Viernes, 12 de Febrero de 2016

Clásica y Ópera | Obras Maestras

Concierto Nº 4 para Piano y Orquesta de Sergei Prokofiev

Concierto Nº 4 para Piano y Orquesta de Sergei Prokofiev

Cuando uno piensa en un “concierto para la mano izquierda” enseguida le viene a la mente la obra creada por Maurice Ravel, la cual, y efectivamente, compuso este músico francés; un concierto con esta característica tan llamativa y en el cual el pianista tiene que utilizar solo la mano izquierda. Pero en este caso nos queremos referir a una obra que reúne esta exigencia, la de utilizar solamente ese miembro superior, el brazo y la mano izquierda, pero que fue creada por el ucraniano Serguei Prokofiev. Lo interesante de esto, es que ambos conciertos tuvieron el mismo motivo o causa para su composición.








Se trató de un pedido expreso del pianista austriaco Paul Wittgenstein el cual durante la I Guerra Mundial, y formando parte del ejército Austrohúngaro perdió su brazo derecho en pleno combate. Para un músico compositor esto quizás no sea tan grave, pero para un ejecutante constituye una verdadera tragedia. Pero Wittgenstein decidió, una vez finalizada la Gran Guerra, continuar su vida como pianista y por tal motivo pidió a varios compositores contemporáneos que le ayudaran y que compusieran obras teniendo en cuenta sus características disminuidas. En estos pedidos también estuvieron incluidos compositores tales como Paul Hindemith, Erich Wolfgang Korngold, Benjamín Britten y hasta Richard Strauss.

Pero en este asunto se quiere hacer especial referencia a la composición creada por Prokofiev, la que viene a ser su 4to. Concierto para Piano y Orquesta, en si bemol menor op. 53.

El pedido de Wittgenstein fue hecho en 1930 y hasta le pagó a Prokofiev determinada suma de dinero para tal fin. De esta manera el compositor ucraniano se abocó a trabajar sobre esta obra mientras residía en París y la finalizó algunos meses después mientras estaba en Biarritz. Cuando estuvo lista se la remitió de inmediato a Wittgenstein. ¿Qué fue lo que sucedió? Éste nunca ejecutó la creación de Prokofiev. Después de haberla analizado, el pianista austriaco le devolvió la partitura al compositor con una carta en la cual “agradecía el esfuerzo de Prokofiev, pero que no había entendido ni una nota de ella, y por tal motivo no la pensaba ejecutar”.

Ante esta respuesta el compositor se propuso en un principio transformarla en un concierto “normal”, es decir, para ambas manos, pero luego desistió de tal objetivo. El concierto Nº 4 nunca fue ejecutado en vida de Prokofiev, más aún, él, que había compuesto 5 conciertos para piano y orquesta, ejecutó ante el público el 1ro, 2do, 3ro, y 5to, es decir, nunca tocó el 4to. En realidad el mismo autor confesó en cierta ocasión que esta obra suya “a veces me agrada, otras veces…no”. Parecía que esta composición tan original se perdería en el olvido, pero un cuarto de siglo más adelante, es decir, en 1956, el pianista alemán Siegfried Rapp - el cual también había perdido su brazo derecho, pero en la II Guerra Mundial - le pidió permiso a la viuda de Prokofiev para ejecutar este concierto en público. La que fuera esposa del compositor no tuvo problema alguno y le concedió gustosamente el pedido a este artista alemán. De esta manera en la temporada de conciertos del año 1956, específicamente el 5 de septiembre, se estrenaba en primera audición esta interesante creación con la orquesta filarmónica de Berlín Oriental bajo la batuta de Gerhart Wiesenhutter. Incluso, con posterioridad, Rapp junto al director anteriormente nombrado llevaron este concierto al disco.

De todas formas llama la atención el rechazo de Wittgenstein para ejecutar este concierto. ¿No será que escapaba a sus posibilidades técnicas? Si uno analiza esta obra, hay que reconocer que es bastante compleja y que requiere de parte del ejecutante un nivel de coordinación neuromuscular bastante elevado, de un buen dominio técnico, en otras palabras, no es para cualquier pianista. Si bien se reconoce al 3er. Concierto para Piano y Orquesta de Prokofiev el que se lleva “las palmas” por parte de los críticos y los melómanos del piano, hay que reconocer que el 4to. también tiene una belleza singular y con pasajes verdaderamente espectaculares, de gran brillo. Lo llamativo es que al escucharse, y hasta con mucha atención, el oyente no se da cuenta que se emplea solamente la mano izquierda, lo cual sí puede reconocerse en la creación de Ravel.

Esta composición consta de 4 movimientos:

1) Vivace
2) Andante
3) Moderato
4) Vivace
Su duración es de aproximadamente unos 24 – 25 minutos, según sus intérpretes.
Son varios los ejecutantes de este concierto en la actualidad. Se podrían citar versiones excelentes de Vladimir Ashkenazy, Yefim Bronfman, Vladimir Krainev, Viktoria Postnikova, Rudolf Serkin, Horacio Gutierrez, Boris Berman, Oleg Marshev, Alexander Toradze, Oleg Marshev, Antoni Wit, Gabriel Tacchino y el mismo Siegfried Rapp, el cual fue el primero en llevarlo al disco.

Jorge de Hegedüs

Más Notas
Concierto N° 3 para Piano y Orquesta de Béla Bartók
Concierto N° 3 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Concierto N° 2 para piano y orquesta de Sergei Prokofiev
Cuadros de una Exposición de Modest Mussorgsky
Don Juan de Richard Strauss

Ver Historial




Breves

  • En el siglo XVIII, los compositores italianos desarrollaron tanto la ópera como la música sacra. Así como la cantata italiana se parecía a una ópera de concierto, la ópera se convirtió en una especie de cantata escenificada. La producción creció sin límites y con cada representación se renovó el interés por un género del que no existía un repertorio a repetir en varias ciudades, porque los teatros insistían con montar novedades. Por eso se valoraba mucho a los compositores prolíficos, capaces de crear tres o cuatro óperas por año.

  • Johann S. Bach compuso numerosas cantatas sagradas, en total ocho ciclos completos de 58 composiciones. De ellas se conservan 200. También compuso varias cantatas con textos profanos, que llamaba dramas musicales, para las cuales en ocasiones usaba otras obras propias.

  • Arthur Rubinstein fue un verdadero prodigio, debutó en público a los siete y cuatro años después fue presentado a Joseph Joachim, el gran violinista y amigo de Johannes Brahms. Joachim quedó tan impresionado con el niño que decidió asumir la responsabilidad de su formación musical. A los 13 años Rubinstein debutaría formalmente en Berlín, en enero de 1908 lo haría en el Carnegie Hall y luego comenzaría una gira por los Estados Unidos.

  • El compositor de origen ruso Nikolái Rimski-Korsakov y tendencia nacionalista, formó parte de los llamados Cinco Rusos junto a Mussorgski, Cui, Balakirev y Borodin. Fue un deslumbrante orquestador y pedagogo. Se destacó como autor de óperas de gran colorido armónico y tímbrico.

  • El compositor alemán Félix Mendelssohn fue considerado uno de los precursores del romanticismo musical. Adquirió una formación clásica inspirada en Palestrina, Haendel y especialmente en J. S. Bach, cuya figura redescubrió con La Pasión según San Mateo.


Citas

  • Daniel Barenboim
    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • George Gershwin
    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • Gustav Mahler
    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • Franz Schubert
    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • Bedrich Smetana
    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Programa N° 2

    10/02/2014

  • Ludvig van Beethoven

    Biografía

  • Capricho español

    Nicolai Rimsky-Korsakov

  • La vida breve

    Manuel de Falla

  • Johannes Brahms

    Biografía

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 7

  • Concierto para piano Nº 3

    Allegro ma non tanto

  • Concierto para piano Op. 54

    Robert Schumann

Intérpretes

Músicos

José Dames

José Dames

Pureza y riqueza melódica, frases de personalísima inventiva y perfecto desarrollo, clara inspiración e inalterable e inconfundible jerarquía musical respira toda la frondosa obra de composición de José Dames. Desde que comenzó su labor en nuestra música popular, como bandoneonista y compositor, a mediados de la década del '30 del siglo pasado y hasta el presente, su imaginación ha producido más de 350 piezas. Pero si hubiera escrito únicamente estas tres, "Fuimos", "Nada" y "Tú", toda la adjetivación prodigada en este párrafo quedaría ampliamente justificada.

Músicos

Osvaldo Pugliese

Osvaldo Pugliese

Osvaldo Pugliese nació el 2 de diciembre de 1905. Su padre, Adolfo, obrero del calzado, intervenía como flautista aficionado en cuartetos de barrio que cultivaban el tango. Dos hermanos mayores tocaban violín: Vicente Salvador, "Fito", y Alberto Roque, más consecuente que el primero y por muchos años ligado a la música. A Osvaldo fue el padre quien le impartió las primeras lecciones de solfeo, y comenzó a balbucear con el violín también, pero pronto se inclinó por el piano, aunque don Adolfo tardó cierto tiempo en comprar el costoso instrumento.

Voces

Alberto Marino

Alberto Marino

Como decía un amigo mío "Alberto Marino es un lujo para el tango". Esta exageración obedecía, seguramente, a su registro de tenor y a la influencia de la escuela italiana de canto que si bien la tuvieron varios vocalistas del tango, en el caso del Tano Marino generaba la sensación que le sobraba voz para el desafío que le presentaban las letras. Pasaba de un potente agudo a un profundo bajo con la facilidad de los elegidos, poseía un vibrato inconfundible pero del cual no abusaba. Sus detractores, no obstante reconocer su capacidad, le enrostran que era frío y carente de media voz.

Buenos Aires, 04/03/2016

Tristeza en el tango y la milonga: murió la cantante Alba Solís

El miércoles 3 de febrero la cantante de tango Alba Solís dejó este mundo, tras 88 años de una vida llena de éxitos. Alba fue una referente del tango de nuestro país, y aunque dedicó gran parte de su carrera a la música, también tuvo importantes participaciones en radio, teatro, cine y televisión.

Trelew, 31/01/2016

Realizarán en Trelew un megaevento de tango

Con cuatro días a pura música ciudadana, la segunda edición de este evento tendrá entre otros, seminarios y exhibiciones de los grandes bailarines Virginia Gómez y Christian Márquez: "Los Totis", milongas en salones y otra popular en La Glorieta de Plaza Independencia, y tocando en vivo el Cuarteto Mulenga, de reconocimiento nacional e internacional.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis