02/2016

A los 93 años murió Juan Carlos Godoy

Juan Carlos Godoy, (su verdadero nombre es Aníbal Llanos) nació en Campana, provincia de Buenos Aires el 21 de Agosto de 1922. Por el año 1933, Magaldi y Gardel se presentaron en la Sociedad Italiana de Campana, y éste resultó el puntapié inicial para que Godoy desarrolle su interés por el tango. Llegó a Buenos Aires con 15 años de edad y se instaló con su familia en el barrio de La Boca y comenzó a trabajar en el Ministerio de Obras Públicas.

Buenos Aires, 04/03/2016

Tristeza en el tango y la milonga: murió la cantante Alba Solís

El miércoles 3 de febrero la cantante de tango Alba Solís dejó este mundo, tras 88 años de una vida llena de éxitos. Alba fue una referente del tango de nuestro país, y aunque dedicó gran parte de su carrera a la música, también tuvo importantes participaciones en radio, teatro, cine y televisión.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis