Domingo, 04 de Diciembre de 2016

Clásica y Ópera | Obras Maestras

Concierto Nº 4 para Piano y Orquesta de Sergei Prokofiev

Concierto Nº 4 para Piano y Orquesta de Sergei Prokofiev

Cuando uno piensa en un “concierto para la mano izquierda” enseguida le viene a la mente la obra creada por Maurice Ravel, la cual, y efectivamente, compuso este músico francés; un concierto con esta característica tan llamativa y en el cual el pianista tiene que utilizar solo la mano izquierda. Pero en este caso nos queremos referir a una obra que reúne esta exigencia, la de utilizar solamente ese miembro superior, el brazo y la mano izquierda, pero que fue creada por el ucraniano Serguei Prokofiev. Lo interesante de esto, es que ambos conciertos tuvieron el mismo motivo o causa para su composición.








Se trató de un pedido expreso del pianista austriaco Paul Wittgenstein el cual durante la I Guerra Mundial, y formando parte del ejército Austrohúngaro perdió su brazo derecho en pleno combate. Para un músico compositor esto quizás no sea tan grave, pero para un ejecutante constituye una verdadera tragedia. Pero Wittgenstein decidió, una vez finalizada la Gran Guerra, continuar su vida como pianista y por tal motivo pidió a varios compositores contemporáneos que le ayudaran y que compusieran obras teniendo en cuenta sus características disminuidas. En estos pedidos también estuvieron incluidos compositores tales como Paul Hindemith, Erich Wolfgang Korngold, Benjamín Britten y hasta Richard Strauss.

Pero en este asunto se quiere hacer especial referencia a la composición creada por Prokofiev, la que viene a ser su 4to. Concierto para Piano y Orquesta, en si bemol menor op. 53.

El pedido de Wittgenstein fue hecho en 1930 y hasta le pagó a Prokofiev determinada suma de dinero para tal fin. De esta manera el compositor ucraniano se abocó a trabajar sobre esta obra mientras residía en París y la finalizó algunos meses después mientras estaba en Biarritz. Cuando estuvo lista se la remitió de inmediato a Wittgenstein. ¿Qué fue lo que sucedió? Éste nunca ejecutó la creación de Prokofiev. Después de haberla analizado, el pianista austriaco le devolvió la partitura al compositor con una carta en la cual “agradecía el esfuerzo de Prokofiev, pero que no había entendido ni una nota de ella, y por tal motivo no la pensaba ejecutar”.

Ante esta respuesta el compositor se propuso en un principio transformarla en un concierto “normal”, es decir, para ambas manos, pero luego desistió de tal objetivo. El concierto Nº 4 nunca fue ejecutado en vida de Prokofiev, más aún, él, que había compuesto 5 conciertos para piano y orquesta, ejecutó ante el público el 1ro, 2do, 3ro, y 5to, es decir, nunca tocó el 4to. En realidad el mismo autor confesó en cierta ocasión que esta obra suya “a veces me agrada, otras veces…no”. Parecía que esta composición tan original se perdería en el olvido, pero un cuarto de siglo más adelante, es decir, en 1956, el pianista alemán Siegfried Rapp - el cual también había perdido su brazo derecho, pero en la II Guerra Mundial - le pidió permiso a la viuda de Prokofiev para ejecutar este concierto en público. La que fuera esposa del compositor no tuvo problema alguno y le concedió gustosamente el pedido a este artista alemán. De esta manera en la temporada de conciertos del año 1956, específicamente el 5 de septiembre, se estrenaba en primera audición esta interesante creación con la orquesta filarmónica de Berlín Oriental bajo la batuta de Gerhart Wiesenhutter. Incluso, con posterioridad, Rapp junto al director anteriormente nombrado llevaron este concierto al disco.

De todas formas llama la atención el rechazo de Wittgenstein para ejecutar este concierto. ¿No será que escapaba a sus posibilidades técnicas? Si uno analiza esta obra, hay que reconocer que es bastante compleja y que requiere de parte del ejecutante un nivel de coordinación neuromuscular bastante elevado, de un buen dominio técnico, en otras palabras, no es para cualquier pianista. Si bien se reconoce al 3er. Concierto para Piano y Orquesta de Prokofiev el que se lleva “las palmas” por parte de los críticos y los melómanos del piano, hay que reconocer que el 4to. también tiene una belleza singular y con pasajes verdaderamente espectaculares, de gran brillo. Lo llamativo es que al escucharse, y hasta con mucha atención, el oyente no se da cuenta que se emplea solamente la mano izquierda, lo cual sí puede reconocerse en la creación de Ravel.

Esta composición consta de 4 movimientos:

1) Vivace
2) Andante
3) Moderato
4) Vivace
Su duración es de aproximadamente unos 24 – 25 minutos, según sus intérpretes.
Son varios los ejecutantes de este concierto en la actualidad. Se podrían citar versiones excelentes de Vladimir Ashkenazy, Yefim Bronfman, Vladimir Krainev, Viktoria Postnikova, Rudolf Serkin, Horacio Gutierrez, Boris Berman, Oleg Marshev, Alexander Toradze, Oleg Marshev, Antoni Wit, Gabriel Tacchino y el mismo Siegfried Rapp, el cual fue el primero en llevarlo al disco.

Jorge de Hegedüs

Más Notas
Concierto N° 3 para Piano y Orquesta de Béla Bartók
Concierto N° 3 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky
Don Juan de Richard Strauss

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Concierto para piano Nº 2

    Camille Saint Saens

  • Alleluja

    Kathleen Battle

  • Johannes Brahms

    Biografía

  • Estudio Nº 12

    Frederic Chopin

  • Che gelida manina

    Luciano Pavarotti (Rodolfo)

  • Casta diva

    Joan Sutherland (Norma)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 8 - 24 de octubre de 2010

  • Sinfonía Nº 1 "Titán"

    Gustav Mahler

Intérpretes

Músicos

Agustín Bardi

Agustín Bardi

Hacia 1908 y en algunos cafetines de camareras de La Boca emplazados frente al Riachuelo, "El bar de la taquera" y el "Café del Griego", debutaba Agustín Bardi integrando, como violinista, un trío con Ravina y Benigno, y más tarde un cuarteto con el Tano Genaro Espósito. Al poco tiempo pasó al café "La Marina" donde interpretó públicamente el piano por primera vez. En 1911 actuó en "El Estribo" y ese mismo año compuso su primer tango: Vicentito, dedicado al bandoneonista Vicente Greco.

Voces

Ángel Vargas

Ángel Vargas

Posiblemente, junto a Francisco Fiorentino, fue el modelo del "cantor de la orquesta". Tanto es así que hablar de Ángel Vargas nos remite indefectiblemente a Ángel D'Agostino, el director de la orquesta de sus grandes éxitos. Cantor de una personalidad impresionante, es el símbolo del fraseo porteño de los años cuarenta. Vargas canta como únicamente se cantó en el cuarenta. Su fraseo era reo y compadrito pero al mismo tiempo, de un infinito buen gusto. Tenía una dulzura que disimulaba su voz pequeña pero varonil, transmitía simpatía y era sobretodo, un cantor carismático. Fue sin duda uno de los más grandes artistas de nuestro tango.

Voces

José Ángel Trelles

José Ángel Trelles

Su voz se identifica con la música de Ástor Piazzolla y las letras de Horacio Ferrer. Con un estilo carente de yeite, está más cerca de la balada que del tango. No obstante, su repertorio integrado con composiciones vanguardistas, es acorde a estas características y resulta atrayente. Dueño de un registro de barítono, es afinado, tiene potencia y es fiel exponente de una generación de vocalistas que interpretan por un lado y cantan por el otro. Entre sus producciones discográficas se destacan: "Balada para un loco", "Y ahora yo", "Aguante barrio", "El ángel vive", grabado junto a la Camerata Porteña y junto al pianista Juan Carlos Cirigliano: "Sólo para dos".

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis