Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Clásica y Ópera | Compositores

Charles Gounod

Charles Gounod

Charles Gounod fue uno de los músicos franceses más famosos del siglo XIX. Su música, aliada a la poesía de Emile Augier, Jules Barbier, y Michel Carré, que fueron varias veces sus libretistas, llegó a ser la más poderosa y la más ampliamente difundida expresión del romanticismo francés en su forma más lírica y sentimental. Si Gounod ocupa un destacadísimo lugar en la historia de la ópera, su inclinación por lo religioso nunca debe desestimarse.







Gounod nació en París, el 17 junio de 1818, y falleció en esa misma ciudad el 17 octubre de 1893, a la edad de 75 años. Su padre, pintor y arquitecto de poca figuración y hombre de carácter y naturaleza sensible, murió cuando Charles todavía era muy niño, quedando su educación en manos de su madre, una pianista que utilizó todo sus talentos para mantener a sus dos hijos.

El pequeño Charles asistió al Lycée Saint Louis, donde fue uno de los alumnos más aventajados. Sus dotes musicales, notablemente evidenciadas en su niñez más temprana, fueron guiadas por su madre, quien se preocupó por hacerle conocer lo mejor de la creación musical de entonces.

El muchacho recibió su primera gran impresión musical a la edad de trece años, cuando acudió con su madre a una función de la ópera "Otello" de Rossini, con los papeles principales a cargo de los mejores cantantes de su tiempo. Poco después vio una representación de "Don Juan" de Mozart, la cual le produjo un entusiasmo y admiración imperecedera por este compositor. Otras obras que Gounod conoció con efectos muy duraderos en su mente, fueron las Sinfonías "Pastoral" y "Coral" de Beethoven. Al egresar del Lycée, su madre lo envió al Conservatorio de Paris (ella era hija de un profesor de ese centro) donde tomó clases de teoría con Reicha y Lesseur y también contrapunto y composición con Halévy y Paer.

En 1837 compuso un Scherzo sinfónico y en 1839 su cantata que "Fernand" lo hizo ganador del “Gran Premio de Roma”, trayéndole el privilegio de una estadía de tres años en la capital italiana y un viaje de un año a Viena, becado por el gobierno.

Para un joven como Gounod, con una mente receptiva de cultura y un temperamento artístico muy delicado, la permanencia en Roma fue fructífera en resultados que permanecieron con él toda la vida.

Las grandes obras de polifonía religiosa que él oyó, domingo a domingo, en la Capilla de Sixtina indudablemente causaron una profunda impresión en su imaginación y su mente. Este contacto lo marcó para siempre con una religiosidad muy profunda.

En 1842 Gounod volvió a París y pronto se ocupó como maestro de coro en la iglesia de las Misiones Extranjeras, posición que mantuvo por cuatro años y medio. En este periodo sus profundas convicciones religiosas lo hicieron pensar que tenía vocación para el sacerdocio y así fue como durante un año asistió a clases de teología en el Seminario de Saint Sulpice.

No obstante su acercamiento a la vida religiosa, en 1848 dejó el puesto de maestro de coro, siendo esta decisión un momento clave de su carrera.

En su autobiografía Gounod señala:
“Para un compositor, no hay sino un camino a seguir para hacerse de un nombre, y éste es el teatro (la ópera). El teatro es el lugar donde uno encuentra la oportunidad y la manera de hablar cada día al público; es una permanente exposición abierta al músico. Abstractamente considerada, la música religiosa y sinfónica está en un orden más alto que la música dramática, pero las oportunidades y los medios para hacerse conocido con ella son más lejanas y brindan un contacto sólo intermitente. Un compositor dramático tiene la opción para elegir una infinita variedad de temas. El teatro me tentó”
A partir de entonces, la actividad principal de Gounod se dirigió hacia el terreno operático. Los temas que escogió para sus creaciones líricas, y que ciertamente plasmó con éxito, no fueron elegidos, sin embargo, para preservar en su corazón un ideario ni religioso ni litúrgico.

Su música, aliada a la poesía de Emile Augier, Jules Barbier, y Michel Carré, que fueron varias veces sus libretistas, llegó a ser la más poderosa y la más ampliamente difundida expresión del romanticismo francés en su forma más lírica y sentimental. Y fue, de hecho, más que la lírica, la faceta sentimental de óperas como "Fausto" de Goethe, "Romeo y Julieta" de Shakespeare y "Poliuto" de Corneille, la que Gounod trabajó por sobre sus aspectos heroicos o metafísicos.

Entre 1851 y 1881 Gounod compuso una docena de óperas.

La Guerra Franco-Prusiana hizo que el músico abandonara París para residir en Londres durante varios años. A su retorno a Francia en 1875, se consagró cada vez más a música religiosa. En 1882 compuso el oratorio "La Redención" con textos propios. Tres años después, en 1885, aparecíó "Mors et Vita", su última gran creación, con textos de las Sagradas Escrituras.

No obstante la enorme figuración de Gounod en la ópera, sus composiciones de carácter religioso siempre lo mantuvieron ocupado con obras tan numerosas como variadas. Si Charles Gounod ocupa un destacadísimo lugar en la historia de la ópera, su inclinación por lo religioso nunca debe desestimarse. No en vano la obra con que más se le identifica es un breve "Ave María" compuesto sobre la melodía de uno de los preludios de "El clavecín bien temperado" de Bach.

Más Notas
Maurice Ravel
Félix Mendelssohn
Piazzolla más clásico que nunca
La tragedia de Georges Bizet
Juan Crisóstomo de Arriaga

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 24

  • Si. Mi chiamamo Mimí

    Mirella Freni (Mimí)

  • Peter Grimes

    Benjamín Britten

  • Así hablaba Zarathustra

    Richard Strauss

  • Concierto para violín, oboe y cuerdas

    Johann Sebastian Bach

  • Sonata para violín fa mayor

    Félix Mendhelsson

  • Pagliacci

    Ruggero Leoncavallo

  • Danza macabra

    Camille Saint Saens

Intérpretes

Orquestas

Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires

Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires

La Orquesta del Tango de la Ciudad de Buenos Aires es un organismo estable de la Secretaría de Cultura porteña creado en 1980, año en que debutó, el 2 de febrero, en la sala Juan Casacuberta del Teatro Municipal General San Martín. Las presentaciones de la Orquesta se han realizado en la Argentina (Buenos Aires e Interior del país) y varios países de América (Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, Costa Rica, Panamá y México). Esta constituída por más de treinta músicos de primera línea.

Músicos

Cacho Tirao

Cacho Tirao

Considerado el mayor embajador de la guitarra argentina en el mundo, Oscar Emilio Tirao había nacido el 5 de abril de 1941 en la localidad bonaerense de Berazategui, comenzó a tocar la guitarra a los 5 años, y a los 6 se presentó por primera vez en un programa radial. Artista reconocido a escala mundial, de una digitación asombrosa y una ductilidad sorprendente, Tirao grabó su primer disco solista en 1970 y a lo largo de su carrera dejó casi 40 registros. Falleció el 30 de mayo de 2007 victima de una enfermedad que lo mantuvo inmovilizado durante mucho tiempo.

Orquestas

Orquesta Típica Victor

Orquesta Típica Victor

Cuando a los directivos del sello discográfico se les ocurrió la formación de una orquesta que representara a la empresa, recurrieron a un pianista de formación clásica, que aún no había incursionado en el tango: Adolfo Carabelli. Este gran artista estudió con los mejores maestros de su época y a los quince años ya daba conciertos en salas de la ciudad de Buenos Aires.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis