Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Clásica y Ópera | Compositores

André Jolivet

André Jolivet

André Jolivet, muy joven cayó bajo el influjo de Arnold Schoenberg pero la influencia más importante de su música fue la ejercida por Edgar Varése: a la vera del maestro, Jolivet entró en contacto con tres compositores franceses con los que compartía cierta línea de pensamiento creativo; con Messiaen, Baudrier y Lesur fundó el grupo que se conoció como La Joven Francia cuyo objetivo era el de propagar una música viva que tuviera el ímpetu de la sinceridad, la generosidad y la conciencia artística.








Compositor francés nacido en París el 8 de agosto de 1905, recibió sus primeras lecciones de piano de su madre. A los 13 años escribió el texto y la música de un Romance Barbare, a los 14 estudió cello con Louis Feuillard y a los 15 concibió un ballet, diseñando la escenografía, el vestuario y la música. El director coral de Notre Dame de Clignancourt le recibe en el coro y le enseña órgano y armonía. Siguiendo el consejo de sus padres deja a los 15 la escuela para ser preparado como maestro y desde 1927 enseña en diversas escuelas parisinas. Pero no deja la música y toma lecciones con Le Flem de 1928 a 1933. Le Flem le introduce a las bases de la composición con un exhaustivo estudio de armonía, contrapunto y formas clásicas, así como el análisis de la polifonía de los siglos XV y XVI.

Los tres conciertos realizados en 1927 con motivo de la visita de Schoenberg a París contactan a Jolivet con la música atonal, pero el hito que marcaría su destino vendría en 1929 al escuchar algunas obras de Varese, sobretodo Ameriques. Le Flem envía a Jolivet a estudiar con Varese entre 1930 y 1933. Entonces aprende nuevas técnicas y absorbe el concepto de masas sonoras del maestro, así como su manera de orquestal y la importancia otorgada a los instrumentos de percusión.

Una primera manifestación de las lecciones de Jolivet con Varese apareció en el Cuarteto de Cuerdas (1934), el que descarta la tonalidad tradicional sin adoptar el serialismo. Más bien extiende el sistema tonal incorporando armónicos lejanos y subarmónicos putativos, tal como Jolivet relató en su ensayo Contrepoints (1939) escrito en conexión con las Cinco Danzas Rituales (1939).

Tales ideas fueron concretadas exitosamente en Mana (1935), donde la individualidad de Jolivet queda confirmada. Esta suite para piano, cuyo título tiene que ver con aquella fuerza “primitiva” que perpetúa la existencia, apunta a una de las preocupaciones esenciales de Jolivet: la expresión musical de las fuerzas que regulan el mundo y la existencia metafísica de los objetos. Es un retorno a los poderes y propósitos más primordiales y mágicos de la música. Jolivet recogió de Varese una comprensión pitagórica de la armonía universal basada en proporciones numéricas, aspecto que otorga a Mana un extraño clima armónico y una decisiva importancia rítmica.

Messiaen, muy interesado en Mana, escribió un entusiasta artículo sobre la obra y entró en contacto con Jolivet. Gracias a la iniciativa de Yves Baudrier, y con la adición de un cuarto miembro, Daniel Lesur, se fundó el grupo La Jeune France. Su primer concierto (junio de 1936) fue conducido por Desormiere y causó bastante alboroto. Además editaron un manifiesto delineando, de manera más bien imprecisa, su intención de “propagar una música viva que contenga sinceridad, generosidad y conciencia artística”. En realidad ellos se oponían a ciertos experimentos estériles realizados por compositores de Europa Central y a las últimas tendencias de Stravinsky, buscando “rehumanizar” un arte que a menudo se convertía en algo muy abstracto.

El cuarteto y Mana fueron seguidos por las obras Cinq Incantations para flauta sola (1936), Cosmogonie (1938) y Cinq Danses Rituelles (1939), estas últimas para piano u orquesta. Durante la Segunda Guerra Mundial, Jolivet produjo menos música y su estilo se volvió menos esotérico pero más convencional. El cambio lo determinó Les Trois Complaintes du Soldat (1941), cuyo texto escribió él mismo recogiendo sus experiencias en el ejército, la ópera bufa Dolores (1942), el ballet Guignol et Pandore (1943) y los Poemes Intimes (1944). Pero una nueva fase, iniciada con la Primera Sonata para piano (1945) escrita en memoria de Bartok, reveló una síntesis de su estilo temprano más aventurado con su manera más directa, una síntesis caracterizada por armonías y ritmos individuales, un magistral manejo instrumental y la percusión como principal preocupación.

Entre dos polos aparentemente opuestos, las disciplinas clásicas impartidas por Le Flem y el arte iconoclasta de Varese, Jolivet encontró un punto de balance y estableció su propio territorio. A través de Varese se beneficiaba de la liquidación de la tonalidad de Schoenberg, mientras que en forma directa recogía elementos de Stravinsky. El gusto por el tumulto organizado de La Consagración de la Primavera se percibe en el Concierto para Ondas Martenot. Nunca usó el principio serial y se oponía al arte de Webern mientras valoraba los refinamientos de otros compositores como Debussy.

A pesar de su habitual hostilidad hacia los sistemas de composición, Jolivet trabajó ocasionalmente dentro de una disciplina particular, como en su neoclásico Concertino para Trompeta (1948), una obra atractiva cuyas secciones lentas desarrollan una melodía muy expresiva. Si hubo un compositor hacia quien mantuvo fidelidad y cercanía, ese compositor fue Bartok, cuya obra mostró la misma libertad de expresión, el mismo interés por la variedad dentro de la unidad y el mismo dinamismo.

Al considerar las bases del estilo de Jolivet se puede delinear su capacidad de integración. Entre las técnicas originales que introdujo en su música están el empleo de acordes de apoyo y los modos parciales que empleó melódica y armónicamente, por ejemplo, en su Concierto para Violín. Su arte retuvo una preocupación por la naturaleza elemental y la expresión humana, con las fuerzas primordiales reveladas a través de la danza humana. Esto se relaciona con su referencia ocasional al exotismo: música india, canto árabe y artes mágicas de pueblos ecuatoriales. Por lo mismo sus instrumentos importantes son la flauta y la percusión, ambos elementales en la música primitiva.

Después de establecer su estilo maduro en 1945, Jolivet compuso prolíficamente apoyado por la Association pour la Difusión de la Pensée Française. Además fue director musical de la Comedie Française desde 1943 a 1959, debutando como director con la partitura de Honegger para Le Soulier de Satin de Claudel. Él mismo escribió una gran cantidad de música incidental y dirigió otras durante ese periodo. Jolivet también fue consultor técnico de la Direction Generale des Arts et Lettres (1959-62), fundó el Centre Français d’Humanisme Musical en Aix-en-Provence (1959) y enseñó composición en el Conservatorio de París (1966-70). En 1951 recibió el Grand Prix otorgado por la ciudad de París.

Durante los 50 y 60 su producción estuvo dominada por una serie de conciertos, cada uno demandante de gran virtuosidad tanto del solista como de la orquesta. El primero fue el Concierto para Ondas Martenot (1947). El Concierto para Piano provocó tumulto en su estreno en Estrasburgo. El Concierto para Arpa tiene una parte solista de cantilena simple y balanceada. Los dos conciertos para cello y el concierto para violín se caracterizan por violentos contrastes, un ingenioso uso de la orquesta, calor y vitalidad.

La escritura virtuosa también aparece en la sinfonía vocal Epithalame (1953) para 12 voces, obra escrita para la esposa de Jolivet con motivo de su vigésimo aniversario de matrimonio. El texto, del mismo Jolivet, está decorado con efectos onomatopéyicos a la manera de las chansons polifónicas del Renacimiento francés. La obra más grande del periodo es el conmovedor oratorio La Verité de Jeanne (1956), compuesto sobre el texto de 1456 del proceso de rehabilitación de la heroína, que se estrenó para los 500 años en su localidad natal de Domremy.

Jolivet falleció en París el 20 de diciembre de 1974.

Más Notas
Maurice Ravel
Félix Mendelssohn
Piazzolla más clásico que nunca
La tragedia de Georges Bizet
Juan Crisóstomo de Arriaga

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Si puo, si puo

    Ingvar Wixell (Tonio)

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 11

  • El Mar

    Claude Debussy

  • Las bodas de Fígaro

    Wolfgang A. Mozart

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 16

  • Sinfonía Nº 1 "Titán"

    Gustav Mahler

  • Romeo y Julieta

    Piotr Illich Chaikovski

  • Finlandia

    Jean Sibelius

Intérpretes

Músicos

Aníbal Troilo

Aníbal Troilo

En estilo diferente pero en proyección semejante a la de Carlos Gardel, ha sido la figura más representativa del tango en la integral estimación de sus valores artísticos y humanos. Su obra involucró a la vez una latitud enteramente original de arte cuyas distintas dimensiones le han distinguido en conjunto, entre los mayores talentos musicales surgidos en el río de la Plata. Se combinaron en su personalidad de director, acaso de la más armoniosa manera que conoce el tango, las dotes del caudillo, las aptitudes del concertador y la naturaleza del estilista genuino.

Poetas

Homero Expósito

Homero Expósito

El más original, el más importante y el más representativo de los poetas del tango, a partir de la brillante generación del cuarenta. Orientó Homero Expósito su inventiva literaria consagrada a la canción popular, en la confluencia de dos actitudes poéticas temperamentalmente opuestas, pero igualmente admirables: el romanticismo nostálgico y evocativo de Homero Manzi, y el grotesco dramatismo sarcástico de Enrique Santos Discépolo. De tan sutil combinación estilística y temática sin proponérselo, logró Expósito definir una novedosa y originalísima modalidad de interpretación para la letra del tango.

Poetas

Celedonio Flores

Celedonio Flores

Nació en Buenos Aires, en el barrio de Villa Crespo, en el que convivían criollos e inmigrantes de diferentes orígenes. En ese activo foco de cultura popular transcurrió su infancia y su adolescencia, convirtiéndose en los años '20 en poeta y letrista de gran popularidad. Sus tangos, muchas veces sentenciosos y moralizantes, con magistrales descripciones de sus personajes, recurrían abundantemente al lunfardo, el argot local.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis